Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Preparativos para el cambio de tráfico en la rúa do Hórreo

En una semana se comenzará a actuar en la acera más próxima a las casas // Visita de Ethel Vázquez al derribo de la estación

A vueltas con los problemas de suministros que están afectando a todas las empresa, y especialmente a las de construcción, las obras de reurbanización de la rúa do Hórreo, que estos días fueron noticia por la ausencia de trabajadores, recuperaron ayer el ritmo con las labores previas para los cambios de tráfico que provocará la segunda fase de la operación.

Faltan todavía por colocar algunas losetas en la zona más próxima a la estación, pero para la próxima semana está previsto iniciar ya los trabajos en el lateral contrario, con lo que se abrirán los dos carriles ahora cerrados y se cerrarán los que hasta ahora servían de paso.

Finalmente se ha decidido dejar para el final el asfaltado de la calzada, para hacerlo de forma conjunta en los dos carriles de paso que quedarán en este tramo, y que la rúa esté operativa cuanto antes. Mientras tanto, se espera que el resto de material, tanto las losetas como algunos elementos de mobiliario, farolas y semáforos, vayan llegando a la obra.

También continúan avanzando con los mismos problemas de suministros las obras en Concheiros, donde ayer también volvió a haber polémica por el levantado de varias losetas ya colocadas. Según explicaron desde el Ayuntamiento, se trataba de un problema de ajuste.

Concretamente, de la colocación de una farola del alumbrado público que no iba en el lugar exacto, por lo que se procedió a reubicar la zapata en el punto en el que fijaba el proyecto.

También se ha solucionado el problema de la recolocación de losetas, se levantaron, explican, porque la capa de hormigón sobre la que apoyan no tenía el grosor suficiente para garantizar la consistencia del pavimento. Una situación que, de no subsanarse, podría dar problemas más adelante, como sucedió en Montero Ríos, donde la base del paso peatonal en el cruce con Xeneral Pardiñas, que hubo que levantar un año después, porque las piedras empezaban a hundirse.

Para evitar problemas de este tipo, tal y como señaló esta semana el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, la prioridad de esta obra en concreto y de todas en general explicó que era no el calendario, sino el acabado, y la garantía de que en muchos años no será necesario volver a levantar la calle ni realizar reparaciones en ella.

En este sentido, también el concejal de Obras, Javier Fernández, destacaba el estricto seguimiento de los trabajos que estaba realizando la dirección facultativa, a cuyo frente está el propio autor del proyecto, Eduardo Cruz, para comprobar el acabado.

Eduardo Cruz es autor de numerosos trabajos de esta categoría, como la remodelación de la rúa de Carretas, en Compostela.

También ayer la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, realizó una visita a las obras que se están realizando para la demolición del antiguo edificio de la estación de autobuses de Santiago, en San Caetano.

Tras la inauguración de la nueva terminal en la avenida de Clara Campoamor, el solar de las antiguas instalaciones, inauguradas hace medio siglo, pasará a acoger una ciudad administrativa integrada por varios edificios.

Las obras cuentan con un presupuesto de 1,4 millones de euros, y el plazo de ejecución previsto para los trabajos es de tres meses. Los trabajos comenzaron por la zona de la antigua dársena de autobuses, a la altura de Rodríguez de Viguri, para llegar a la plaza de Camilo Díaz Baliño, donde estaba la terminal de pasajeros. Para la construcción de los nuevos edificios administrativos, en los presupuestos de la Xunta para 2022 figura una partida de cuatro millones.

18 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito