Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 27 enero 2022
19:47
h

Fontán recomienda las energías limpias, pero no a costa de la vida

Aunque aboga por nuevos modelos de consumo por la repercusión en el cambio climático, advierte del impacto en el territorio de aerogeneradores y placas solares

La arquitecta Cristina García Fontán apuesta por la introducción de las energías limpias con tanta rapidez como se pueda ante la repercusión medioambiental que está originando el cambio climático, pero “no a costa del paisaje, ni del territorio, ni de la vida de las personas”.

García Fontán, profesora en la Universidad de A Coruña, acaba de presidir en la ciudad herculina el foro IAPS International Symposium on Sustainability in the Post-Covid era: Challenges and Opportunities in the face of Climate Change and the Energy Transition, en el que expertos de todo el mundo abordaron los desafíos que plantean los cambios estructurales del entorno de acuerdo con los principios ecológicos, sociales y económicos.

En una entrevista con Efe, la coordinadora del Grado en Paisaje de la UDC considera “urgente” aplicar las nuevas políticas y transformaciones en los modos de consumo, así como la producción de energía mediante aerogeneradores o placas solares, que no obstante tienen un impacto sobre el territorio que “hay que controlar y medir, y hacer de forma racional”.

“Los aerogeneradores hace 20 años tenían 45 metros de altura y hoy tienen 220, no es lo mismo”, avisa la profesora al recordar que cuando se hizo el plan de los eólicos en Galicia éstos “eran distintos”.

Este plan es “muy ambicioso” en cuanto a la cantidad de espacios que se pueden ocupar con eólicos, “pero hay que hacerlo con cuidado porque los elementos han cambiado”, dice sobre la altura de los aerogeneradores, que representa mucha diferencia en relación al impacto paisajístico, la cimentación o la cantidad de energía que producen.

Según esta experta, se “está fragmentando muchísimo la introducción del eólico y el problema es la red y la subestación, estamos llenando el territorio de redes de electricidad” con líneas que pueden alcanzar los 50 kilómetros y que atraviesan pueblos y modifican paisajes, detalla.

El impacto ecológico es enorme, abunda Fontán, que sostiene que hay cientos de solicitudes y que la Xunta “ha admitido 35 parques y denegado cuarenta y pico, pero es que 35 son muchos, cuidado”.

En definitiva, no es solo la generación de energía sino su transporte “lo que genera el problema”, por lo que su propuesta pasa por “optimizar los aerogeneradores que ya hay ahora, cambiarlos por otros nuevos, lo que sería más eficiente que insertar en todo el territorio nuevos aparatos en grupos de diez o doce”.

Insta a reflexionar y a “tomarse en serio a las asociaciones”, ya que este sábado se manifestaron una decena de entidades ecologistas que protestan por la proliferación de eólicos en el sur de la provincia de A Coruña, así como a “trabajar en el territorio”.

“Vamos a tener que introducir energía limpia pero no a costa del paisaje, ni del territorio, ni de la vida de las personas”, reitera, y subraya que el rural está ya bastante deshabitado como para “generar más elementos de distorsión, que van a hacer que no se pueda asentar la gente”.

El ruido, los problemas en la flora y fauna, en el territorio y el impacto social es “importante” en esta transición energética, sobre todo en lugares donde toca sufrirla como As Pontes y Meirama.

“Es un impacto social bestial el cambio del carbón a las energías limpias”, que conlleva un cambio en los impuestos, “lo notamos con la subida de la electricidad”, dice.

03 oct 2021 / 19:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.