Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Grabaciones históricas de Andrés Gaos

EL CONSELLO DA CULTURA GALEGA pone a nuestro alcance un impagable registro con una selección de grabaciones históricas de Andrés Gaos, el disco Obras para violín e piano, un nuevo eslabón tras la presentación en el Paraninfo da Universidade compostelana del Fondo Gaos, en el que se encuentran obras cedidas por su hijo Andrés Gaos Guillochón, con más de 70 composiciones –muchas en manuscrito y sin estrenar, abundancia correspondencia epistolar, con músicos como Saint-Säens, Tomás Bretón o Pau Casals–, recortes de prensa, varias grabaciones y dos violines: uno de finales del XVIII y otro de 1928. El disco se va a presentar el jueves en el Paraninfo, a las 12.30 horas, y lo hará la profesora Montserrat Capelán.

A mediados del XX, Gaos recibió uno de los primeros reconocimientos en nuestra tierra gracias al director de la Banda de A Coruña, Rodrigo Santiago, recuperando obras suyas, mientras que el investigador y musicólogo Ramiro Cartelle fundaba la Asociación Musical Andrés Gaos, siendo parte activa de la cesión al municipio coruñés de parte de su archivo musical, con dos violines. Son cuatro en total: los dos de A Coruña son un Gavatelli y uno de E. Moor. Los de Santiago, uno con firma Federico Loechner y otro muy deteriorado de origen alemán (círculo Mittenwald), datado a finales del XVIII.

El propio Consello da Cultura Galega ofreció un concierto con el violín restaurado el 1 de abril de 2019, en una sesión con Florian Vlashi y Julio Mourenza, en la que ofrecieron la Romanza para violín y piano Op.20 y la Sonata para violín y piano Op. 37, en sus tres tiempos, añadiendo la Habanera. En la colección de Música Clásica Galega, auspiciada por la Xunta, en un disco dedicado a la música de cámara, Evgeny Moryatov (violín) y Marianna Prjevalskai piano), eligieron piezas de Gaos y de Manuel Quiroga. La OSG, en la apertura de la temporada 2009/10, dio vida a su ópera Amor vedado, con la soprano Martha Mateu, el tenor Albert Montserrat y el barítono J. A. López, con el coro de la formación de Joan Company y la dirección de Víctor Pablo Pérez. La OSG grabó parte de su obra sinfónica en dos etapas, siendo la más reciente en una entrega de dos cd´s, pasando la segunda como integral, aunque faltasen algunas de sus obras.

Julio Andrade Malde, en el libro Andrés Gaos. El gallego errante confesará cómo tocaba Gaos, partiendo de la apreciación de su hijo: “Dice Gaos Guillchón que una de las cualidades más sobresalientes de su padre era una afinación muy precisa, cosa que el violinista atribuía a las enseñanzas de Monasterio, quien había sido su mejor profesor de violín y el más artista de todos ellos, Según parece, Casals, que también recibió clases del músico cántabro, en la disciplina de música de cámara, no regateaba elogios en cuanta ocasión se le presentaba para destacar la extraordinaria calidad de su maestro”. Gaos jamás olvidó a su viejo maestro, quien lo consideró como su mejor discípulo.

Le dedicó y envió sus Miniaturas, que Monasterio estudió con cariño. En más de un ocasión afirmó que el hermoso sonido y la perfecta afinación que la crítica le reconocía con rara unanimidad como cualidades destacadas, se las debía a su profesor, Jesús de Monasterio. Grabaciones históricas, pues, de Andrés Gaos, con su encanto y aroma añejo por las cualidades de cada registro. Un Andrés Gaos pianista, faceta que cultivará aunque nunca ejerciese como solista, sino como docente o repertorista. Su alumno Manuel Almirall destacaba esos aspectos, mientras dictaba clases a sus pupilos. En ocasiones tendría sus intercambios de pareceres con Maurice Martenot, que apreciará a Gaos por el excelente rendimiento de esas experiencias compartidas.

La delicadeza de las ondas Martenot exigía un acompañante pianístico de finura. Un primer tema de piezas hispánicas con Muiñeira y su Zortzico, dos de sus seis números de Hispánicas, aproximadamente de 1938, en una muestra de gran madurez. En vida solo editó el primero, Niebla en la Alhambra, por lo que sorprende que escoja partes que no fueron destinadas a esa grabación. Romanza fue publicada en Buenos Aires en 1939, de la que su amigo Adolfo Cipriota apreciará su rica armonía cromática que maneja con rara habilidad, destacando las voces intermedias.

El Himno del Centenario la Independencia, que no era original para piano sino para voz y piano, para un concurso en Buenos Aires, en abril de 1916, se convirtió en himno oficial del Gobierno de Tucumán. El Preludio, de 1903, está dedicado a un vate ilustre, el compositor Alberto Williams e íntimo de Gaos. Williams le revertirá el homenaje con la Sonata para violín y piano. El apartado pianístico cierra con Nuevos aires gallegos, estrenado en Buenos Aires en octubre de 1922. Su éxito traería tres ediciones en 12 años. Una suite compuesta tras los primeros Aires gallegos, de 1905, que se servía de melodías existentes, folklóricas y de otros compositores, piezas en el estilo de música de salón.

Destaca también la serie de obras grabadas en discos instantáneos, fabricados con base de aluminio aunque algunos se hiciesen con acero vidrio o papel, muy usados en emisiones de radio. El buen estado de conservación, a pesar de su fragilidad, permite digitalizarlos en el INT de la Universidad Nueva de Lisboa. Un trabajo complejo parecido al de la propia interpretación. Los diferentes técnicos pueden lograr distintos resultados. Isaac D. Raimundo tuvo especial cuidado en la búsqueda del sonido original, no solo en la transcripción, eliminando el ruido de las rayas y la suciedad acumulada por el tiempo.

Obras para violín y piano, que comienzan con una Muiñeira, y en la que el violín trata de emular el sonido de la gaita con un sencillo acompañamiento de piano. El autor no la conservó en su archivo y gracias a Víctor Hormaechea (violín) y Andrés Gaos Guillochon (piano) vuelve a tener vida. Fue retransmitida por Galicia América, del Instituto Argentino de Cultura Gallega, del Centro Gallego de Buenos Aires.

08 nov 2020 / 22:09
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito