Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 septiembre 2020
02:55
h

Piensa en positivo y sé feliz

Acabo de leer las conclusiones del I Barómetro del Optimismo (sí, estas cosas existen y se hacen) y alucino con el resultado. O no, que ya se sabe que Spain is diferent y de algo tenían que servirnos esa chirigota permanente del sur y ese malo será esperanzador del norte. Probablemente mi madre hablaría de la fortaleza del ser humano, siempre más de lo que uno se imagina, y de resilencia en primer grado, pero lo cierto es que un estudio que con todo lo que está pasando en el mundo revele que el 90% de los encuestados se sienta hoy valiente y positivo y que 1 de cada 3 españoles (39%) reconozca que ahora sonríe más que antes, da para pensárselo un rato.

El caso es que el este informe encargado por Colgate como parte de la campaña #NuestraSonrisaNosHaceFuertes, puesta en marcha “para animar a la gente a mantener una actitud optimista que les ayude a superar cualquier reto y a mirar hacia el futuro con una sonrisa” y ya de paso a recordarle que para lucirla hace falta una correcta higiene bucal y si es con sus productos mejor que mejor, digo yo, revela que el 88% de los entrevistados se considera optimista por naturaleza, sobre todo en el caso de los hombres, y que casi todos (un 96%) cree que una actitud positiva ayuda a hacer frente a los problemas y a sobrellevar situaciones complicadas, de agobio o estrés.

Y es que en la nueva normalidad las pequeñas cosas cobran más protagonismo que nunca, valorándose sobre todo lo cotidiano. La salud, pasar más tiempo con los que quieres, la libertad o las relaciones personales son ahora los aspectos más valorados para ser feliz, mientras que en el tema de problemas que causan más quebraderos de cabeza se encuentran los temas médicos, la economía y el empleo.

Y como emociones más presentes, el estrés, que alcanza al 50% de los entrevistados; la tristeza y la ansiedad, en tanto que la depresión y la apatía afectan a 1 de cada 4.

Pero, al parecer, el espíritu optimista de los españoles persiste, incluso, cuando surgen los problemas. Las técnicas más eficaces para enfrentarse a ellos es mirarlos con perspectiva (42%), enfocarse en lo que pueden aprender de la situación (26%) y evitar pensar demasiado en ello (20%). O eso dicen, y también con un rotundo 91 por ciento, que han aprendido a sonreír ante la adversidad. Así que al final, va a ser verdad eso de nuestro carácter alegre y tan dado a las celebraciones.

Me pregunto si llenar las redes sociales de chistes e ingenio sobre todos los problemas y desgracias de la humanidad tiene qué ver con ello.

Curiosamente, la encuesta arroja poco enfado, y cuando lo hay, es por comportamiento de familiares y amigos, sobrecarga de trabajo y a dos puntos, el tener que esperar a alguien que se retrasa, que por lo visto, enfada casi tanto. Que me dirán lo que quieran, pero el dato en sí ya merece un estudio aparte.

Y, ¿qué hacemos cuando estamos tristes o desanimados? Pues escuchar música, hablar o reunirse con amigos y familiares, y pasear. Ah, y las mujeres optamos fundamentalmente por juntarse y charlar, y los hombres por practicar deporte. Que cada uno saque sus conclusiones.

LO QUE DEJA CLARO EL ESTUDIO ES QUE EL OPTIMISMO DE LOS ESPAÑOLES se mantiene intacto ante la realidad que estamos viviendo. Ahí va el dato: “el 66% de los encuestados dedica tiempo a pensar en todas esas cosas que les gustaría hacer y, sólo con pensarlo, se sienten felices”. Textual. Y aquí yo reconozco que ya no sé si dar un saltito de alegría chillando “quéeeee cuuuuqui,” o simplemente decir que es maravilloso que con los tiempos que corren, seamos capaces de ser tan felices con tan poco. O que nos complicamos mucho y la felicidad no precisa de grandes gestos. No sé. Tengo que darle una vuelta al tema.

17 sep 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito