Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Un drama en Santiago: 130 pisos en alquiler frente a más de mil turísticos

La situación dificulta gravamente la llegada de familias a la ciudad y provoca un incremento de precios // Tan sólo 36 establecimientos vacacionales cumplen la exigencia de la doble licencia

Hoy por hoy, Santiago tiene un problema muy grave de viviendas. El tirón turístico de la capital gallega y el suculento negocio de las viviendas vacacionales, muy rentables económicamente, ha provocado un cambio drástico en la oferta de la ciudad, un giro de 180 grados que se ha convertido en un drama. Actualmente, por cada piso en alquiler ya hay diez para visitantes.

Esta tendencia, arrastrada desde hace unos años, provoca que cada vez sea más difícil para cualquier persona poder establecerse en Compostela. Así, las opciones cada vez son menores para una demanda amplia, lo que provoca una subida de precios, escalada esta que ya fue puesta en conocimiento y criticada por los estudiantes de la USC.

“La demanda es altísima y la oferta es muy muy baja. Es una cantidad que no da para abastecer la ciudad, es imposible. No resuelve la demanda y las consecuencias son que se disparan los precios, las calidades permanecen igual o bajan (pero sin duda no mejoran) y complica una barbaridad a los que buscan esta oferta”, explica Carlos Debasa, presidente de la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin).

Asimismo, los llamados resistentes del casco histórico, también llevan tiempo reclamando la ausencia de pisos para vivir en la zona monumental, en la que se agolpan, sin embargo, las habitaciones turísticas.

Todo ello lleva a unos datos sangrantes, recogidos por el ente inmobiliario. De este modo, en estos momentos, hay disponibles tan sólo entre 120 y 130 viviendas en régimen de alquiler tradicional, por las 800 censadas por la Xunta de Galicia para uso turístico. Sin embargo, a ese dato habría que sumarle, apuntan, entorno a un tercio más que operan al margen de la ley (comparando los datos oficiales con los de las plataformas), aunque este es un registro no oficial, por lo que “hablamos de más de mil viviendas en la ciudad”.

Dada la gravedad de la situación, Raxoi está intentando luchar contra esta masificación, aunque se está encontrando con los atrancos judiciales, en forma de recursos, lo que ralentiza la capacidad de acción. Por ello, mientras tanto, salvo en los meses de junio, julio y agosto, en los que las posibilidades aumentan un poco por la marcha de los universitarios, se sigue sufriendo consecuencias devastadoras que llevan a los posibles residentes a otras localizaciones.

“Por poner un ejemplo de lo que sucede en la actualidad, realizando una búsqueda para una familia, con un piso de 3 habitaciones, amueblado y en el Ensanche. De las ciento veinte disponibles, con esas características, a lo mejor, tan sólo hay cinco. Eso implica que tienes que cogerla al precio que esté marcado, que será muy alto. No hay posibilidad de elegir”, detalla el máximo representante de la organización.

UNA DOBLE LICENCIA QUE NO SE CUMPLE. En su trabajo incansable para evitar la proliferación de este tipo de viviendas, el Concello de Santiago instauró una normativa que obliga a los propietarios a disponer de una doble licencia: la de la Xunta y la del propio municipio. Esta doble exigencia, que no es necesaria en muchos otros lugares, deja en evidencia, según Agalin, la cantidad de negocios que no podrían estar operando.

En base a su estudio, de los 800 establecimientos citados con licencia del ente autonómico, tan sólo 36 establecimientos disponen del permiso local. “No estamos en contra del modelo de negocio, pero tendrá que cumplir la normativa y la legalidad vigente. No es admisible que estén operando más de mil viviendas cuando tendrían que hacerlo treinta y seis”, remarca Carlos Debasa.

Ante esto, la asociación reclama una mayor inspección y el incremento de las sanciones, para que se cumpla la normativa vigente. “El Concello ya ha puesto en fase de propuesta de sanción a algunos pisos. Aunque van en primeras fases, las sanciones llegarán en algún momento. Cuando suceda, verán lo que pasa por no cumplir la normativa”, confiesa.

Por todo ello, tanto Agalin como la propia población reclaman una solución inmediata a este problema significativo, que podría acrecentarse con motivo del Xacobeo y la llegada de miles de turistas. Aquí surge el debate: ¿Santiago es de los compostelanos o de los turistas?

26 abr 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.