Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 septiembre 2021
01:24
h
Jacobo Formigós Burillo completó ayer su segundo Camino // El primero lo hizo con solo 19 meses y remolcado por la bici de su padre // Entonces su madre predijo que regresarían en el siguiente Año Santo a la ciudad que tanto les marcó TEXTO Arturo Reboyras

Peregrina de nuevo el niño zaragozano al que sus padres concibieron en Compostela

“Seguro que vendrá en el próximo Año Santo”. Este era el deseo de una madre en septiembre de 2012, cuando Jacobo Formigós Burillo, ahora de 10 años, peregrinó por primera vez a Compostela. Entonces tenía solo 19 meses y completó el Camino desde León en una carrito que su padre remolcaba con su bici. La gran pena que la familia se llevó de Santiago aquella vez fue que la Oficina del Peregrino no entregó la compostela al bebé, al considerar que “no era consciente de lo que había hecho”, en palabras de su madre.

Junto con sus padres, José Vicente Formigós y María Pilar Burillo, Jacobo alcanzó ayer la meta de una Ruta que los tres iniciaron en Zaragoza, ciudad donde viven, el 15 de julio. Después de recorrer más de 820 kilómetros, ayer estaban felices en la plaza del Obradoiro. “Algunas etapas han sido más duras que otras, pero tengo una buena sensación, porque de esta manera también apoyamos a Diego, un niño con parálisis cerebral”, relataba ayer el propio Jacobo en declaraciones a EL CORREO GALLEGO.

Y es que la familia quiso añadir a su peregrinación una causa solidaria. Así, decidieron apoyar a la asociación aragonesa Tandem Solidario, que ayuda a niños con enfermedades raras. Lo hicieron utilizando durante el Camino los maillots de la entidad, que ayer también lucían a su llegada al Obradoiro. Además, Jacobo y su padre, José Vicente, también hicieron el Camino en tandem. “La verdad es que se portó como un campeón: pedaleó todo lo que pudo”, relata María Pilar.

Lo cierto es que Jacobo ya fue portada y noticia del EL CORREO en septiembre de 2012 y no solo por su edad; sino porque aquella primera pergrinación fue una acción de gracias a Santiago Apóstol por su propia vida. “Fue concebido en Santiago en 2010, después de un Camino que hicimos su padre y yo, también en bici, aquel Año Santo”, comenta María Pilar, que añade que “al dejar atrás la falta de intimidad de los albergues al llegar a Compostela encargamos al niño”. En la entrevista que en aquel entonces concedieron a este periódico, su padre explicaba que “mi mujer y yo decidimos que no queríamos tener hijos hasta haber recorrido juntos el Camino de Santiago. De hecho, no habíamos planeado ponernos manos a la obras hasta que llegáramos a Compostela, pero al final pasó. En cada viaje que hacemos llevamos un pequeño diario en el que escribimos nuestras experiencias. Y cuando nos enteramos de que íbamos a ser papás, lo revisamos y estaba escrito. Habíamos puesto que una vez hecho el encargo a Santiago podíamos regresar a Zaragoza. El Apóstol nos premió”.

El joven zaragozano, que hizo la primera comunión el pasado uno de mayo, está muy vinculado a la tradición jacobea desde el mismo día que fue concebido. Recibió por nombre el del discípulo de Cristo, estuvo a punto de bautizarse en la Catedral compostelana y, aunque no lo hizo, la ceremonia sí tuvo lugar un 25 de julio, con motivo de la fiesta del patrón de España.

Después de unos meses muy duros de trabajo a causa de la pandemia (María Pilar y José Vicente son enfermeros), la familia decidió que un 26 de julio en pleno Año Santo podría ser la fecha ideal para alcanzar de nuevo la meta del Camino. Así lo hicieron. Después de once días en los que alternaron albergues con hoteles, para descansar con mayor tranquilidad. “Dormimos en algún albergue para que Jacobo pudiese ver cómo es, pero en estas circunstancias lo tuvimos que hacer con mascarilla”, apunta María Pilar, a la vez que confía en que en esta ocasión la Oficina del Peregrino le expida la compostela por todo el pedaleo de una peregrinación que ya no olvidarán.

la cifra
820

Los Formigós Burillo recorrió en bicicleta los más de 820 kilómetros que separan su Zaragoza de origen y Compostela por el Camino de Santiago. Partieron el 15 de julio y ayer, nueve años después de su última peregrinación en familia, alcanzaron la plaza del Obradoiro, donde no pudieron esconder la alegría y emoción de haber cumplido su reto.

27 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito