Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 diciembre 2021
11:23
h

España supera los 3.500 infectados por VIH cada año

El objetivo planteado por Onusida para nuestro país era bajar en 1.100 el número de contagios

España no consiguió los objetivos planteados por Onusida, programa conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y sigue superando cada año la cifra de 3.500 infectados, según informó ayer la jefa de Área de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida del Ministerio de Sanidad, Rosa Polo.

En el encuentro online VIH-Abordando el reto del cuarto 90 y a cinco días de que se celebre el Día Mundial de la lucha contra esta enfermedad, Polo explicó que Onusida marcó como objetivo que España disminuyera el número anual de infecciones “en algo más de 1.100 infectados. Un reto que no se ha cumplido y en el que habrá que trabajar de manera intensa los próximos años”.

Polo avanzó que el nuevo plan estratégico 2021-2030 sobre esta enfermedad, que se presentará en el mes de enero, incidirá en la atención a los crónicos donde “queda un largo camino por recorrer” a diferencia de las prestaciones a procesos agudos que en España es “excelente”.

Y recordó que este 1 de diciembre se cumplirán dos años de la aprobación del pacto social para la no discriminación y la igualdad de trato asociada al VIH, y en ese marco se han adoptado medidas como la eliminación del diagnóstico de VIH como causa genérica de exclusión en las convocatorias de empleo público.

Pese al pacto social para evitar la discriminación por padecer sida, el coordinador del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos de VIH, Juanse Hernández, aseguró que existe un gran estigma hacia las personas con sida en muchos ámbitos “como contratar un servicio de salud, una operación de estética o hacerse un injerto capilar”.

Hernández apeló a las desigualdades sociales para que todo el colectivo tenga acceso equitativo a todos los servicios. Sobre la imposibilidad de reducir el número de infecciones cada año, Hernández consideró que parte de ese fracaso se debe a que no se ha introducido educación sexual en las escuelas.

Respecto a si la irrupción del covid ha afectado a los tratamientos de VIH, la directora ejecutiva de la Sociedad Española Interdiscilpinaria del Sida (Seisida), María José Fuster, comentó que los afectados por VIH se han beneficiado de la red implantada, muy extensa, que se han movilizado para dar una respuesta muy rápida a sus necesidades. No obstante, admitió que se han dado problemas en la prevención y algunas personas se han infectado. También se ha dado el caso de afectados que han dilatado su tratamiento por miedo a acudir al hospital.

Por su parte, la especialista de VIH Eugenia Negredo comentó que la mitad de los pacientes con VIH tiene más de 50 años. A la pregunta de por qué después de 40 años apenas hay avances para una vacuna, todos los especialistas coincidieron en que se trata de un virus que muta muy rápido y es muy difícil encontrar un anticuerpo. Explicaron que hay dos ensayos clínicos en marcha y confían en que haya una vacuna eficaz en los próximos años.

La violencia contra la mujer, factor de riesgo de contraer la enfermedad

Madrid. Onusida hizo un llamamiento, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para que el mundo intensifique “urgentemente” sus esfuerzos para eliminar la “desatendida pandemia” de la violencia contra las mujeres y las niñas, “una violación generalizada de los derechos humanos que afecta a una de cada tres mujeres al menos una vez en su vida”.

Antes de la pandemia de COVID-19, se estimaba que, a nivel mundial, 243 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años habían sido objeto de violencia sexual y/o física perpetrada por una pareja íntima en los últimos 12 meses. Según Onusida, la pandemia COVID-19 dio lugar a un aumento significativo de la violencia de género en casi todos los países.

“La pandemia está aumentando la violencia contra la mujer y amplificando las desigualdades de género existentes, exacerbando aún más los riesgos y vulnerabilidades de las mujeres en relación con el VIH, al tiempo que el acceso a los servicios para combatir la violencia de género, así como a los servicios de VIH y otros servicios de salud sexual y reproductiva, se está reduciendo o no está disponible durante la pandemia”, indicaron.

Onusida recordó que la violencia contra la mujer es un “importante factor de riesgo” de contraer el VIH: en las zonas con una gran carga de este virus, como el África subsahariana, las mujeres sometidas a la violencia de su pareja tienen un 50 por ciento más de probabilidades de tener VIH. Además, los hombres que cometen actos de violencia contra la mujer tienden a correr un mayor riesgo de contraer el VIH y a utilizar con menor frecuencia los preservativos, lo que aumenta el riesgo de transmisión del VIH.

De la misma forma, advierten de que la violencia, o la posibilidad de que se produzca, disuade a muchas mujeres y adolescentes que viven con el VIH de revelar su estado serológico a sus parejas, familias y médicos, lo que “dificulta que las mujeres y las niñas sigan el tratamiento del VIH”. E.P.

26 nov 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
VIH
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.