Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h
ENTREVISTA
XUAN SHAO // Profesora de chino en Compostela

“Me gusta Santiago porque es una ciudad segura y también tranquila”

Xuan Shao es lingüista y directora de una academia de idiomas ubicada en la zona de Área Central, donde imparten clases de chino, su lengua materna. Shao lleva ya catorce años en España, de los cuales once los ha pasado en Santiago. Llegó sola a nuestro país por motivos de estudios, en concreto, para cursar un máster universitario en Salamanca, ciudad en la que hizo amigos picheleiros. Poco más tarde, decidió trasladar su equipaje a Compostela para dar clases. Ahora asegura que ya no piensa regresar a China.

“Antes de vivir aquí, había estado en plan turístico”, dice, con una sintaxis divertida. No era la primera vez, por lo tanto, que pisaba suelo gallego. “Cuesta acostumbrarse unos años tanto al idioma como al carácter de los gallegos”, asevera Xuan Shao. Ahora está tan a gusto que incluso le gusta ver llover y no sabe cómo explicar el encanto de jarrear o de mojarse a caldeiros.

¿Por qué decidió venirse a España?

Me vine por estudio. Cursaba Filología Hispánica en China y luego me fui a Salamanca para empezar un máster. La verdad es que llegué a Santiago por casualidad. En Salamanca conocí a unos amigos que eran de aquí. Antes de vivir, había venido de viaje varias veces. A día de hoy, llevo ya 14 años en España, once en Santiago. He decidido trabajar aquí para dar clases particulares de chino. Solo vivo yo en la ciudad, pues mi familia está en China.

¿Piensa en regresar a China?

No. Estoy bien aquí, con trabajo.

¿Cómo es la forma de ser de los chinos respecto a la de los gallegos?

Son bastante diferentes. Como los chinos son orientales, son más tímidos; es decir, no son tan expresivos ni son tan emocionales como la gente gallega. No somos tan abiertos a primera vista, pero sí que somos abiertos cuando tenemos más trato con las personas. Puedes ser muy abierto, pero no te sale al momento, nada más conocer a alguien.

¿Tuvo dificultades para socializar?

Para socializar, no hay problema. Lo que sí fue un hándicap fue el idioma. Como el gallego y el castellano no se parecen nada al chino... incluso el ritmo al hablar... cuesta acostumbrarse unos años. Después, poco a poco, ya sabemos...

¿Tenía alguna opinión de los gallegos antes de venir?

No conocía nada a los gallegos. Son muy amables y tienen mucha tolerancia con las personas de otros países. Me tratan como a uno de ellos. Además, la ciudad es segura y el ritmo de vida es tranquilo. Todo va bien. No veo nada raro. No tuve ningún accidente –incidente– desde que estoy aquí, como robos.

¿Alguna vez se sintió discriminada?

No, nunca. ¿Por qué?

¿Por qué la gente se decanta a estudiar chino?

Con esta academia tengo alumnos fijos. Les gusta estudiar el idioma, pero también la cultura. Cada cierto tiempo organizamos manualidades, talleres de cocina, cuentacuentos... De todas formas, no tenemos tantos alumnos como tienen, por ejemplo, las academias de inglés o francés. Contamos con alrededor de cuarenta o cincuenta estudiantes. Cada vez hay más adultos que niños interesados. Me imagino que saber chino tiene unas ventajas en el campo laboral y, en Galicia, hay poca gente que sepa chino. Entonces, si sabes el idioma, puedes ser más competitivo. En cuanto a los niños, la mayoría se apuntan por el interés de los padres, un poco por el mismo motivo que los adultos.

¿Tiene algún lugar preferido dentro de la ciudad?

La ciudad antigua me gusta mucho. Paso por ahí de vez en cuando. También me gustan las zonas verdes. Viví en Salamanca y no hay tantos jardines. Están bonitos por la lluvia, por la humedad... ¡Me encanta la lluvia! También me gusta hacer excursiones por los lugares cercanos a Santiago. Las ciudades chinas son gigantes, pero aquí puedes recorrerlo todo andando sin ningún problema. Es muy cómodo.

¿Por qué le gusta la lluvia?

¡No sé cómo explicarlo!

¿Cocina algún plato típico gallego?

¡La gastronomía me encanta! Sobre todo el pulpo, que tiene un sabor especial. Sí que he aprendido a hacer alguna comida típica. Me gusta saber cada vez más cosas para mezclar platos gallegos con platos chinos. Aquí, por ejemplo, se come mucho la crema de verduras, que se cocina poco en China. Además, en Galicia utilizan más quesos, más lácteos... Eso en China no se hace. Sin embargo, ahora lo añado siempre.

01 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito