Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 01 diciembre 2022
02:40
h

Terceras (¿últimas?) rebajas

    ESTAS SERÍAN, PUES, las “rebajísimas”: el término, superlativo, hasta hace bien poco sería un disparate léxico-gramatical, hoy es un rasgo de estilo casi refinado. En suma, lanzados al abismo revolucionario hemos pasado de la sedición (primera rebaja) a la malversación (segunda) y ya se divisa un tercer lote de gratificaciones penales que, emanadas de los nuevos ministerios catalanes, con el President Aragonés a la cabeza (lo de “honorable” se ha quedado en Tarradellas), con la fundamental contribución del Podemismo y su suma sacerdotisa, doña Irene Montero, preclara y eminente conocedora del sexo, de sus tientos y diferencias, forma y sentido, fórmulas expresivas y decisorias (si/no), que no contemplan sin embargo situaciones de duda o ambigüedad en el asunto como acaso, tal vez, quizás, ya veremos, es que no paras, pervertido...alguna con cierto tufillo recriminatorio contra el macho persistente...aunque nunca se sabe. La rebaja penal de actos de violencia sexual ha puesto a doña Irene en el más absoluto ridículo, pues tampoco ha caído en la cuenta de que las jueces son hoy casi mayoría entre nosotros. ¿También ellas son ignorantes en la materia?

    Volviendo a la señora Montero, que ha regresado de su gira de doctrina sexual por Buenos Aires, dejando a las porteñas y porteños apabullados (y apabulladas) con su equilibrada y sesuda oratoria, entre el sí y el no o entre el no y el sí, eje dialéctico innegociable de la señora ministra, a quien le ha faltado tiempo para encararse con nuestros jueces, acusándolos de machistas irredentos y de desconocedores de la materia legislativa del ámbito teórico sexual y sus innumerables ramificaciones.

    ¡Así no hay manera!”, dicen que dijo, un poco entristecida y afligida incluso contra la judicatura inmovilista y fascista (esto último no lo dijo, pero lo pensó). A los jueces va a saberles la cosa a cuerno quemado, pues lo que ellos habían sentenciado queda, en no pocos casos, distorsionado ahora por las rebajas, para desesperación de las mujeres, las víctimas, ya informadas de que sus violadores han tomado las de Villadiego, con todas las garantías legales, faltaría más.

    Después de este tercer envite en materia sexual, solo se me ocurre decirles que hasta la convocatoria de elecciones del ya cercano 2023, son de esperar otras magnánimas rebajas que nos dejen cantando el gori-gori, o sin plumas y cacareando. Aunque más realista sería que, a la vista del panorama energético, acabáramos todos (o casi) congelados.

    Sería fácil decir que nos quedará el carbón, otrora tan familiar, tan popular y tan sucio en el socorrido brasero de la mesa camilla, (¡dónde va ella!). Pero ya, de carbón nada, díganlo los astur-leoneses. Acaso los Reyes Magos (que aún son tres y están sus altezas en el punto de mira gubernamental, por machistas) tengan en reserva algunos quilos, pero no lo creo.

    Ergo, la nueva y gubernamental divisa es “Miento, luego existo”. Existo y triunfo, tengo éxito, fama y dinero; lo demás, no es vida. Por mi mal tampoco eso creo.

    25 nov 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.