Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 10 agosto 2020
02:15
h

Piden un plan de emergencia para salvar a Área Central de su agonía

Grupos políticos y asociaciones se unen con el objetivo de solicitar auxilio al Ayuntamiento y que asuma el coste de servicios // Temen que sin seguridad acabará convirtiéndose en una zona marginal

Cuando nació Área Central en 1993, presentada en su momento como la calle comercial más grande de Europa, había más de 120 locales, 656 viviendas, una treintena de oficinas, cines y una gran plaza peatonal. Más tarde, la apertura de As Cancelas, que conllevó el cierre de la oferta cinematográfica y el traslado de las tiendas de Inditex, supuso casi un certero golpe mortal que desde la gerencia han intentado evitar con la apertura de outlets, oferta cultural o espacios lúdicos.

Área Central afronta en la actualidad sus horas más bajas y ha pedido ayuda al Concello al no poder afrontar el “elevadísimo” coste de servicios como seguridad, limpieza y electricidad. Sin embargo, Sánchez Bugallo ve “imposible” hacerse cargo de los gastos, “por tratarse de una propiedad privada”.

Pese a que desde el Concello aseguran que la situación que atraviesa Área Central “es un motivo de preocupación”, por lo que intentarán ver cómo pueden “seguir ayudando”, en alusión al pago del 50 % del coste de servicios durante la pandemia –desde marzo al 1 de julio–, desde la gerencia recuerdan que debido a la “insalvable” estrechez financiera “hemos tenido que prescindir del 75 % de los servicios de seguridad y del 50 % de limpieza”. A lo que se unen despidos, los ERTE o la supresión de la actividad de ascensores y escaleras mecánicas.

Ante esta agónica situación, grupos políticos, entidades como el Ateneo, la Asociación Vecinal As Fontes o empresarios como José Ramón García, entre otras voces de la ciudad, como la del propio exalcalde Xerardo Estévez, se han unido para reivindicar al gobierno local que siga ayudando a Área Central para salir de una situación que consideran que podría conducir no solo al cierre de comercios, sino a que la zona se convierta en un foco de marginalidad.

Así, Ramón Quiroga, concejal del PP, cree que el de Área Central “é un problema enquistado que é importante para a cidade, en un barrio, Fontiñas, que ten o 10 % da poboación de Santiago, con 15.000 usuarios e 400 traballadores”. Recuerda que el complejo “é un espacio ó que se lle puxo outro centro comercial a menos de mil metros”. Quiroga señala que el gobierno municipal “ aprobou 1,2 millóns de euros destinados a outros entes privados e non é de recibo que non se poda axudar a un espazo por dicir que é privado”. “Hai que facer positivismo e non poner paos nas rodas”, porque “existe un risco de que se convirta nunha zona marxinal”, dijo en Compostela en la Onda.

Por su parte, el exalcalde Xerardo Estévez explica que “nestes momentos non podemos expandirnos socialmente, pero tampouco podemos asistir ás exequias do proxecto urbano compostelán, onde o pequeno e mediano mundo empresarial e familiar é fundamental”. Y señala la necesidad de buscar soluciones “a os problemas de hoxe con mecanismos imaxinativos, como se fai, a outra escala, co soporte que se lles dá ás grandes empresas de interese xeral”. Sostiene que “Área Central pertence xa a un tecido empresarial tradicional”.

Mientras, el empresario José Ramón García, presidente de Moonoff y dueño de otros negocios, uno de ellos radicado en el complejo de Fontiñas, subraya los “elevadísimos gastos de mantenimiento en Área Central que, en sus inicios, eran asumibles, pero no desde hace tiempo”. Insiste en que “se trata de una calle comercial más de la ciudad de la que puede disfrutar todo el mundo, con dueños de locales que pagan sus impuestos en la ciudad y cuyo futuro está en juego”. Además, subraya que en la gerencia “son auténticos guerreros, que no han parado de esforzarse e idear alternativas tanto empresariales como de ocio y culturales”.

Por parte del BNG, la edil Navia Rivas cree que “hai que buscar unha fórmula xurídica que a faga viable” porque “hai 240 autónomos ós que hai que axudar”.

Desde el Ateneo de Santiago señalan que entienden la necesaria continuidad de la ayudas que desde el Concello se implementaron hasta el 1 de julio, “e mesmo a súa ampliación coa participación da Xunta, dada a grave situación na que se atopa dito espazo cívico-comercial pola imposibilidade práctica de asumir uns gastos de mantemento nun momento económico de enorme dificultade”.

Desde la Asociación de Vecinos As Fontes, su presidente, Luis Meijide, coincidió con el PP en que si se prescinde de la seguridad en Área Central “en poco tiempo habrá focos de marginalidad, de trapicheo....”. Además, recuerda que “pese a ser de titularidad privada, todo el mundo puede disfrutar no solo de la calle comercial, sino también de la plaza de Europa”.

29 jul 2020 / 09:02
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito