Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 mayo 2022
14:23
h

Ryanair afronta al AVE con billetes de Santiago a Madrid por solo cinco euros

La compañía oferta en enero viajes de ida y vuelta por 17 €, frente a los casi cien que cuesta de media un pasaje en alta velocidad // La ruta en tren ya es más rápida que todo el protocolo aeroportuario

No es una situación que no estuviese prevista en cuanto el AVE se puso en marcha entre Madrid y Galicia, cosa que ocurrió a finales del pasado mes. El tren se ha convertido ya en la gran competencia del transporte aéreo y algunas compañías no se han hecho esperar para encender motores con grandes ofertas y afrontar la amenaza que supone para su negocio la alta velocidad. Ryanair, principal aerolínea del aeropuerto de Santiago, ha sido la primera en activar una potente campaña para aguantar el pulso, al menos este mes de enero. Así, ya desde esta semana puso a la venta en su página web billetes a cinco euros para volar entre Compostela y la capital del Reino.

Con estas gangas, que ofrece principalmente durante los días de semana, pretende hacerse con los potenciales clientes gallegos que ahora ya se empiezan a plantear cambiar el avión por el tren. Su estrategia es ganarse al cliente con los billetes de ida, para embolsar algo más en el de regreso, que ayer rondaban en su billetería los doce euros. Es decir, ida y vuelta entre Santiago y Madrid por unos 17 euros buena parte de enero.

Frente a estos precios, evidentemente, nada tiene que hacer el AVE, puesto que sus billetes llegan a quintuplicar los que ofrecen aerolíneas como la low cost irlandesa. El día 12 de enero, por ejemplo, el primer día de la oferta de Ryanair, cubrir el mismo trayecto entre Compostela y Madrid en AVE (solo ida) ascendería hasta 59,85 euros, con una duración de tres horas y siete minutos; mientras que el regreso, de tres horas, costaría 37,40 euros, es decir, casi cien euros ida y vuelta. Siempre en AVE, puesto que los precios podrían variar dependiendo de si se hace en Alvia o Larga Distancia.

AVIÓN. El viaje en avión entre las terminales de Lavacolla y Barajas dura apenas una hora, tal y como indican las compañías en sus portales de venta de billetes. Pero en realidad ese solo es el tiempo de movimiento de la aeronave, desde que comienza la maniobra de despegue hasta que toma tierra en la de Adolfo Suárez. Porque como por todos es sabido, un viaje en avión siempre requiere de un protocolo previo y posterior. Para empezar, hay que desplazarse al aeropuerto, un trayecto que desde Santiago puede llevar unos veinte minutos en coche y media hora en el autobús público. A esto hay que sumarle que casi todas las aerolíneas recomiendan estar en la terminal con una hora y media o incluso dos horas de antelación.

Antes de embarcar, quienes lleven equipaje facturado deben pasar por el mostrador correspondiente, habitualmente teniendo que esperar cola; esto antes de superar el control de seguridad de acceso a la zona de embarque, donde también se pueden producir retenciones, sobre todo en aeropuertos con mucha actividad. Por otro lado, cabe destacar que el viaje no suele acabar cuando se aterriza en Barajas, sino que desde ahí hay que tomar otros medios de transporte para llegar al centro de la ciudad. En el metro y en hora punta, este trayecto puede suponer una hora a mayores. Así las cosas, la hora del vuelo habría que sumar otras tres horas de viaje, que suman cuatro, desde el origen hasta el destino.

TREN. El tren compite con el avión cuando el trayecto entre Compostela y Madrid dura tan solo tres horas y siete minutos. Teniendo en cuenta que este medio de transporte evita el desplazamiento a la terminal, como en el caso del avión, ya que puede cogerse directamente en el centro de la ciudad; y que la llegada al destino también se produce en el corazón de la capital del Reino, el AVE supone ya una gran competencia para el sector aeroportuario en Galicia.

Con controles de seguridad mucho más rápidos y un proceso de embarque que no exige de mucho tiempo de espera previa en la plataforma de andenes, el tren sí que comunica el corazón de Santiago con el de Madrid en apenas tres horas, ganándole una media hora a todo el protocolo que requiere tomar un avión y llegar al destino final. Además, todo apunta a que el viaje en AVE todavía será mucho más cómodo cuando el próximo verano entren en funcionamiento los trenes Avril.

07 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito