Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 23 abril 2024
16:11
h
excelencia. Todavía no sabe si estudiar Filoloxía Galega o Derecho, pero se quedará en la USC // Siguió el Bachillerato de humanidades, donde consiguió la puntuación máxima en todas las asignaturas // Desea especializarse en idiomas TEXTO Andrés Bernárdez

Noela Rivas, del Xelmírez I, logra un 13,92 en selectividad

Con 18 años muchos se dedican a probar lo dulces sabores de la vida adulta, perdiéndose por el camino en un mar de atracciones que poco tiempo dejan al estudio. Otros, por su parte, optan por utilizar su tiempo en formarse con vistas a conseguir un futuro prometedor y, con algo de suerte, encontrar un puesto de trabajo que les permita vivir holgadamente haciendo lo que siempre les ha gustado.

Este es el caso de Noela Rivas, una estudiante del IES Arcebispo Xelmírez I que puede presumir de haber conseguido una de las mejores calificaciones de Galicia en la ABAU (Selectividad). Rivas destaca los nervios con los que vivió los momentos previos a conocer su resultado. La página web en la que los estudiantes debían consultar sus notas tardó cerca de una hora en responder, ante la impaciencia de miles de preuniversitarios. “En un principio as notas publicábanse ás 20.00 h, pero a páxina non funcionou ata as 21.00”, cuenta la estudiante, que recordará durante el resto de sus días la alegría al ver la increíble calificación.

Noela terminó el bachillerato con un 13,92, una nota que roza la perfección y que le abre las puertas a estudiar la carrera que quiera y en la universidad que elija. Sin embargo, no se deja llevar por la presión y está decidida a seguir el camino que más le atraiga. De momento maneja las opciones de Filoloxía Galega y Derecho. “Teño ata o día 28 para pensalo ben, o que está seguro é que quedarei na USC”, cuenta.

A Rivas, que cursó durante los últimos dos años el bachillerato de humanidades, se le pasó por la cabeza la posibilidad de elegir otra especialidad, aunque finalmente optó por seguir su vocación. “Podería escoller outras áreas que seguro que teñen máis saídas, pero neste momento creo que vale a pena disfrutar os próximos catro anos estudando o que sempre me gustou, que son os idiomas”, explica.

En casa, tras la alegría inicial, no quisieron influir en su decisión. La ahora exalumna del Xelmírez cuenta que en su familia “ninguén se esperaba algo así” y añade que “sabíamos que sería un bo resultado, porque sempre se me deron ben os estudos, pero isto foi unha sorpresa”.

Tanto es así que terminó el curso con un pleno de dieces en su expediente. En la ABAU volvió a repetir su hazaña, consiguiendo la máxima puntuación en las pruebas de Historia de España, Latín, Francés y Galego. Un 9.75 en Inglés y un 9.25 en Lengua Castellana la dejaron a un paso de la excelencia.

Noela, sin embargo, comparte su logro con el equipo docente que durante los últimos cursos ha sido imprescindible para su desarrollo académico. Algunos de ellos ya le han enviado sus felicitaciones tras conocer sus brillantes resultados. “Foi un traballo en equipo e estou moi contenta cos profes do Xelmírez”, señala la estudiante, que ha sido capaz de salir por la puerta grande de la Selectividad más extraña que se recuerda.

Todo muy extraño. Inmersos en plena crisis del covid, miles de estudiantes de segundo e bachillerato se quejaban hace unos meses por las difíciles condiciones en las que tendrían que hacer frente a la importante prueba. Para Noela el confinamiento tuvo una parte buena y otra mala. Explica que “al non poder ir a clase foi difícil manter unha rutina”, aunque al menos contaron con “máis tempo libre para dedicarlle aos estudos”.

Además, destaca los perjuicios de haber atrasado los temidos exámenes al mes de julio, “con todo o mundo de vacacións mentras nós estabamos estudando”. Un estrés al que hay que sumarle las incomodidades propias de vivir una pandemia, con muchas bibliotecas cerradas y con pocas alternativas de ocio para desconectar.

Le toca ahora disfrutar, en la medida de lo posible, de su último verano antes de entrar en la universidad. Seguramente las circunstancias no le permitan seguir adelante con los planes que tenía preparados, pero al menos podrá vivir las próximas semanas con la conciencia tranquila y la seguridad de que, pase lo que pase y elija lo que elija, el año que viene se unirá a la comunidad universitaria de la USC con un currículum al alcance de muy pocos.

GRANDES EXPECTATIVAS Tras el verano, Noela empezará un periodo de cuatro años en los que espera “pasalo moi ben”. Cree que en la facultad podrá potenciar su aprendizaje, al especializarse únicamente en las áreas que más le interesan. Frente a la educación secundaria, donde nos “obrigan a aprender un pouco de todo”, la mejor estudiante de Santiago espera ahora “poder estudar o que realmente me gusta”. Todavía es temprano para saber en qué dirección enfocará su vida profesional, aunque todo apunta a que si finalmente opta por la filología, “seguramente acabe opositando para ser profe”.

En el caso de que decida adentrarse en el mundo jurídico, “o futuro dirá”. “Inda é moi cedo para pensar niso”, concluye.

DeCIDIDA A PASáRSELO muy BIEN EN LA UNIVERSIDAD

··· Noela Rivas pensó en elegir una carrera con más salidas laborales, aunque finalmente optó por seguir su vocación. Asegura no saber cual será su futuro profesional, aunque si entra en Filoloxía Gallega quiere dedicarse a la docencia.

··· Sus amigos y familiares la animan a elegir el camino que mejor se adecúe a sus gustos. Ninguno de ellos se esperaba un resultado tan bueno, pese al excelente expediente de la estudiante.

··· Su objetivo es pasárselo bien durante sus años universitarios. Cree que una mayor especialización en las asignaturas la ayudará a aprovechar todo su potencial.

··· El confinamiento le permitió dedicar más tiempo al estudio, aunque seguir una rutina no fue tarea fácil.

21 jul 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.