Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 febrero 2023
17:34
h
A lo largo de la comunidad hay 150 bandas que llevan resistiendo dos años de parón casi al 100% // Con sus miles de fiestas y su espacio para que 3.000 personas vivan de la verbena, son una salida para los músicos de diferentes países TEXTO Miguel Álvarez

La orquesta gallega, refugio para todo el talento musical

Galicia, tierra por excelencia de la gastronomía más exquisita, un litoral ensordecedor y, como no, del Camino de Santiago, es también territorio de orquestas. A lo largo de toda la comunidad gallega existen un total de 150 que llevan resistiendo ya dos años de parón casi al 100%, y con sus millares de fiestas y su espacio para que 3.000 personas vivan de la verbena se convierte en un refugio para el talento musical más diverso. De todo el planeta.

Dani Dopazo (natural de Vilalonga, Sanxenxo, 1967) empezó a tocar con doce años y es profesional desde los dieciséis, hace 39 años, con una dilatada trayectoria como bajista y mandolinista, una especialidad en la que es único en el sector, forma parte de La Oca Band y actualmente preside la Asociación de Orquestas Tradicionales en Vivo.

“Ahora mismo el panorama está por una parte ilusionante, pero con precaución porque se ve que la gente tiene muchas ganas de fiesta y eso nos garantiza la continuidad, aunque tenemos una incógnita con la bolsa de trabajo para los que somos profesionales con dedicación exclusiva”, explica en este sentido a Efe.

“Para vivir todo el año necesitamos hacer 120 fechas, con menos actuaciones es imposible. Tenemos un vicio muy malo que es comer todos los días del año”, bromea asimismo.

En Galicia nacieron las orquestas, en especial en las provincias de A Coruña y Pontevedra, como agrupación de las bandas militares que tocaban lejos de los cuarteles y, por eso, concentra tantas, con un trabajo que antes era suficiente para todas.

“Por nuestras características, tenemos 313 ayuntamientos, cada uno con sus parroquias, cada parroquia con sus lugares y cada lugar con sus dos o tres fiestas. En el año 2010 llegamos a tener 12.000 fiestas. Se decía que en Galicia había fiestas desde el 1 de abril hasta el 20 de octubre”, recuerda al respecto.

Con aquella situación la vida para las orquestas era muy fácil, pero “desde la crisis, gota a gota se fue perdiendo”, pues a diferencia de en el resto de España, en Galicia los ayuntamientos tienen un papel testimonial en la organización de los eventos, pues son las comisiones de fiestas, agrupaciones vecinales, las que los impulsan y los financian.

No obstante, en especial en el rural, se pierden algunos que otros festejos, muchas veces por la crisis demográfica o por el envejecimiento de la población, lo que limita las actuaciones musicales que están bien pagadas en fin de semana mientras que “cobras la mitad un martes”.

Lo “bueno” e “ilusionante” es que “la gente acude masivamente a las fiestas”, con llenos constantes allá donde van, lo que es un indicador positivo para los 3.000 profesionales del mundo de la orquesta gallega.

En el caso de La Oca Band, fue una de las pocas que no paró durante 2020, con siete actuaciones, ni en 2021, con 44, aunque fueron ejercicios negativos y necesitaron buscar otros trabajos en otros sectores.

Dopazo defiende la importancia de las orquestas para entender la cultura y la tradición gallega, pues es en Galicia donde “está la vanguardia” de la verbena a nivel mundial, que llevó a convertir también la Comunidad en el lugar donde se inventó el escenario móvil en un camión, ahora exportado desde tres fábricas a todo el mundo, o una referencia en fábricas de amplificación de sonido.

No solamente eso, sino que sirve como gran refugio para “músicos de todo el mundo” que “acaban viviendo profesionalmente de la música en Galicia”, pues son muchos puestos de trabajo cada año, con un impacto socioeconómico que ronda los 300 millones de euros por temporada, que multiplica por entre siete y quince veces la inversión en cada fiesta gracias al negocio que genera y que tiene impacto en todos los ámbitos de la vida de cada lugar.

Y sirve, además, como refugio familiar, pues es en la fiesta del pueblo “cuando los abuelos reúnen a toda la familia, es el día en que vienen los nietos, es una tradición y tenemos que luchar para conservarla”, concluye el presidente de la Asociación de Orquestas Tradicionales en Vivo.

18 jun 2022 / 13:48
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.