Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 21 septiembre 2020
02:30
h

Los funerales se ‘ponen al día’ tras el confinamiento por el covid-19

Muchos familiares prefirieron esperar a que las limitaciones de aforo no fueran tan restrictivas // En la actualidad puede haber una ocupación del 75 por ciento

Ni besos, ni abrazos de condolencia, sin velatorio y con un máximo de tres asistentes a los entierros. Así fue el último adiós para aquellas personas que fallecieron durante el confinamiento, algo que para muchas familias es difícil de aceptar.

Por esta razón, estos días se publican en los rotativos numerosas esquelas de aquellos que murieron en la cuarentena y que no pudieron tener un funeral o simplemente, sus familiares, debido a las restricciones existentes en aquel momento, optaron para dejarlo más adelante. La mayor parte de estas ceremonias postergadas se corresponden con localidades próximas a Compostela como Boqueixón.

En la capital gallega, en templos como la Colegiata de Sar, según confirmó a este rotativo su párroco, José Porto Buceta, “estos días solamente oficiamos un funeral de una persona que falleció durante el confinamiento. Se hizo con un aforo reducido y acudieron sobre unas 120 personas”, explicó. Hay que tener en cuenta que esta iglesia tiene una capacidad para más de 200 personas.

Porto Buceta añadió “que los asistentes cumplen escrupulosamente con las normas marcadas para este tipo de ceremonias. Mantienen la separación en los bancos y hacen uso de los geles hidroalcohólicos que hay en el recinto”.

El párroco de San Caetano, Víctor M. Sánchez Lado, indicó que él “ofició dos o tres funerales de fieles que fallecieron durante el confinamiento y cuya familia prefirió esperar a que cesase el estado de alarma”. Según afirma este vicario “en Galicia la gente no admite que en un funeral solo haya cinco o seis personas. Están acostumbrados a que asistan cien personas o más”, de ahí que en muchos casos se estén realizando ahora sus entierros.

No obstante, también hay feligreses que prefieren dejarlo ya para el año que viene, coincidiendo con el primer aniversario de la muerte. “Ya tengo varios funerales señalados para el año que viene, porque la gente quiere que el oficio se celebre justo el día del aniversario”, señaló.

En la actualidad, la asistencia a lugares de culto no podrá superar el 75 por ciento de su aforo. Es obligatorio utilizar mascarilla en la entrada y salida del recinto y en los desplazamientos en el interior entre espacios comunes. Además, no se permite el uso de agua bendita y las abluciones rituales deberán realizarse en casa.

Además, se limitará al menor tiempo posible la duración de los encuentros o celebraciones. Durante el desarrollo de las reuniones se evitará el contacto personal, tocar o besar objetos de devoción u otros objetos que habitualmente se manejen. Asimismo, los velatorios podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, debidamente habilitadas con un límite máximo, en cada momento, de 70 personas en espacios al aire libre o de 30 en espacios cerrados, independientemente de que sean o no convivientes.

sregueira@elcorreogallego.es

datos
Casi sin bodas este año

··· En la Colegiata de Sar, uno de los lugares preferidos por los compostelanos para casarse este verano solo se ofició una boda, que se celebró ayer con una asistencia de alrededor de 20 invitados.

···El resto de enlaces previsto en Sar para este año, según confirmó Porto Buceta se trasladaron al año que viene, porque “la gente no quiere casarse con tantas normas y pocos invitados”.

··· En el caso de San Cateano este año se han quedado sin enlaces. “Los novios prefieren darse el sí quiero el año que viene”, dice don Víctor. En Sar el año pasado se celebraron diez enlaces y en San Caetano catorce, unas cifras muy distintas a las de este 2020.

··· Otro tipo de celebraciones como bautizos y comuniones no se están aplazando al mismo nivel que las bodas, puesto que no suele haber tantos invitados como en los casamientos.

Celebración de San Caetano, patrón de los que buscan trabajo
Los feligreses que ayer visitaron la capilla pudieron ganar la indulgencia plenaria

Santiago. La capilla de San Caetano celebró ayer el día de su patrón, durante el cual los feligreses que visitasen el templo pudieron ganar la indulgencia plenaria, por ser el titular de la parroquia. Además, ayer finalizó la novena en su honor. Cayetano de Thiene, o San Cayetano, nació en Vicenza, Italia, en 1480.

A los 25 años fue nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma. Desde ese puesto ayudó a reconciliar a la Santa Sede con la República de Venecia. En la Navidad de 1517 estando en misa en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma tuvo una visión, en la cual la Virgen le entregaba al niño Jesús en sus brazos. Años después, en 1524, fundó la orden de los Teatinos o Clérigos Regulares, con la finalidad de luchar contra la Reforma Protestante y servir a los más pobres.

Cayetano de Thiene fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X. Es patrón de los gestores administrativos, así como de las personas que buscan trabajo y los desempleados y es llamado Padre de la Providencia y patrono del pan.

Sus restos hoy se encuentran en la cripta de la Basílica de San Pablo Maggiore (Vía dei plebiscito y vía San Gregorio Armeno) y sobre su tumba está escrito en latín: “Aquí descansa el que ora insistentemente por su pueblo”. Murió el 7 de agosto del año 1747.

08 ago 2020 / 00:13
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.