Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
01:23
h
LITERATURA

Teresa Cameselle, premio Letras del Mediterráneo: el amor en 1989

La mugardesa regresa a la novela romántica con la nostalgia de ‘Si te quedas en Morella’

En 1989, en las listas de éxito arrasaban el Like a Prayer de Madonna, Flor venenosa de Héroes del Silencio e incluso una versión en directo del Cádillac Solitario de Loquillo y los Trogloditas. Las citas se concertaban por teléfono fijo o de sábado en sábado. Y los veranos parecían eternos. Por estos mitificados finales de los 80 navega la relación adolescente de Sara y Javier: protagonistas de Si te quedas en Morella, la última novela romántica de Teresa Cameselle. La escritora mugardesa ha ganado el premio Letras del Mediterráneo, en los complicados tiempos del coronavirus. Pero precisamente por esa incertidumbre social, nos invita a regresar a las intensas emociones juveniles: “Necesitamos el amor de la pareja, la familia y los amigos, echamos tanto de menos los abrazos que la literatura romántica es una gran opción para llenar los momentos de ocio”.

La historia se inicia en la Navidad de 1999, con el nerviosismo del cambio de siglo. Y salta una década hacia atrás, cuando sus protagonistas se conocieron y enamoraron en una adolescencia con sabor a fresa. ¿Por qué ese regreso al ayer? Considera Teresa Cameselle que “los 80 y los 90 nunca han pasado de moda, también los más jóvenes se interesan por su cultura pop”. Pero recalca que las vivencias ochenteras de Ferrolterra (o de Morella, en este caso) nada tenían que ver con las pelis estadounidenses. “Aquí no había bailes de instituto ni taquillas, muestro los 80 en un pueblo pequeño”, indica. Nada de La Chica de Rosa, pero mucho de aquellos años dorados de los institutos. Antes de las confusas redes sociales y del móvil para todo.

Admite la autora que “no es una novela autobiográfica pero sí que incluye muchas anécdotas vividas por mí o mis amistades, con algún cambio para que nadie se sienta reconocido pero con el suficiente realismo”. Asistimos así a los años 80 de Teresa Cameselle: “Lo que más recuerdo es su música pop y ahora te das cuenta de que en aquella época tan importante éramos muy libres, nos relacionábamos de una forma más sana”.

De aquella magia, también se recuperan los lazos epistolares: “Te carteabas con las primas, y el momento de escribir y poner el sello tenía su encanto... ahora todo es muy inmediato pero también pasa muy rápido”. La escritora saborea las mieles del premio Letras del Mediterráneo, concedido por la Diputación de Castellón. “Este organismo escoge a cuatro autores diferentes de cuatro géneros según sus trayectorias, y les encarga novelas relacionadas con el territorio diputacional”, explica la escritora. Y eligió Morella, por sus amistades y su entorno mediterráneo. Pertenece además a la Federación Internacional de los Pueblos más Bonitos del Mundo.

Para septiembre se esperaba una cena gala con la cultura de Castellón, pero se aplazó a noviembre con un pequeño acto por seguridad. Cameselle echa de menos las ferias del libro, “como Madrid, donde conversaba cada año con los lectores”. Y lamenta que la novela romántica sea el género más criticado, aunque se trate del más vendido. De hecho, en su anterior novela Como el viento de otoño optó por la memoria histórica con el relato de una maestra de la II República. Pero siempre con la pasión por la vida en el horizonte.

18 sep 2020 / 00:43
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.