Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
20:17
h
autocaravanas. Las multas a los conductores que estacionan en el Campus Vida siguen provocando quejas // Salgueiriños no acaba de convencer a muchos de los viajeros, que notan falta de servicios en comparación a otras zonas de aparcamiento // Existe confusión por la normativa vigente TEXTO Andrea Oca

“Necesitamos zonas de sombra”

Sea por el calor que ha hecho estos días en Santiago, o porque la ciudad continuó hasta ayer en fiestas, la mayor presencia de autocaravanistas sigue generando polémica en torno a sus zonas de aparcamiento. Muchos de estos viajeros recurrieron a principios de semana a estacionar sus vehículos bajo la sombra de los árboles del Campus Vida, lo que ha molestado a algunos vecinos y ha provocado varias multas de la Policía Local. La posición del Concello, que redirige a la ordenanza municipal que prohíbe el estacionamiento de estas casas rodantes fuera de las zonas habilitadas, no convence a los conductores: “Es la polémica de siempre sobre si la autocaravana se puede estacionar libremente. En principio, mientras no se abran ventanas ni se saquen sillas, se puede aparcar en cualquier sitio”, comenta un ciudadano de Vitoria desde la zona habilitada para estos vehículos, en Salgueiriños. A lo que añade que, muchas veces, son los propios cámpines los que motivan las quejas.

Muy cerca de ellos, unos viajeros de Valencia denuncian que se hayan impuesto esas multas a sus colegas: “Es una vergüenza, porque te ves limitado a un campin y nosotros solo estamos para una noche, es decir, para estacionar. Y las multas se han producido solo por aparcar, cuando abres un toldo o sacas una mesa ya es un tema diferente”. En su caso, han ido directos a Salgueiriños al enterarse de lo ocurrido, “para no tener problemas, porque se está comentando mucho en una aplicación que solemos utilizar todos los autocaravanistas”.

¿Y cuál es el origen de la polémica? La respuesta está en las funcionalidades de cada zona. Salgueiriños es, puramente, un aparcamiento con servicio de vaciado de aguas grises y negras, necesario para estos vehículos. Punto. No hay zonas de sombra ni otros elementos, que algunos echan en falta. “Este recinto está un poco a la intemperie, y nosotros necesitamos algo de sombra porque se concentra mucho calor dentro. Con algo de sombra estaría genial. En mi caso no me importa, pero si estuviese más días me afectaría más”, afirma un turista de Guipúzcoa. Eso sí, reconoce que sí tienen los servicios más básicos, y que la mayor parte de zonas habilitadas para estacionar son bastante similares a la de Salgueiriños: “En general, en todos los sitios hay poca sombra; y suelen ser zonas alejadas del centro, se agradecería algo de cercanía. Aquí, al menos, hay bus urbano que nos acerca al centro”. La proximidad con el casco viejo también ha sido uno de los puntos que ha provocado la imagen de autocaravanas estacionadas en el Campus.

Entre los vecinos de Compostela, hay opiniones diversas. Fueron algunos de ellos, especialmente los que suelen aparcar en el campus universitario, los que alertaron a este periódico de la presencia de autocaravanas. “Era exagerada la cantidad de caravanas en el campus Sur, me extrañaba que pudieran aparcar así”, critica una vecina. Otros residentes argumentan que en Santiago centro no sobra el espacio de aparcamiento, y que estos vehículos ya tienen áreas habilitadas. En el otro lado de la balanza, están los que defienden que se den todas las facilidades posibles al turismo: “No se puede espantar a los turistas, en esta época del año sobra sitio en el Campus”. Y hay vecinos que, con la normativa presente, explican que las autocaravanas estaban aparcadas, no acampadas, y que ese aspecto las libraba de cualquier sanción. En este sentido, algunas personas piden a las autoridades que tengan en cuenta la delicada situación que atraviesa el sector turístico por la pandemia sanitaria del covid19.

QUÉ DICE LA LEY. Esa polémica de la que hablan hace referencia al cruce de normativas: por un lado, la ordenanza municipal prevalece sobre las normas estatales, tal y como reconoce la Instrucción 08/V-74 del Ministerio del Interior. Sin embargo, este mismo texto establece que, pese a ser supletoria, hay ciertos aspectos que no pueden modificarse por parte de los ayuntamientos. “Es indiscutible que la exclusión de determinados usuarios debe ser necesariamente motivada y fundamentada en razones objetivas como pueden ser las dimensiones exteriores de un vehículos o su masa máxima autorizada, pero no por su criterio de construcción o utilización ni por razones subjetivas como pueden ser los posibles comportamientos incívicos de algunos usuarios”. Así, concluye que “las autocaravanas pueden, por tanto, efectuar las maniobras de parada y estacionamiento en las mismas condiciones y con las mismas limitaciones que cualquier otro vehículo”. Y es este punto el que les permitiría estacionar, que no acampar, en el Campus Vida, pese a no ser zona habilitada. Eso sí, hay una excepción, y es que los vehículos no deben obstaculizar la circulación o suponer un riesgo para el resto de usuarios de la vía.

Esta norma estatal abre la puerta a que algunos usuarios multados intenten recurrir las sanciones: son tres los afectados, según el parte enviado por la Policía Local a este respecto. De momento, estos últimos días los turistas que llegan con su autocaravana se dirigen a las zonas habilitadas con el fin de que esta situación no enturbie su estancia. Tienen disponibles las áreas de Milladoiro y de Salgueiriños, además de los cámpines existentes en la ciudad.

01 ago 2020 / 10:28
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.