Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h
ENTREVISTA
FABIANA AMBROA // Estudiante uruguaya del programa Retorna

“Mi abuela nunca más regresó a Galicia y ahora lo hago por ella”

La tradición gallega en Uruguay es muy fuerte. La cultura sigue viva en los centros gallegos, que organizan actividades de folclore. Yo conviví con eso y con el idioma desde muy pequeña

Fabiana Ambroa tiene 30 años y es nieta de emigrantes gallegos, haciendo gala a su apellido. Sus abuelos paternos son de Vilagarcía de Arousa y de Cotobade. Sin embargo, nunca más regresaron a Galicia desde que escaparon de la guerra: “Tenía tíos aquí, pero ya no queda nadie porque han muerto”, dice. No obstante, la cultura “seguía viva” en Uruguay gracias a la actividad de los centros gallegos, donde Ambroa se enriqueció del ambiente folclórico que se respiraba.

Licenciada en Relaciones Internacionales, la joven se puso en contacto con una amiga alemana porque quiso participar, como ella, en esta serie. Todas las mañanas tiene la rutina de leer la web de EL CORREO, admite. Al otro lado del teléfono, está de camino al carnaval de Xinzo de Limia. Lleva seis meses de estancia en Santiago y asegura que es excelente que se dé a conocer su historia en estas líneas: “Es muy lindo escuchar la experiencia de los que venimos de fuera y de cómo encontramos Galicia”.

A diferencia de otros entrevistados, usted sabía mucho de Galicia antes de volar hacia aquí.

La tradición gallega en Uruguay es muy fuerte. La cultura sigue viva y los centros gallegos son muy potentes. Además, casi todos somos descendientes de gallegos. Mi abuela, que ya está muy mayor, me hablaba en gallego cuando era pequeña. Me animó a venir porque le hacía ilusión que conociera Galicia de primera mano. Ella nunca más volvió.

¿Sabe decir algo en gallego?

Estoy aprendiendo a hablarlo gracias a un programa del Concello. Lo compagino con los estudios de Máster en la facultad de Ciencias Económicas. Vine por el programa Retorna de la Xunta, que aspira a traer a descendientes de emigrantes gallegos de nuevo a Galicia.

¿Por qué decidió venir a la USC?

También me admitieron en las Universidades de Vigo y de A Coruña. Me decanté por Santiago por logística. En una ciudad pequeña y puedes ir caminando a todas partes.

El Carnaval de Uruguay es el más largo del mundo, con casi 50 días de fiesta. Ha coincidido con el gallego. ¿En qué se diferencia del Entroido?

En primer lugar, el clima es diferente por el hemisferio. En Uruguay ahora es verano. El Entroido tiene mucha historia simbólica. Por ejemplo, en la localidad ourensana de Laza llueven hormigas y harina para espantar a los malos espíritus. El de Uruguay es una celebración de la cultura afro. Están presentes el tamboril y los ritmos candombe. El Entroido en Ourense, con sus disfraces, comparsas, caras pintadas, máscaras... me hizo acordarme mucho de mi tierra.

¿Qué echa de menos de Uruguay?

No se extraña la comida, por ejemplo, que es más o menos igual que aquí. Extraño lo que es la Rambla de Montevideo, el mar... encontré algo parecido en A Coruña. Por lo demás, me siento muy en casa a nivel tradiciones, rutina, comida...

¿Qué itinerario le propone a alguien que pise la ciudad de Santiago por primera vez?

Mi sitio favorito es la Alameda. Por eso les aconsejo que se paseen por allí. Acto seguido, que se pierdan por el casco histórico de Santiago, por el Obradoiro... También recomiendo caminar por la orilla del río Sarela y descubrir la ruta de los dioses gallegos en Monte Viso. La ciudad es muy verde y natural.

Una canción de Fredi Leis habla de “la humanidad de todo buen gallego” para acoger al forastero.

Totalmente de acuerdo. Siento cercanos a los gallegos. Muy parecidos a cómo somos los uruguayos. Son de conservar sus amistades, de generar ese vínculo fuerte, de ir a sitios juntos, como al Entroido.

Aunque ambos somos hispanohablantes, ¿le costó descifrar ciertas palabras o expresiones a su llegada?

No demasiado, pero sí que es cierto que algunas palabras son diferentes. Por ejemplo, a la nevera le decimos heladera o a las zapatillas deportivas, championes.

Si no tiene más que hablar con alguien, ¿le dice “ir a la chingada”?

Para cortar conversaciones solemos utilizar “Ta”, como vale, OK.

En Uruguay es típico que se celebren mercados en cada barrio al menos un día a la semana.

En el mío de Montevideo eran todos los sábados. Me gustaba ir para buscar productos locales. Ahora lo cambio por el mercado de Abastos o por la feria de Vite de los jueves. Eso sí, ¡las hierbas para el mate me las he traído de mi país! (risas).

09 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito