Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 21 abril 2021
02:26
h
Desarrollan y gestionan desde la capital gallega los parques eólicos con que cuenta la compañía en el noroeste de España // El objetivo es sustituir la potencia de As Pontes, por igual capacidad, en energías renovables // Actualmente, operan veintitrés parques en Galicia TEXTO: Francisco Cernadas

Veintidós compostelanos trabajan en la oficina de Endesa en Santiago

Veintidós compostelanos trabajan en la oficina que Endesa tiene en Santiago para desarrollar y gestionar los parques eólicos con que cuenta la compañía en el noroeste de España. Se trata de personal altamente cualificado, que en los próximos años habrá de afrontar un mayor volumen de ocupación, porque la compañía se ha brindado a sustituir la potencia de su central térmica de As Pontes por igual capacidad en energía renovable. Actualmente, ya opera en la comunidad veintitrés parques, que suman 564 megavatios (MW), lo que la convierte en uno de los grupos destacados del territorio, donde a finales de 2019 había un total de 3.800 MW instalados.

La sede compostelana de Enel Green Power España (EGPE), la filial de renovables de Endesa, nació pequeña, como lo era el sector eólico a finales de la década de los 90, cuando emergió. Pero, desde que en febrero de 1997 la compañía puso en operación su primer parque comercial, el de Capelada (Cedeira), la oficina ha ido a más porque ha tenido que intervenir en la puesta en marcha de los veintitrés parques actualmente en servicio en tierras gallegas.

Situadas las dependencias en un complejo próximo al palacio de congresos, en la calle Fernando de Casas Novoa, el equipo humano de Endesa está integrado por ingenieros expertos en desarrollo de proyectos, otros especialistas en operación y mantenimiento, técnicos de medio ambiente, gestores de terrenos, economistas y otros profesionales cualificados. Se trata de un conjunto diverso adecuado para responder a una triple función: promover, operar y controlar parques eólicos.

“Elegimos Santiago para ubicar esta oficina por la proximidad a la Administración ante la que gestionamos los proyectos. También la centralidad de la capital gallega nos facilita el acceso a los parques. Además de lugar de trabajo, aquí hemos fijado igualmente la sede oficial de algunas de nuestras sociedades. Estamos muy contentos, y nos alegra contribuir a la economía de Compostela”, declara Manuel Gago, director territorial de Desarrollo.

Al equipo compostelano de Enel Green Power España se le abren unos años de intensa actividad porque, tal como ha anunciado Miguel Temboury, director general de Endesa Noroeste: “Esperamos compensar los 1.460 MW que desaparecerán con la central de As Pontes con nuevos proyectos eólicos, para algunos de los cuales ya tenemos conexión por parte de Red Eléctrica en la subestación de As Pontes. Es un plan de inversión de gran magnitud, que dinamizará no sólo la actividad de nuestra plantilla –que estamos reforzando con personal procedente de las térmicas-, sino al tejido empresarial gallego, donde hay fabricantes de equipos y compañías expertas en servicios de operación y mantenimiento que son muy competitivos”.

Este programa inversor forma parte del plan con el que Endesa mitigará los efectos de la pérdida de actividad en As Pontes, donde las condiciones del mercado eléctrico y la política energética dejaron a la central térmica sin futuro. En contraste, se abren oportunidades para el desarrollo eólico, porque, según Julio Lozano, director de Operación de EGPE en el Oeste de España, “Galicia tiene unas condiciones muy buenas, con muchas horas de viento adecuado para la producción, viento del suroeste en otoño e invierno, y nordés en verano”. El Obervatorio Eólico de Galicia estima que alguna instalación gallega casi duplica a la media de funcionamiento nacional.

Parte de los parques que se construyan estarán en el propio término municipal pontés y en otros del norte de la comunidad, pero también habrá nuevos desarrollos en más lugares. Asimismo, la evolución tecnológica y el fin de su vida útil apunta también que las instalaciones puestas en servicio en la década de los noventa habrán de ser repotenciadas, lo que reducirá su impacto visual y mejorará su eficiencia.

FIJAR POBLACIÓN EN EL MEDIO RURAL. Entre sus ventajas, la actividad renovable de Endesa no sólo favorece el empleo en Santiago. Julio Lozano destaca que “nuestros parques contribuyen a fijar población en el medio rural, cerca de las instalaciones, y la idea de la compañía es compartir con los residentes en las zonas eólicas parte del valor que creamos, y los propios arrendamientos de suelo, la construcción de infraestructuras y otros factores contribuyen a ello; también las instituciones locales salen beneficiadas”.

Junto a todo ello, remarca también el beneficio ambiental de aportar energía renovable y limpia. EGPE estima que la producción de sus parques eólicos de Galicia durante el año pasado evitó la emisión a la atmósfera de 800.000 toneladas de dióxido de carbono.

endesa
Controla desde Santiago todos sus parques

··· Endesa puede controlar desde Santiago la totalidad de sus instalaciones eólicas y solares de España. Esta capacidad nació del paquete de medidas que acometió para minimizar el impacto que la propagación de la covid-19 pudiera tener en su actividad. Para ello, Enel Green Power España desdobló su centro de control de Madrid y puso en marcha en sus oficinas compostelanas una segunda sala de control.

Desde Santiago, la entidad está en condiciones de monitorizar y operar remotamente los 3.000 MW de potencia eólica y solar que gestiona a día de hoy desde el centro de control ubicado en Madrid. En concreto, se gestionan a distancia, en régimen de veinticuatro horas los siete días de la semana, más de 2.600 unidades de generación, entre turbinas eólicas e inversores solares, así como más de cien subestaciones de evacuación de electricidad asociadas a las ciento quince plantas de generación eólica y solar de EGPE.

Con este desdoblamiento, Endesa redujo las consecuencias que tendría un posible contagio de coronavirus entre sus operadores, y aseguró al mismo tiempo un segundo recinto desde el que poder operar sus activos en remoto, minimizando los perjuicios que la crisis pudiera causar.

03 ago 2020 / 00:15
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito