Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 28 junio 2022
03:03
h
El sector del taxi es otro de los grandes damnificados debido a la pandemia // Anabel Castro asegura que “puedes estar en la parada todo un turno sin tener casi que sacar el coche” // El presidente de la asociación santiaguesa confía en que “la Semana Santa, si por fin se abre el Camino, nos salve un poco” TEXTO Mar Mera

Trabajar doce horas por veinte euros

El sector del taxi es otro de los que están sufriendo las consecuencias de una pandemia que se arrastra desde hace un año. Un claro ejemplo de la asfixia económica que sufren lo pone una de las conductoras, Anabel Castro. “Hace unos días tuve turno en el aeropuerto y después de doce horas en la parada solo me llevé los 21 euros que cuesta el desplazamiento hasta Santiago”, explica, a la vez que comenta que “para no saturar las paradas, si trabajas un día en Lavacolla los dos días siguientes son de descanso forzoso”.

Cuando se le pregunta si vale la pena esta taxista compostelana, que heredó el oficio de su padre, asegura que “por lo que estamos ganando desde luego que no, pero qué vamos a hacer... Más valen veinte euros que nada”, señala. Pero ella, al igual que el resto de compañeros del sector, está viendo que “debemos poner todo de nuestra parte para ofrecer un servicio muy necesario, aunque las medidas que se nos imponen hacen que muchas veces prácticamente no nos valga la pena salir”.

Y es que asegura que “antes estar en el aeropuerto podía suponer unas ganancias porque podías llevar a pasajeros hasta A Coruña, por ejemplo, pero ahora prácticamente no salen vuelos. Igual hay uno a las seis de la mañana y otro a las nueve de la noche y casi ni mueves el coche de la parada... Algo inimaginable en Santiago y en pleno Xacobeo”.

“Los trayectos largos se cuentan con los dedos de una mano y con los pequeños, con suerte, te puedes llevar a casa cuarenta euros tras una larga jornada de trabajo”, insiste.

Además, Anabel señala que a los gastos en gel hidroalcohólico, mascarillas y guantes o mamparas, “sin contar el tiempo que debes parar para airear el coche y limpiarlo en profundidad después de cada salida”, se suman las restricciones en cuanto a la ocupación del taxi, “sin poder llevar a nadie de copiloto, o que en los vehículos con cinco plazas solo pueden llevar a un pasajero sentado en el lado derecho del coche, para mantener la máxima distancia, en los de siete, solo pueden ir dos...”.

Aunque la Xunta anunció que en Galicia, a partir de hoy, miércoles, los taxis y los llamados VTC –vehículos de transporte con conductor– podrán ocupar todos los asientos que dispongan y llevar a trabajadores, escolares y pacientes no convivientes, tanto Anabel Castro como Jesús García, presidente de la Asociación de Radio Taxi de Santiago, creen que “es un pequeño balón de oxígeno en una situación que ahoga al sector, con compañeros en ERTE y, lo que es peor, sin prácticamente ayudas, al ser una gran mayoría autónomos”.

Jesús García explica que “al principio, en los primeros meses de la pandemia, los taxistas trabajábamos al 50 %, un día y otro no. Ahora, de cuatro días paramos dos”.

Asimismo, subraya que “somos un sector muy expuesto, ya que muchos de los viajes que hacemos son a hospitales o citas médicas, incluso llevamos a clientes al COVID-auto con sospecha de poder tener coronavirus”. Por este motivo, explica que “a veces hay que llamar hasta a cuatro o cinco conductores para que lleven a un cliente porque, como es totalmente lógico, tienen miedo al contagio, además del hecho de que puedas llevar a un cliente que después dé positivo y tengas que parar de trabajar diez días”.

También destaca que el toque de queda “ha hecho que acabemos los turnos prácticamente a las ocho de la noche porque está todo parado”.

En este sentido, además subraya la falta de movida estudiantil, junto a la de congresos en la ciudad o las visitas de turistas o peregrinos.

“Aunque no pintan muy bien las cosas, confío en que la Semana Santa nos dé un respiro, nos salve un poco al menos, aunque habrá que esperar a ver cómo van los datos de esta tercera ola y si el Camino de Santiago se abre realmente al fin porque con los cierres perimetrales es todo muy complicado. Aunque no vengan en oleada como antes, al menos que vayan llegando”, apostilla.

17 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.