Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

El gato de Botero que inspira una opera

    Se trata de una escultura de Fernando Botero ( Medellín, Colombia,1932 ) que se encuentra en Barcelona desde hace mas de tres décadas, adquirida en 1987 por el ayuntamiento de la ciudad; formó parte de un proyecto urbano de gran alcance prolongado en el tiempo, que incluiría la presencia de obras de artistas de reconocido prestigio: Roy Lichtenstein, Rebecca Horn, Ellsworth Kelly, Eduardo Chillida, Xavier Corberó, Joan Brossa, Andreu Alfaro, Jorge Castillo, Claes Oldemburg y Coosje van Bruggen, sumadas a otras existentes. Ubicadas en parques, jardines, calles y avenidas, las esculturas siguen en su mayor parte en el lugar para el que fueron ideadas. La iniciativa partió en aquellos años del escultor Xavier Corberó cuya vida transcurría entre Nueva York y Esplugues de Llobregat, en el taller habitable “ Casa dels Cecs, un edificio sorprendente a modo de gigante escultura; fue quien se ocupó por conocimientos y relaciones internacionales de proponer la naciente selección. Y Fernando Botero se incluía entre los artistas que dejarían su impronta en la capital que se preparaba para las Olimpiadas de 1992. La obra elegida era un monumental gato de siete metros de largo y dos de ancho de formas redondeadas, en bronce pulido, de aspecto dócil y confiado.

    En principio la escultura se ubicó en el parque de la Ciutadella, pero fue cambiando de sitio; estuvo en las inmediaciones del Estadio Olímpico ( 1992 ), y posteriormente en la plaza Blanquerna, hasta llegar en el año 2003 a su destino definitivo en la Rambla del Raval. Desde entonces se ha convertido en todo un símbolo para vecinos y ciudadanos; las vicisitudes de esa obra y su peregrinar por la ciudad no han pasado desapercibidas para las gentes de ese barrio, denso e intercultural y antiguamente obrero en el que conviven ahora personas de diversas y lejanas procedencias ; todos han simpatizado con la figura y la han convertido en un emblema, disfrutando de ella en el día a día. Como si fuese un gato real, callejero, generoso y bien nutrido, a pesar de tantos años de vagabundeo por la ciudad y alguna agresión vandálica, llegó para quedarse y se ganó el afecto de residentes y visitantes.

    Sus avatares bien pueden asemejarse a la condiciones propias de los gatos errantes, exploradores e independientes. De todo ello, nace una nueva historia en forma de proyecto que derivó en la creación de una ópera comunitaria, original y pensada para su estreno en el Gran Teatre del Liceu. Un objetivo tan singular como interesante en el que se han involucrado colectivos y grupos de esa zona; después de mas de cuatro años de preparación, la opera denominada “ La gata perduda”, fue estrenada en los pasados días 5 y 7 de octubre en dos únicas funciones, con la participación de entidades culturales, coros, músicos y personas anónimas del Raval quienes por única vez han formado parte de la vida del Liceu. Y todo esto ha sido posible gracias a la inclusión del proyecto dentro de los programas que apoya la Unión Europea, en este caso el denominado TRACTION, Opera co-creation, que acerca la ópera a comunidades diversas a través de la innovación tecnológica. Es cierto que tradicionalmente el Liceu de Barcelona que forma parte por ubicación de esa parte de la ciudad tan próxima al puerto, se mantuvo distante y ajeno a lo que sucedía a unos metros de su histórico edificio. Sin embargo la implicación de la institución en la puesta en marcha de la opera popular, ha hecho posible que esta se hiciese realidad propiciando y estrechando lazos de buena vecindad.

    El argumento se inscribe en el libreto creado por la dramaturga Victoria Spunberg, con música concebida parcialmente por Arnau Tordera, guitarrista, compositor y vocalista, del grupo Obeses y consta de cinco actos. El gato creado por Botero, es el personaje central de una trama imaginativa, llena de situaciones controvertidas y momentos de suspense; en esta representación es una gata” perdida “ y observadora; por su naturaleza intrépida da un salto de gigante, desde la calle al escenario de uno de los grandes templos mundiales de la música.

    17 oct 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.