Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Supersticiones y secretos en la nueva novela de Ángela Banzas

La escritora compostelana presenta hoy en Follas Novas su thriller, ‘La conjura de la niebla’ // Afincada en Madrid, el paisaje gallego vuelve a estar muy presente

Ángela Banzas (Compostela, 1982) escribe desde siempre, pero no fue hasta 2018 con la maternidad que se “atrevió”, como ella misma dice, “a intentarlo”, aprovechando un parón profesional en el ámbito de la consultoría de la administración pública. Afincada en Madrid desde hace 16 años, regresa hoy a su Compostela natal para presentar su segunda novela, La conjura de la niebla, en un acto previsto para las 19.30 horas, en la librería Follas Novas.

Al echar la vista atrás y recordar sus inicios como escritora profesional, Ángela explica que “quería ver qué le parecía a la gente lo que yo escribía, tener una valoración más allá de mi ámbito de familia y amigos, y la maternidad me dio valor para hacerlo”.

Fue entonces cuando escribió El silencio de las olas, publicada durante la pandemia y con un gran éxito por parte de crítica y público.

“Sabía exactamente cuál era la historia que quería contar”, reconoce Ángela, que tenía claro que “quería abordar la saga familiar y contar anécdotas de gente de mi entorno e historias que me habían contado y que más me marcaron. Por eso en mi primer libro hablo de mujeres que nacieron con el viento de cara, que tuvieron que luchar para salir adelante en unos tiempos convulsos, y también que recogiese mis raíces gallegas”.

“Ser madre me hizo pensar más en todas esas mujeres que tuvieron una vida muy complicada y que no estaban ni tan siquiera en la casilla de salida para salir adelante”, explica la escritora, que convirtió Galicia en una protagonista más del libro, en el que también rinde homenaje a Rosalía de Castro, Pardo Bazán, Clara Campoamor... a las que tanto ha admirado siempre.

Tras el éxito de su primera obra, en la que mezcla géneros literarios “como la novela histórica, pero con enigmas y misterio”, en su segunda se ha pasado al thriller, “porque me gusta y quería probar con él”, confesando que “me ha gustado mucho la experiencia”.

La conjura de la niebla es “una novela vibrante, efervescente, que mezcla superstición y leyendas gallegas con una investigación y un secreto familiar”, y que vuelve a tener a Galicia como telón de fondo. “Aunque el lugar en el que sucede es ficticio”, explica Banzas, “está inspirado en Cortegada y la Illa de Arousa, porque soy una enamorada de esa zona. Me encanta, y sus nieblas cuando voy a a caminar crean una atmósfera perfecta para inspirar historias. De hecho, en esta novela la niebla es causa y consecuencia; tiene una caracterización simbólica, es cómplice de ese mal, de ese velo de locura, de creencias y supersticiones que perduran”, e insiste en ese “aura de misterio inigualable” que tiene.

Con excelentes críticas de su primera incursión literaria, Ángela cuenta que “hubo muchos lectores que me escribieron mensajes diciéndome cosas muy bonitas e incluso contándome cosas personales y cómo les ayudaba leerla. Todo eso lo tengo guardado y me hizo muy feliz”.

De la segunda, recién publicada, afirma estar teniendo “un feedback muy positivo”, con gente que me dice que esta enganchadísima o que le sorprende mucho el final”.

“Lo que más ilusión me hace”, añade, “es que me digan que se nota mi estilo, aunque sea otro género distinto al primero; que aporte un poco más y que estén enganchados hasta la última página”.

“Al fin y al cabo, el thriller es un rompecabezas bien orquestado con un final que te deja buen sabor de boca”.

Mensajes que le reconfortan, ya que como ella misma reconoce, “creo que en la segunda es inevitable sentir un poco el síndrome de la impostora. Si sale bien la primera, se tiene un poco más de presión con la siguiente; se tiene ese temor a la incertidumbre de ver qué pasa... y luego piensas que puede salir bien o mal, pero que hay que intentarlo”.

Ángel también recuerda cómo fue publicar en pandemia. “Mis primeras presentaciones presenciales fueron en enero de 2021. Hice pocas y ni siquiera pude venir a Galicia en su momento, porque estaba cerrada y no podía viajar. Por eso estoy viviendo con mucha ilusión toda la promoción de esta segunda novela, y obviamente, me hace muy feliz poder volver a Santiago, que es mi casa, y a la que echo mucho de menos”.

Sobre sus referencias literarias, la escritora, que se fue a Madrid al acabar sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de Santiago, asegura leer “de todo”.

“Me encanta el thriller, que además está pasando un momento muy dulce; la novela histórica, los clásicos, la poesía... disfruto leyendo a Rosalía de Castro, a Pardo Bazán, a Cunqueiro, a Neira Vilas, a las hermanas Brontë... también picoteo mucho de la literatura actual, de lo que va publicándose, y no solo de lo que más éxito tiene; de hecho, me enamoro de libros que muchas veces pasan desapercibidos”, explica Ángela, que señala que “hubo una época que leía también mucho ensayo y libros relacionados con mi carrera de Ciencias Políticas, pero ahora me declino más por la ficción”.

MORRIÑA. También habla de la morriña, siempre tan presente desde que vive fuera, y confiesa echar de menos “todo” de Galicia, pero especialmente “ese olor a verde, a mar: esa sensación de humedad en el aire, y por supuesto, su ¡gastronomía!”, dice.

“También extraño mucho a la gente y a veces, los ritmos más pausados que hay en Santiago”, donde le gusta “caminar por la zona vieja y ver la piedra mojada”, aunque reconoce que “cuando llevas muchos días viendo llover, también añoras el sol”.

Volver a su ciudad con un nuevo libro bajo el brazo es “muy ilusionante, porque el libro ya forma parte de mí. No lo quieres como a un hijo, obviamente, pero sí te hace muy feliz y es muy emocionante”.

07 sep 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito