Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 16 agosto 2022
17:03
h
MÚSICA. El conocido grupo de rock con tics celtas ha reunido a 19.000 personas en el Arena Ciudad de México con el teclista gallego como miembro de la banda // La gira ha incluido Estados Unidos coleccionando varios llenos. TEXTO Xabier Sanmartín C.

La increíble historia de Manuel Ramil, de Ares, con Mago de Oz

Nada ni nadie tiene más puertas y salidas que el rascacielos del destino. Lo sabe Manuel Ramil, músico vocacional que aprendió hace tiempo que Picasso no dijo mayor verdad que la plasmada en esta frase: “La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando”.

Ramil, natural de Ares, piscis del 8 de marzo de 1978, acaba de actuar ante 19.000 personas como teclista de Mago de Oz durante un concierto cuyo éxito fue tal que anuncian ya otra cita allí: el 19 de febrero. Pero Manuel no estará y su ausencia será una buena noticia ya que supondrá que su amigo Javi Díez, teclista habitual de la banda, está sano.

A mediados del pasado septiembre, los dados del destino salieron del cubilete. Entonces, Txus, líder de Mago de Oz, uno de los grupos de mayores ventas del rock en castellano, llama a Manuel...

Y le dice: “Javi sufre desde hace tiempo una fuerte tendinitis y no estamos seguros de que pueda afrontar los conciertos que se aproximan con todas las garantías. Puede ser que sí, puede ser que no, tienes que estar preparado por si acaso”.

“Y no hubo mucho más que hablar”, revela Manuel en Facebook.

Semanas después, el mismo músico gallego, tan talentoso como tranquilo, da las gracias a Díez por su colaboración para guiarle como sustituto temporal de la inminente gira por Estados Unidos y México, un tour con 18 conciertos en salas estadounidenses entre el 12 de octubre y el 17 de noviembre (donde coleccionan llenos).

Y así, Manuel parte desde Galicia a primeros de octubre, vuela durante horas y horas, acumula controles fronterizos, test Covid acá y allá, luciendo su mascarilla pirata negra de Mago en el inicio de una increíble historia que ha supuesto un regalo, justo y merecido, a sus años de dedicación a la música desde que siendo niño inició clases de piano porque una casa entre cuyos habitantes está ese instrumento es un lugar que garantiza el relevo generacional, en su caso, heredando la pasión de su hermana.

Las Vegas, Denver, San Diego, Chicago, Nueva York, Miami, Orlando, Atlanta... han ido marcando ese reciente viaje americano de este músico y productor aresano, imprevista pieza clave de Mago de Oz para presentar en directo el disco Bandera negra.

Entre jet lags y noches de hotel con aroma a Lost in Traslation, Manuel ha ido sacando ratos en plena gira para sentarse ante su portátil con miniteclado de cara a trabajar en el nuevo álbum de Adventus (se reencuetra con miembros de Warcry), cuya próxima publicación él pule cuando está en su estudio en Ares: Tercera Planta.

Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Santiago a finales de los años 90 y en los primeros del siglo XXI, Manuel empezó en Torquemada, modesto pero entusiasta grupo heavy que le abrió las puertas a ser miembro de Warcry, luego de Sauze, Avalanch y del reciente proyecto paralelo de Txus (Mago de Oz), una banda llamada Alderaan.

Aparte de ser una rock star puntual con Warcry (giró con ellos hace años por América) y ahora con Mago de Oz, Manuel también ha hecho música a la sombra, creando para publicidad, películas y producciones casi anónimas (ojo a su sobrino Enrique Ramil) por eso su memoria camina pero no olvida: “Recuerdo cuando seis colegas nos juntábamos en el local hace ya 25 años a destrozar canciones, entre ellas... El Lago. Y me siento profundamente honrado y agradecido a Mago de Oz”.

Manuel y Carla Iglesias, su pareja, han constatado que la vida tiene inviernos pero también primaveras, con flores de sorpresa muy heavy.

29 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.