Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Manual para saber lo que es relevante y disfrutar de la vida

Fabián Villena publica ‘Despliega tu actitud positiva inteligente’, donde da las claves para desarrollarnos bien en época de pandemia

¿Cómo se logra desplegar actitud positiva inteligente en tiempos de pandemia?

En primer lugar comprendiendo y aceptando la realidad del presente, es decir, entender las actuales reglas del juego. Acto seguido teniendo claro cómo deseamos estar en el futuro próximo, es decir, definiendo objetivos y desarrollando un plan de acción. Y por último centrándonos en lo que depende de nosotros, en nuestra zona de influencia, pasando a la acción. Después se trata de evaluar, hacer ajustes, y volver a actuar. Eso sí, tratando de disfrutar del camino, y en los momentos difíciles, tratando de no sufrir más de lo necesario.

¿A qué te refieres con “inteligente”?

En la vida y en el trabajo no se trata de ser un “optimista naïf” alejándonos de la realidad, pensando que todo va a salir bien y que con pensar en positivo vas a lograr todo lo que te propongas. La clave es comprender la realidad, tener claro tus objetivos, actuar en consecuencia. Para mí desarrollar una Actitud Positiva Inteligente se sintetiza en la frase: “Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés”. Desde mi punto de vista, es poco inteligente desperdiciar nuestro tiempo y energía en aquello que no podemos cambiar, en estas situaciones siempre nos quedará la aceptación.

¿Tenemos todos las cualidades para lograr desarrollar la actitud que mencionas?

Todos tenemos un margen de mejora, aunque no todos lograremos el mismo nivel de actitud positiva, ya que hay variables como la genética y las circunstancias que también nos influyen (aunque no nos determinan). Según estudios de Sonja Lyubomirsky la genética explica un 50 % de nuestra felicidad, las circunstancias un 10 %, pero nos queda un 40 % que depende de nosotros, de nuestra actitud, y es ahí donde hemos de centrarnos. Podemos entrenar y desarrollar una actitud positiva practicando ejercicios de “agradecimiento”, convirtiéndolos en hábitos, afrontando las dificultades del día a día con herramientas prácticas de contrastada eficacia, mejorando nuestras habilidades sociales para mejorar la calidad de nuestras relaciones, aspecto esencial para ser más feliz y productivo.

En definitiva, hay una serie de variables que dependen 100 % de cada uno de nosotros, que cuando las trabajas mejora tu actitud, y lo que es muy interesante, logras mejores resultados con menor esfuerzo.

¿Qué sugerirías a las empresas que en estos momentos tienen que recortar plantilla o cerrar sus puertas?

Creo que es importante enfrentar esta situación con una “aceptación activa”, que es muy diferente de la “resignación”. Podríamos definir dos actitudes a la hora de afrontar estas complicadas situaciones. Por un lado sería con una Actitud AM (de Amarga Mente), en la que simplemente nos quedamos en la queja, en el inmovilismo, haciendo generalizaciones pensando que todo está fatal y que no sirve de nada intentar hacer algo diferente.

En este estado corremos el riesgo de caer en lo que se llama la “indefensión aprendida”, que es cuando creemos que estamos indefensos y no podemos hacer nada para cambiar esa realidad. Por otro lado podemos decidir afrontar estas dificultades con una Actitud FM (Feliz Mente), comprendiendo y aceptando la realidad, pero centrándonos en aquello que depende de nosotros.

Tratamos de sacar aprendizajes de lo ocurrido, pero no caemos en las generalizaciones en negativo, analizamos la situación actual y nos preguntamos ¿qué opciones tengo ahora? Tomo consciencia que aún hay muchas variables que dependen de nosotros, y nos centramos en ellas para jugar nuestras cartas lo mejor posible, coherente con nuestros valores.

¿Qué claves darías a los emprendedores que están valorando lanzar sus proyectos o iniciativas en 2021?

En primer lugar que pongan el foco en el cliente, en el mercado, y no caigan en algo muy recurrente, enamorarse de una idea sin tener en cuenta si es algo que el mercado y la gente necesita, valora y estaría dispuesta a pagar por ello. Les recomendaría hacer un “mapa de empatía”, comprendiendo al detalle a sus potenciales clientes.

El siguiente paso que sugiero es lanzar un “proyecto mínimo viable” para testear el mercado, y así comprobar que es algo que interesa y tiene buena aceptación. En caso afirmativo, ya empezaría a desarrollar la idea en cuestión.

Y por último y tal vez más importante, es vital trabajar el marketing y la comunicación, ya que no basta tener un buen producto y/o servicio, es fundamental saber comunicarlo de un modo atractivo y por los canales adecuados. Las nuevas tecnologías nos están permitiendo llegar a nuestro público objetivo concreto, y si hemos hecho bien todos los pasos anteriores, es el momento de seducir al cliente final haciendo propuestas irresistibles hablando su idioma.

02 ene 2021 / 00:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.