Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 15 mayo 2022
00:17
h
ENTREVISTA
ALEJANDRA VALLEJO-NÁGERA // Psicóloga

“La felicidad no es imposible. Lo imposible es el estado de bienestar eterno”

“La consciencia de la muerte me ayuda a cuidar y amar mucho más la vida”

Reconocida especialista en el campo de la psicología aplicada al mundo de la comunicación, terreno en el que centra su actividad profesional desde hace más de treinta y cinco años. Es profesora universitaria (Instituto de Empresa, ESIC y Universidad Autónoma de Madrid), articulista, conferenciante, directora de talleres de estimulación intelectual y neurociencia, especialista y formadora de Mindfulness.

Pocas cosas pueden transmitir más paz que hacer una etapa del Camino de Santiago con Alejandra Vallejo-Nágera...

Muchas gracias. Me encanta saberlo.

Desde Astorga hasta Rabanales del Camino da tiempo a hablar de muchas cosas de fondo... ¿Por dónde va el hilo de su conversación en la etapa?

Curiosamente me cayó en gracia esta etapa. Lo digo porque suele ser la que se saltan la mayoría de los peregrinos. Es árida, francamente menos exuberante que otras. Sin embargo, es la que yo habría pedido diciendo: “dadme la que no le guste a los demás”. Así que me tocó porque me tenía que tocar. Y me tenía que tocar porque ese vacío paisajístico me inspiró para hablar de uno de mis temas favoritos: la muerte. Dirán los lectores que soy muy tétrica. ¡Todo lo contrario! A mí, saber que esto se puede acabar de un momento a otro, me ayuda a cuidar y amar mucho más la vida. Y, además, me parece esencial tenerla en cuenta ahora que la pandemia nos la ha presentado tan de cerca.

Esta serie busca ayudar a levantarnos con garbo después de la pandemia.

Ojalá lo consiga, porque es un proyecto precioso y está realizado con un esmero que es un prodigio. Creo firmemente que cualquiera que dedique su tiempo a caminar virtualmente con nosotros, saldrá fortalecido con la experiencia, igual que salimos los peregrinos de la serie.

El Camino de Santiago da pie a muchas metáforas sobre la vida. ¿Cuál es su preferida?

Hay etapas espectaculares, tan bonitas que te envuelven. Casi no cuesta trabajo transitarlas. Igual que en la vida, en esos días donde todo parece ir bien. También hay etapas difíciles, exigentes, que no son bonitas. Para mí son las más significativas porque, si prestas atención, es fácil descubrir cómo comenzamos a quejarnos: nos pesa la mochila, nos hacen daño las botas e incluso nos lesionamos... Echamos la culpa de todo a los demás, a la vida, a lo torpe que soy por estar en este tramo en lugar de saltármelo. Exactamente igual que hacemos en los días en los que las cosas no salen como teníamos previsto.

Muchas personas caminan por la vida pensando que ser felices es imposible...

¡No es imposible! Lo imposible es que ese estado de bienestar se prolongue eternamente, sobre todo si lo vemos como un derecho adquirido. Las personas que se declaran felices lo hacen por dos razones: porque son capaces de disfrutar de lo pequeño y porque pueden compartirla con sus seres queridos.

¿Es posible ser feliz si no me pregunto quién soy y a dónde voy?

Conocerse a uno mismo es una asignatura pendiente para la mayoría de las personas, y esa es la razón de tanto apego inmaduro y de tanto amor condicionado.

En las primeras imágenes que se han visto de la serie, la vemos haciendo ejercicios de meditación y mindfulness con Miguel Ángel Tobías.

Los ejercicios de mindfulness mejoran la salud física, mental, emocional y anímica. Se entrenan meditando, sirven para sosegar el ciclón de pensamientos, para aclarar la mente y rejuvenecer el cerebro, pero no salen a la primera. Merecen la pena, porque un cerebro entrenado en calmarse es capaz de responder a los desafíos de la vida de una forma más efectiva, menos violenta, más clarividente y eso es bueno tanto para uno mismo como para los que le rodean.

¿Es posible sintonizar con la vida de tal manera que nos salga siempre una sonrisa de agradecimiento?

A corto plazo, no creo. Hay problemas graves que ocasionan gran sufrimiento y que en principio son todo menos dignos de agradecimiento. Otra cosa es aprender a vivir con ello y sacar conclusiones que ayuden a llevar una vida lo más plena posible, a pesar de las circunstancias. Me revelo ante ideas como que “el sufrimiento es opcional”, porque me parece de lo más humano sufrir cuando recibes un mazazo vital. El sufrimiento requiere reconocimiento, espacio, tiempo, acopio de no poca resiliencia e inteligencia, además de apoyo de seres queridos y personas en las que confiamos.

¿Seremos más espirituales después de la pandemia?

Ojalá sea así. Hemos pasado un largo periodo de materialismo y de presencia ignorada de Dios.

¿El Camino interior será una buena herramienta para la salud psicológica?

Creo que cada peregrino que forma parte del proyecto aporta el resultado de experiencias desafiantes que vivieron en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos pueden servir de referencia y estímulo para aquellas personas que, por algún motivo, estén pasando por un vacío o un bloqueo existencial.

La huella

Alejandra Vallejo-Nágera es un océano pacífico que baña la tercera etapa de El Camino Interior. Psicóloga. Escritora. Conversa a quererse a sí misma y a los demás después de un cáncer que pudo ser una estaca, y fue un trampolín. Lleva años exprimiendo su experiencia vital y la de muchas personas que se le abren, algunas de ellas en el último suspiro de vida. Ha convertido su talento en un ventilador de humanismo que refresca el planeta, porque conoce a las personas, las comprende, las ayuda, y las salva.

04 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.