Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
02:47
h

Despega la primera misión planetaria para defender la Tierra de los asteroides

DART chocará deliberadamente para desviarlo de su rumbo// Un gallego dirige una operación similar que prepara la ESA

La primera misión de defensa planetaria de la NASA, que fue lanzada el martes con éxito desde Estados Unidos, chocará deliberadamente con un asteroide para desviarlo de su órbita con el fin de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una colisión contra la Tierra.

El despegue de la misión Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Doble (DART, en sus siglas en inglés) se llevó a cabo sin complicaciones a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 desde la Base de la Fuerza Espacial en Vandenberg, California (Estados Unidos).

“Este es realmente el principio de la culminación del trabajo y el esfuerzo de cientos de personas en la NASA y otros centros durante muchos años”, dijo una científica de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la agencia espacial, Kelly Fast, en declaraciones al canal oficial de televisión de la NASA.

Tras el despegue, cientos de personas celebraron con gritos de alegría en las inmediaciones de la base, de acuerdo a imágenes del mismo canal y de redes sociales.

Esta misión no tiene precedentes, ya que el objetivo es impactar con un asteroide dentro de un año para desviarlo de su órbita con el fin de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una colisión contra la Tierra.

Esta misión es fundamental para la estrategia de defensa planetaria de la NASA, que estudia, analiza y mide todos los asteroides cercanos a la Tierra y sus trayectorias para entender y reducir el peligro de un posible impacto, según contó en una entrevista con Efe el ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, Luis Rodríguez, miembro del equipo de DART.

La nave de la NASA se dirigirá hacia el asteroide Didymos y su pequeña luna, Dimorphos, que será el blanco del impacto para alterar su órbita, informa Efe.

Para que el impacto sea efectivo, DART viajará a unos seis kilómetros por segundo, una velocidad “increíblemente rápida” y necesaria para que el choque altere “un poco” la trayectoria de Dimorphos, del tamaño del monumento a George Washington –un obelisco de 47,2 metros de altura situado en la capital de EE. UU.–, pero con mayor volumen, dijo Rodríguez.

El choque no ocurrirá hasta otoño de 2022, pero, en caso de tener éxito, tiene el potencial de sentar las bases para proteger a toda la humanidad del peligro apocalíptico de los asteroides.

A pesar de que la misión arrancó hoy, Rodríguez descartó que ningún asteroide conocido vaya a chocar contra la Tierra en los próximos 100 años.

HERA, el modelo de la ESA. Pero DART no es la única operación de defensa planetaria, ya que la Agencia Espacial Europea prevé lanzar en 2024 una misión similar a la de la NASA en la que figura como director técnico un gallego en ingeniero en Telecomunicaciones de la Universidad de Vigo, Franco Pérez Lissi, natural de la localidad ribeirense de Palmeira.

“HERA es una misión apasionante que llevará el nombre europeo, español y gallego en su ADN hasta más de 300 millones de km de distancia de la Tierra, para poder, si algún día es necesario, defenderla del posible impacto de un asteroide”, aseguraba Lissi a EL CORREO GALLEGO en septiembre del pasado año.

Una de las muchas innovaciones que incluye la misión es la de llevar a bordo de la sonda especial dos satélites, afirma el ingeniero gallego, que desarrollarán misiones independientes con objetivos de demostración técnicos y científicos.

DOS SATÉLITES. Sus nombres son Juventas, diosa de la mitología romana, y Milani, nombre en honor a uno de los científicos padres del concepto de misión. El primero llevará un radar de baja frecuencia, “heredado y evolucionado de una misión tan importante como Rossetta, que permitirá penetrar a través de impulsos radar en el interior del asteroide y conocer más sobre la formación interna de este”.

Al final de la misión tratará de aterrizar en la superficie de la luna del asteroide, para poder caracterizar el campo gravitatorio del sistema binario a través de un gravímetro fabricado en España por la empresa Emxys, de Elche.

“Mi puesto en la misión HERA es la de director técnico y responsable del desarrollo de estos dos pequeños satélites”, explica finalmente Franco Pérez Lissi, “así como de los medios mecánicos y electrónicos que nos permitan intercambiar datos y cargar sus baterías durante los más de dos años de tránsito hasta el encuentro con el asteroide Didymos.

24 nov 2021 / 18:58
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.