Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
17:29
h

Merecido homenaje a Rafael Silva, fundador de la librería Follas Novas

El establecimiento abrió sus puertas en el año 1971, en una desértica calle Montero Ríos // Muchos personajes ilustres se pasearon entre sus estanterías

El aspecto que ofrecía la calle Montero Ríos en el año 1971, cuando la librería Follas Novas abrió sus puertas, no tenía nada que ver con el de hoy en día.

Allí apenas había dos negocios más: la cafetería Jocar y la Farmacia Salgado, que todavía existen actualmente. Rafael Silva, el fundador de Follas Novas, ha sido testigo de cómo esta calle pasó de ser casi un descampado, rodeado de los cultivos de los Agros de Ramírez, a convertirse en uno de los principales ejes comerciales de la capital gallega, mientras su librería se refería en todo un referente para el mundo de la cultura.

Por esta razón y por sus cincuenta años al frente de su negocio, Rafael Silva recibió este martes un emotivo homenaje, que le hizo especial ilusión por venir de sus vecinos, puesto que fue la asociación Raigame la que organizó este merecido reconocimiento en el centro sociocultural del Ensanche. Eso sí, haciendo gala de una gran humildad, Rafael Silva dijo no sentirse merecedor del mismo, puesto que cree que hay otros muchos compostelanos que también se lo merecen.

Al acto asistió el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, que reconoció la labor de este insigne librero, que supo hacer de Follas Novas un templo de la literatura y las letras. Xosé Manuel Durán, presidente de Raigame, fue el encargado de presentar el acto y dar paso a la conferencia de Anxo Angueira, presidente de la Fundación Rosalía de Castro. Después, Xaquín Mato, presidente de honor de Raigame, entregó una placa de recuerdo al homenajeado.

Rafael Silva abandonó la carrera sacerdotal por su amor a los libros y fundó en el año 1971, en la calle Montero Ríos, Follas Novas.

Fue la cafetería Jocar, uno de los dos negocios que había en la calle Montero Ríos en aquellos momentos, la que sirvió un vino español el día de la inauguración del establecimiento, a la que no faltaron personajes tan ilustres como Ramón Piñeiro, Antón Fraguas o García-Sabell, entre otros muchos.

La librería también fue evolucionando con el paso de los años y adaptándose a los tiempos modernos. Así, en sus inicios arrancaba con doscientos ejemplares, y hoy en día las estanterías de este lugar tan especial albergan un millón de libros, entre los que los amantes de la lectura pueden perderse y pasar horas y horas rebuscando sus títulos favoritos.

También los gustos cambiaron. Según contaba Silva a EL CORREO, al principio una de las obras más demandas, debido sobre todo a la influencia del Concilio Vaticano II, fue El Catecismo Holandés, así como los textos relacionados con el comunismo, como los estudios de Lenin o Marx.

Los títulos que menos se vendían en los primeros años de Follas Novas eran los editados en gallego, en parte, porque la oferta era mucho más limitada, ya que había menos editoriales que publicasen en gallego.

De lo que no tiene ninguna duda este empresario es de que el libro de papel ganará la complicada batalla a los soportes y medios digitales, “porque a la gente le gusta leer en papel y no va a desaparecer”, sentencia.

Y aunque no es partidario de dar consejos, cree que la clave del éxito de su librería está en rodearse de un grupo de empleados que saben mucho de literatura.

A sus 83 años de edad, Rafael Silva piensa seguir al pie del cañón y continuar yendo todos los días a Follas Novas.

datos
Citada en obras literarias

··· Ramón Piñeiro llamaba a Follas Novas la otra Catedral, ya que lo consideraba el templo de los libros.

··· Roberto Bolaño citó en ‘2666’ a la librería compostelana. De hecho, incluso figura el número de teléfono, y desde entonces reciben llamadas preguntando si Follas Novas existe de verdad.

··· El relevo generacional está asegurado, ya que serán los sobrinos de Rafael Silva los que se hagan cargo del negocio el día de mañana. Algunas de las librerías más míticas de Santiago cerraron sus puertas porque sus propietarios no tenían sucesores que quisiesen hacerse cargo del negocio familiar.

··· Rafael Silva Costoyas (Silleda, 1937), tras pasar por el seminario de Santiago, hizo la tesis doctoral en Salamanca y, en Roma dedicó cuatro años al estudio de la Biblia con los jesuitas. Fue en 1971 cuando abandonó la carrera sacerdotal y fundó Follas Novas, en Montero Ríos.

··· Librerías tan míticas como Gali o González, ubicadas ambas en la Rúa do Vilar, cerraron sus puertas hace unos años y no fueron las únicas. También la librería Toural, Encontros, Vetusta o Abraxas se despidieron para siempre. En unos casos la falta de relevo generacional fue la causa y en otros, la crisis económica provocó que estos negocios no pudiesen seguir con su actividad.

09 nov 2021 / 21:14
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito