Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 02 julio 2022
02:00
h

El entroido de Ourense, en pleno resurgimiento por las ansias de fiesta

Cigarrones y Pantallas, protagonistas de nuevo en sus recorridos por las calles de Xinzo y Verín

Las tradiciones del entroido, el carnaval gallego, que este 20 de febrero celebraba el domingo Corredoiro, revive un resurgimiento por el ansia festiva de la población, después de que el año pasado no pudo celebrarse por la pandemia de covid-19.

En el municipio de Xinzo de Limia, en la provincia de Ourense, decenas de personas acudieron este domingo a la plaza Mayor y sus aledaños para dar la bienvenida al domingo Corredoiro, la tercera jornada dominical festiva previa a los días grandes, para disfrutar de su particular entroido, la celebración más importante del año y que, en esta localidad de la provincia, está declarada de interés turístico internacional.

Basta conocer su duración, cinco fines de semana en total, para entender por qué el entroido ourensano es una de las citas más importantes del calendario festivo en la península ibérica, con uno de los carnavales más largos de todo el territorio español.

Desde el domingo Fareleiro y hasta el de Piñata, esta fiesta se convierte en un referente durante estas fechas, por su vistosidad en cuanto a disfraces, pasacalles, verbenas y gastronomía local.

Considerada como una de las citas más importantes del programa festivo, las calles se inundan de ataviados personajes como los Cigarrones en Verín o las tradicionales Pantallas en Xinzo, consideradas como las autoridades del disfraz de carnaval.

En medio del espíritu festivo, cientos de personas se congregaron de nuevo para contemplar a Pantallas y sus parientes, los Cigarrones que, como es preceptivo, acudieron a la iglesia a esperar la salida de los fieles de misa.

Después de un año en blanco por las restricciones sanitarias, estos populares personajes recuperaron el mando de las tradiciones con carácter espontáneo para evitar las aglomeraciones y prevenir contra contagios del coronavirus, que todavía circula.

Uno de los organizadores, Suso Fariñas, explicó que para los personajes estas celebraciones permiten “poder echar fuera el veneno del entroido, después del año pasado, que no pudo ser”.

Vestir de Pantalla supone “una responsabilidad enorme” por la transmisión de generaciones pasadas, “algo que heredamos de los antepasados”, subrayó Fariñas.

En su opinión, supone todo un “orgullo” poder representar ese personaje ataviado con un traje, símbolo del carnaval, que lleva una elevada carga de historia popular.

Del mismo modo, Verín hizo lo propio con la salida de un grupo de Cigarrones, otro personaje muy característico del entroido ourensano caracterizado por un atuendo y una máscara con la que oculta su rostro, así como por una fusta cargada de siglos de tradición, y que recorrió las calles de la localidad.

Prudencia
Con límite

···Con la pandemia aún presente, todos estos personajes optaron por la prudencia, hasta el punto de mostrarse bastante menos que en anteriores ediciones, especialmente en Verín. Eso no impidió que el espíritu festivo reinara en ambas localidades, favorecido por un clima benigno para estas fechas, en la que los personajes pudieron ofrecer un colorida jornada llena de charangas y disfraces. Entre los más populares este año, no faltó el del atuendo representativo del grupo de moda, Tanxugueiras.

  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.