Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h
camino. Juan Zemboráin y su hijo Santiago, que padece autismo, han completado la Ruta Jacobea desde Roncesvalles en una bicicleta tándem // La ONG fundada por el padre promueve la inclusión a través del ciclismo // “Muchos niños pueden salir de su encierro con la herramienta adecuada” TEXTO V. Álvarez

La bici que supera todos los obstáculos

El Camino de Santiago nos deja frecuentemente historias preciosas y que vale la pena contar, como es en este caso la de Juan y Santiago Zemboráin. Este padre e hijo procedentes de Argentina acaban de completar la Ruta Jacobea en bicicleta tras obtener la beca Where is the limit para cumplir su propósito: completar en tándem el Camino desde Roncesvalles.

Juan Zemboráin cuenta a EL CORREO GALLEGO que esta historia viene de años atrás. “A mi hijo le diagnosticaron hipotonía muscular y autismo. Creímos que el ciclismo sería de ayuda para él, y de repente no había forma de hacerle parar, así que decidí hacerme con una bicicleta tándem para poder viajar juntos. Y de un momento a otro, estábamos haciendo unos 40 kilómetros al día”. Al ver que Santiago disfrutaba tanto de este deporte, su padre le prometió que algún día recorrerían los Andes, y en 2019, se embarcaron a la aventura. “Cruzamos toda Argentina y los Andes, y al acabar nos preguntamos: ¿y ahora qué?”, asegura Juan.

Continuaron entrenando y formaron la ONG Empujando límites, con la que promueven la inclusión a través del ciclismo. Con la mencionada beca Where is the limit les llegó la oportunidad de hacer el Camino de Santiago. Para hacerse con ella, obtuvieron la más que considerable cantidad de 8.500 votos, lo que les hizo ganadores. Con la beca otorgada a la ONG, recibieron ayuda para financiar este viaje. Y aunque por la irrupción de la pandemia se tuvo que postergar, este año por fin les llegó su gran oportunidad.

“El primer motivo por el que decidimos emprender la Ruta Jacobea es porque nos gusta, simplemente eso. Pero también para fomentar el tándem como herramienta de inclusión”. Especialmente en España, donde, señala Zemboráin, su uso no está muy extendido: “Aquí no son muy utilizadas. Apenas hay un par de atletas conocidos y un grupo de Barcelona que le da algo de visibilidad. Durante el Camino, de hecho, no nos cruzamos a nadie más utilizando este medio, nos sorprendió mucho”.

Y ante tal situación subraya que son una gran herramienta. “Cuando una persona tiene un problema de este tipo, la gente no debe esperar un milagro, hay que cambiar la actitud. Si queremos un mundo inclusivo, el primer sitio que debe serlo, haciendo cambios, es la familia”.

Precisamente por este motivo, Empujando límites está intentando importar 30 tándems de calidad a España, apoyando así el crecimiento de su uso en el país.

LA EXPERIENCIA DEL CAMINO. Viajar desde Argentina a España para completar después 757 kilómetros en bicicleta es una experiencia que Juan y Santiago no olvidarán jamás. El padre señala que “el Camino es fascinante. Los cambios de paisaje y de color, del amarillo inicial al verde gallego, nos han impresionado mucho. Hicimos un promedio de 65 km al día, y al llegar a Galicia nos encontramos con las primeras lluvias”. Si bien puede parecer un gran reto, el argentino asegura que “aunque podemos llegar cansados al final de cada etapa, al día siguiente siempre queremos más. Sobre todo mi hijo, que es todo un titán y está disfrutando muchísimo este viaje, y al final es lo más importante”.

“Aprovecharemos para quedarnos un poco en Santiago y ver la ciudad, y si nos diese tiempo antes de tener que volver a Argentina, nos gustaría seguir el Camino hasta Fisterra”, señala Juan, que para concluir lanzó un mensaje acorde a la filosofía de Empujando límites: “Es muy lindo tener sueños a largo plazo, y sobre todo, poder cumplirlos”.

09 oct 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito