Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

La galería de O Pombal, una red de canalización romana que desviaba el agua al Sarela

Un arquitecto especialista en historia antigua y urbanismo apunta a que la construcción puede remontarse al siglo I

Las obras de acondicionamiento del muro del Pombal pudieron haber destapado un importante fragmento de la historia antigua de Santiago. La aparición de lo que apuntaba ser la entrada de un pasadizo sorprendió a los operarios que trabajan en el acondicionamiento del muro que había sufrido desprendimientos a causa de la filtración de agua. Tras conseguir destaponar el agujero, comprobaron que, en efecto, lo que había detrás se trataba de un pasadizo subterráneo que está inundado en algunas zonas. Actualmente, un grupo de paleontólogos continúan examinando el terreno junto a una arqueóloga municipal.

EL ORIGEN DE COMPOSTELA. Tras confirmar que la galería presenta ramificaciones en su interior, algunas de ellas en estado de derrumbe, continúan evaluando sus canales. A este respecto, la teoría con mayor peso barajada por los expertos a medida que los estudios progresan indica que el descubrimiento podría tratarse de un acueducto romano, un aspecto que puede detallar con mayor exactitud los orígenes de Compostela.

“La ciudad de Santiago tiene sus orígenes en la época romana romana, en el siglo I, como enclave fuerte. Su nombre de origen celta la delata: Assegonion o Asseconia, que podría interpretarse como la propiciada”. Así se recoge en el estudio Asseconia. La Génesis Romana de Santiago de Compostela, realizado por el arquitecto y especialista en Proyectos, Historia y Urbanismo por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona Carlos Sánchez-Montaña.

En esta línea, Sánchez-Montaña considera que “el acueducto encontrado en O Pombal no es una infraestructura para proveer a la ciudad de agua, sino para captar el agua y desviarla hacia el río Sarela”, explica el experto.

Además, añade que “se construyó a causa de las escorrentías que se producían en el monte de Santa Susana, lo mismo que provocó que el muro cediese. Por este motivo se construyó una red de saneamiento, con el objetivo de evitar que toda esa agua se volviese en contra de la ciudad”.

El arquitecto explica que en la antigua Asseconia, la urbe romana situada en el enclave de la actual ciudad de Santiago, los romanos se proveían de agua desde la zona norte a través de una red de abastecimiento que repartía el agua a la población; mientras que, por otro lado, la galería encontrada funcionaría en un sentido contrario, desviando los excesos de agua hacia donde está ahora la iglesia del Carmen de Abaixo, al borde el río Sarela.

ORIENTACIÓN HISTÓRICA. Así, el misterioso pasadizo está cada vez más cerca de encontrar una orientación histórica concreta. En esta línea, el arquitecto explica que la existencia de este hallazgo es posible debido al origen romano de la propia ciudad, que lleva a repensar la historia de la urbe.

Una parte de este estudio, que lleva por título Asseconia, la génesis urbana de Compostela. Estudio arqueográfico, aborda el origen de Santiago en base a las excavaciones arqueológicas realizadas en la Catedral y su entorno, y que, según explica, “presentan un núcleo de población inicial definido como una mansio viaria en la vía romana XIX”.

Así, señala que, gracias al uso de la arqueografía urbana, una técnica propia de la disciplina de la geometría para medir la tierra representada en las diferentes cartografías, fotografías y planos, y ordenadamente sobre el “tablero arqueográfico”, es posible comprobar sus conexiones con el resto de elementos del territorio que se analiza

Tal y como expresó Sánchez-Montaña en declaraciones a EL CORREO GALLEGO, “puedo asegurar que lo que vemos hoy en día como la Almendra tiene un conjunto de elementos, calles, vías, formas y orientaciones que se relacionan directamente con las estructuras romanas del siglo I”.

“Excavaciones en diferentes lugares de la Catedral, y en la plaza de la Quintana, frente a la Puerta Real, han dejado constancia de importantes estructuras romanas que deben ponerse en relación con las exhumadas en el brazo sur de la Catedral. Existen diversas publicaciones que detallan de forma concreta la cronología de muros y los elementos encontrados”, relata el artículo.

UN ARA DEDICADA AL DIOS JÚPITER. En la publicación se presenta una hipótesis que tiene como objeto central de estudio los muros situados en el bajo de la Catedral. De esta forma, estas construcciones, indica su autor, “forman parte de un edificio que ocupaba una zona del actual claustro de la Catedral y que aún puede ser analizado bajo las naves de la basílica y que presenta una relación geométrica y una estructura semejante al templo capitolino, dedicado a Júpiter, situado en el foro de cada uno de estos enclaves antiguos”.

A este respecto, el estudio arroja un posible enclave romano anterior al desarrollo de la ciudad de Santiago, que explicaría, entre otros hallazgos, la galería de O Pombal, un acueducto romano destinado al saneamiento de Asseconia.

Asseconia
Origen de la urbe

··· El posible origen romano de la ciudad de Santiago se remontaría al siglo I, a un enclave que corresponde con Asseconia, lugar que, según describe Carlos Sánchez-Montaña, “se situaba a 22 kilómetros de Iria Flavia”, exactamente en el lugar en el que se encuentra ahora la actual Compostela y que corresponde “a un enclave altoimperial”.

··· Según se recoge en el estudio ‘Asseconia, la génesis urbana de Compostela. Estudio arqueográfico’, “la presencia del dios Júpiter en el lugar de Compostela toma fuerza material por la existencia de un ara dedicada a Júpiter Óptimo Máximo en los mismos muros de cimentación de una columna en la nave sur de la Catedral, en el lugar en donde la teoría urbanística establece que debería erigirse el templo a esta divinidad romana”. En Lisboa existe un ara a Júpiter Assaeco, utilizando una fórmula de invocación muy extendida en el Imperio.

02 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito