Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 08 mayo 2021
02:00
h

Un hurón entre los cerca de quinientos animales adoptados en el Refugio

El pasado año recalaron en las instalaciones de Bando más de setecientas mascotas // Casi cuatrocientos fueron perros

Muchos animales siguen esperando en el Refugio de Bando un hogar definitivo. Y es que cada año pasan por este lugar muchas mascotas abandonadas. Así, según los datos del Refugio, en 2020 fueron 708 los animales que recalaron en estas instalaciones. De ellos 392 fueron perros y 301 gatos. Además, hubo cuatro cabras, un poni, un hurón, un conejo, siete aves y un pato.

A estas cifras hay que añadir las 345 mascotas que ya estaban con anterioridad en Bando o en casas de acogida.

De la cifra total, 151 fueron recuperados por sus propietarios, diecisiete de ellos cuatros, tras haberse perdido.

Además, 478 encontraron un nuevo hogar, de los cuales 253 eran perros y 224 gatos. Como curiosidad, entre los bichos adoptados está un hurón, una especie que se ha puesto de moda como mascota. Además, tres de las cabras fueron a parar a un santuario de animales.

Desde el Refugio se sienten especialmente contentos porque consiguieron que algunos perros que llevaban entre ocho y diez años viviendo en los caniles de Bando por fin hayan encontrado una familia. Este fue el caso de Jandra, Meu, Leónidas o Prorrog.

También fueron adoptados Laguerta, Gus, Buck o Apuka, que habían pasado seis años de su vida en estas instalaciones. Asimismo, algunos de los casos especiales, animales que suelen tener alguna enfermedad o algún problema, que supone una dificultad añadida a la hora de adoptar, consiguieron casa. Los gatos Angus, Ordes, Bizcocho, Lolo, Ximena y Riquiña son un ejemplo; así como los canes Káiser, Turrón, Oldi o Maren.

Por otro lado, reconocen que el número de defunciones fue más elevado del que le gustaría, puesto que murieron 66 animales, 52 de ellos felinos. Destacan que de estas cifra cuarenta y cuatro fueron gatitos de menos de dos meses, “a los que fue imposible sacar adelante, a pesar de todos los cuidados recibidos en el centro o en sus casas de acogida”.

Además, se tuvieron que practicar 29 eutanasias humanitarias, la mayor parte fueron gatos, veinte. “Tenemos claro que muchos de los gatos que llegan a nuestras instalaciones no están perdidos ni son callejeros. Por tanto, insistimos en la importancia de la esterilización como medio fundamental para evitar que la situación de camadas incontroladas de gatitos se repita año tras año”, insisten desde Bando.

Sobre este problema, añaden que “no hay hogares responsables para todos los animales. En el caso de Santiago, ni con la grandísima labor que están haciendo varias asociaciones y colectivos, especialmente en el control de colonias felinas, se consigue frenar esta problemática”.

Actualmente, en el Refugio hay 187 perros, 121 gatos y un pato que siguen esperando que alguien les dé una oportunidad y puedan tener un hogar definitivo.

santiago@elcorreogallego.es

24 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito