Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
01:23
h

Farruco tiene un libro

    ES CIERTO QUE Farruco tiene un libro. Aunque el título necesita una explicación. Si digo que Farruco escribió un libro, bien dicho estaría, pero la expresión nos separa de la realidad, porque escribir un libro, no es lo mismo que tenerlo y sencillamente Farruco no lo escribió, pero lo tiene, porque lo escribió su padre artístico, José Luis Bernal. Eles e máis eu, Compostelaneando, verá la luz en estos primeros días de junio, resultado de un maridaje con final feliz entre el autor y Editorial Galaxia. El primero se animó a escribir y la editorial no necesitó ni un segundo en tomar su decisión, sabedora de que supondrá una gran aportación a la narrativa gallega. Literalmente podría decirse que es un libro de historia, más que de cuentos, o de aventuras como lo autodefine el autor, porque en sus páginas se describe una época de Santiago de Compostela –desde el nacimiento del autor hasta prácticamente la actualidad–, a través de sus propias vivencias familiares y todas las que fue compartiendo con cada uno de los disparatados, a veces importantes protagonistas del libro y y es también resultado de una vida que nunca se sabe “nin a onde vai, nin cando termina” que transcurre en el contorno de la Praza do Toural.

    Se trata de un compendio de anécdotas, “pinceladas e brochadas” redactadas de forma real, en un gallego culto, de aldea, en el que el autor, con un gran sentido del humor describe uno a uno a cada personaje, entrañable y mágico, relatando de forma muy amena los hechos o acontecimientos que tuvo la gran oportunidad de conocer, compartir y anotar. Me atrevo a pensar que no le debió costar mucho trabajo porque Farruco no deja de ser la suma de todos ellos.

    Todos los protagonistas habitaron en Santiago y fueron contemporáneos de José Luis Bernal, les conoció personalmente e insisto en que seguramente se dejó influir por cada uno de ellos, para ir conformando la identidad de Farruco, que más que hijo artístico, es el espejo donde refleja su refinado y popular humor, al más puro estilo gallego siguiendo pautas de Castelao, diría él. Como complemento perfecto, todas las semblanzas se adornan con fotografías de cada uno de ellos y de Santiago, muchas inéditas, que ayudan al lector a volver atrás en el tiempo.

    Por las páginas transitan historias de ciudadanos que alguna vez respiraron en Compostela, con menciones específicas a su familia, y un homenaje encubierto a uno de sus más admirados ídolos, su hermano Diego.

    Van pasando más de 32, entre ellos, Modesto, el churrero; Franco del Carro, el poeta de la Mahía, Zapatones, el Cardenal Quiroga e incluso Fernández Albor y Fraga Iribarne. Todos ellos tienen en común que “compostelanearon” y por eso están en ‘Eles e mais eu’. Sus amigos, entre ellos Xerardo Estévez y yo, animamos a Farruco a que escribiera sus vivencias, únicas, conscientes de que, de hacerlo, formarían parte del acervo histórico de Santiago de Compostela al dejar constancia, escrita y fotográfica de relatos de la época, narrados sobre algunos personajes esperpénticos, que en otro caso quedarían en el olvido. Está prologada por Suso de Toro y solo la podía escribir el padre de Farruco, don José Luis Bernal , “fillo de José e de Ermitas”.

    10 jun 2020 / 23:01
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.