Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 septiembre 2022
11:30
h

Santiago es la décima ciudad de Europa donde más llueve

Es la primera de Galicia y la segunda, tras San Sebastián, a nivel nacional // La media anual es de 140 días con precipitaciones

Aunque algunas ciudades consiguen escapar del agua durante buena parte del año, hay otras que viven episodios de lluvia prácticamente todas las estaciones, como es el caso de Santiago, donde hay que sacar el paraguas 140 días al año, según el último informe de la Agencia Estatal de Meteorología. Esta cifra la convierte en la décima ciudad europea, en la segunda nacional y en la primera regional en la que más llueve. No le faltaba razón a la letra de Siniestro Total “miña terra galega, onde o ceo é sempre gris”.

Sin embargo, la nuestra no es la ciudad del norte de la Península donde más llueve, sino que ostenta el título San Sebastián, con una media de 170 días al año. Después de Santiago, la tercera ciudad más propensa al chaparrón también está en el País Vasco. Es Hondarribia, a 20 kilómetros de San Sebastián, donde llueve 138 días al año.

La cuarta posición vuelve a ser gallega. Vigo registra 130 días de lluvia al año y el volumen de precipitación mensual más elevado de España, donde se acumulan cerca de 1791 l/m² anuales (1507 l/m² en San Sebastián). En quinta y sexta posición, están muy seguidas Santander y Bilbao, con 124 y 123 días de chubascos, respectivamente.

En contraposición, las zonas del país que menos lluvia reciben se encuentran en el sureste peninsular y en las islas Canarias, donde la precipitación apenas alcanza los 200 litros por metro cuadrado en todo el año.

Según el sitio web meteorológico Weather Spark, la temperatura anual en Compostela generalmente varía de 5°C a 25°C y rara vez baja a menos de 0°C o sube a más de 30 °C. Actualmente nos encontramos en la “temporada fresca”, que empieza el 17 de noviembre y finaliza el 7 de marzo, cuando la temperatura máxima promedio diaria no supera los 14 °C. Por lo tanto, el mes más frío no ha llegado aún. Es enero, con una temperatura mínima promedio de 5 °C y máxima de 12 °C.

En Santiago no se cumple el famoso refrán “en abril, aguas mil”, ya que la “temporada mojada”; es decir, todo aquel día que registre una precipitación de por lo menos 1 milímetro, dura 8 meses, del 28 de septiembre a 27 de mayo. En esta línea, ya se ha superado el mes con más días mojados en Compostela, que es noviembre, con un promedio de 12 días con, por lo menos, 1 milímetro de precipitación. No obstante, el mes con más lluvia en Santiago es diciembre, con un promedio de 140 milímetros.

Copenhague. A pesar de que muchos puedan pensar que en Santiago llueve demasiado, lo cierto es que hay ciudades de Europa donde llueve aún más. Concretamente, las nueve ciudades europeas donde más días al año llueve, son: Copenhague, con 251 días; Oslo, con 232 días; Londres, con 226 días; Bruselas, con 220 días; Ámsterdam, con 214 días; Helsinki, con 203, Estocolmo, con 164; Viena, con 160, y Praga, con 143. Por lo tanto, Santiago entraría en el top 10, con 140 días de lluvia anuales, seguido de Dublín, que anota 139.

En cuanto a las ciudades gallegas y sus Estaciones de Observación de la Atmósfera, la de Santiago está a la cabeza, con 1.718 litros por metro cuadrado, lo que confirma que el sur de la provincia de A Coruña es la zona con más precipitaciones de Galicia. Sin embargo, muy de cerca estaría Pontevedra, donde los datos recogidos en el 2020 en la estación de Lourizán fijan el total en 1.572,6 litros de agua por metro cuadrado.

En paralelo, los lugares de estas provincias, coruñesa y pontevedresa, donde más llovió en 2020, según Meteogalicia, fueron Muralla (Lousame, A Coruña) y Xesteiras (Cuntis, Pontevedra), con una precipitación máxima anual de 3.531 y 2.951 litros por metro cuadrado, respectivamente.

El siguiente dato más alto y, por lo tanto, la tercera ciudad donde más llueve de Galicia, es Ferrol, con 1.376,9 litros por metro cuadrado. La siguiente es A Coruña, cuya estación meteorológica registró en el 2020 un total de 1.187 l/m2.

La última urbe en superar el millar de litros por metro cuadrado en 2020 fue Vigo, con los 1.050,3 registrados en la estación de las Islas Cíes.

En el lado contrario a Santiago y Pontevedra, están: Lugo, con 950,1 litros por metro cuadrado, y Ourense, con 722,4. En este contexto, los lugares de Verín-Vilela y de Larouco, ambos en la ciudad de las burgas, anotaron las precipitaciones mínimas anuales de Galicia en 2020, con 621 y 635 l/m2, respectivamente.

CHUVIÑA. “Es lógico que una población que vive inmersa en la lluvia busque conceptos para nombrar aquello que está presente tan en su vida y, dicen, que también en su espíritu”, asegura la catedrática de Filología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Elvira Fidalgo, que publicó un estudio sobre ello.

El arte de los gallegos para encontrar palabras que designan la intensidad de los chubascos nos deja más de cien términos. Para las gotas más finas: orballo, chuvisco o chuviña. Para los chaparrones: babuxa, barbaña o borralla. Palabras como poalla, poalleira o poallada, comparan las gotas de agua con partículas de polvo en suspensión. Las lluvias fuertes, se denominan arroiada, ballón, dioivo, treixeada, xistra o zarracina. Después de todo, no te olvidas el paraguas “se chove a caldeiros” si no quieres llegar “como un pito”.

27 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito