Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 16 agosto 2022
00:24
h

Tras doce años sin Andrés Montes, la vida (aún) puede ser maravillosa

Periodista de padre gallego y admirado igual por coetáneos que por Ibai Llanos, hoy es parte del Hall of Fame del baloncesto

“Ésta es mi última retransmisión con La Sexta. Y voy a decir lo mismo que decía hace tres años y medio al llegar... la vida puede ser maravillosa”.

Así se despedía en 2009 Andrés Montes tras narrar la final del Eurobasket de Polonia, saldada con oro para España. Poco más tarde, la citada cadena decide prescindir del periodista madrileño, que fallece semanas después a la edad de 53 años.

De madre cubana (la pianista Zenaida Manfugás) y padre gallego (el comerciante Antonio Montes Seoane), la huella de Andrés Montes fue trending topic hace unos días al cumplirse doce años de su fallecimiento. Esa catarata de mensajes en Twitter y otras redes sociales revela lo grande que es su legado como comunicador, admirado igual por coetáneos que por el caster Ibai Llanos, (“Para mí, el mejor narrador que he escuchado nunca”, tuiteó Ibai).

Pau Gasol, apodado por Montes... ET (El Extraterrestre) ha dicho: “12 años sin el gran Andrés Montes. Gracias por todo, siempre” ; frase que suma 23.000 likes en Twitter

Criado en la radio con paso por Cope o Radio Cadena, Andrés Montes, llega a la televisión de mediados de los 90 cuando Canal Plus compra los derechos para dar la NBA.

El primer narrador de esos partidos, Santiago Segurola, deja pronto deja su rol para centrarse en la prensa y da paso a Montes como nueva pareja de Antoni Daimiel.

Juntos navegan diez años de madrugadas. Yendo a más gracias a su química y al imaginativo vocabulario de El Negro, como dice su amigo Siro López, periodista lucense cuyo reciente tuit “12 años y te sigo echando en falta mi negro”, acumula 15.000 likes.

Mel Otero, otro periodista lugués que también trabajó con Montes, hablaba así en este diario en un reportaje previo: “Andrés era un inventor de expresiones deportivas, de motes. Te mantenía pegado a la tele. Era un genio. Hacia un espectáculo de cada partido... Hablaba mucho de A Coruña... salía en muchas conversaciones. Le encantaban las patatas de Bonilla a la Vista y citaba mucho a Pescaderías Coruñesas en Madrid, donde decía que se vendía el mejor pescado de España”, detalla Otero.

Ya entrado el siglo XXI, la fama de Montes, amigo de lucir pajarita, hace que una naciente cadena como La Sexta le contrate para narrar baloncesto, lo que coincide con varios éxitos de la selección española, que él relata en abierto (el Plus fue el precedente de la actual Movistar+).

En esa época, el canal le pone a narrar partidos de fútbol con analistas como Julio Salinas o Kiko Narváez, y crea expresiones de éxito como Tiki Taka para describir la magia de Iniesta, Xavi, etc., e idea apodos como Tiburón Puyol.

Tras tres años y medio, no es renovado por la cadena, lo que genera un río de rumores que seca de forma brusca la noticia de su muerte el 16 de octubre de 2009.

Al año, el Consejo Superior de Deportes le da a título póstumo, la Real Orden del Mérito Deportivo. Hoy hay una baraja con su nombre, una peña del Burgos (ACB) y el jueves sus hijos, Orson y Nelson, presenciaron en Sevilla la entrada de su padre en el Hall of Fame del baloncesto español porque, a pesar de su ausencia, palpita el lema: “La vida puede ser maravillosa”.

(“Aunque a veces duela”, que diría Camarón).

24 oct 2021 / 17:18
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.