Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Las cabañas, un destino vacacional especial y diferente en Galicia

A Coruña. Lorena Rey

¿Quién nunca ha pensado en escaparse del mundanal ruido, de los agobios y de la rutina diaria para pasar unos días en una cabaña en los que poder descansar, contemplar la puesta de sol y escuchar el canto de los pájaros al amanecer?

Este plan puede hacerse realidad sin necesidad de recorrer muchos kilómetros. Estas construcciones están cada vez más de moda en Galicia y las podemos encontrar en diferentes puntos de la comunidad. Algunas se sitúan en la costa y con vistas al mar, otras en cambio las podemos encontrar en medio de un bosque o más cercanas a la montaña. Unas más clásicas y otras más modernas; unas pequeñitas y otras más amplias. Una gran variedad con un objetivo en común: el ofrecer a los interesados unos días de respiro en medio de la naturaleza.

Canide, Fisterra, Lires, Outes, la lucense Parada, Pontecaldelas, Muxía o Monfero son algunas de las localidades que cuentan con este tipo de alojamientos, que van desde las construcciones más clásicas hasta las de diseño moderno, sin perder su esencia de cabañas, y con todas las comodidades y atractivos.

Muchos pueden llegar a preguntarse lo que se esconde detrás de una simple estructura de madera para que sean tan demandadas. Habrá que vivir la experiencia para saber si nos gusta y así repetir.

Pero para conocer un poco más en qué consisten nos adentramos en las Cabañas de Canide, situadas en Mera (Oleiros).

ASÍ SON LAS DE CANIDE. Mar Carrillo junto a su marido son los gerentes de las Cabañas de Canide, estructuras de maderas similares a las cabañas nórdicas. Mera era una zona que los tenía enamorados desde siempre. Además, ambos consideraban que no había nada novedoso de cara a los turistas que veraneaban por esa zona y de esa manera decidieron montar el negocio hace dos años. Ubicado en la zona de Reserva de la Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, se define como un proyecto eco-friendly.

Compuesta por unos alojamientos en madera de construcción ecológica lo que se busca es respetar el medioambiente.

La clave: independencia e intimidad. Adentrarnos en este lugar supone escapar un poco de lo que es un hotel tradicional. Se busca un concepto distinto, el tener una casita como alojamiento en la que los clientes tienen una mayor independencia e intimidad.

Las de Canide tienen unas señas de identidad propias y diferentes a lo que hay en el mercado como son las bañeras japonesas y las chimeneas. “Quizás tienes menos servicios que los que te puede ofrecer un hotel tradicional, pero tienes exclusividad y unos elementos diferenciadores”, cuenta Mar Carrillo.

Es una zona rural en la que se ofrece comer bien, de mucho paseo, verde alrededor, playas... un concepto de turismo para buscar tranquilidad. Y es que justo este verano, el tema del covid ha beneficiado a este tipo de alojamiento ya que la gente evita las ciudades y los contactos masivos. “Quien busca exclusividad y estar más a su aire, es lo que ofrecemos”, afirma la gerente.

En función de la época del año nos podemos encontrar con un público diferente. En verano hay más familias que provienen de diferentes partes del mapa español e incluso extranjeros. En invierno es un público más local, al que se suma gente de lugares cercanos como Portugal y Castilla y León. “Los meses de verano, julio y agosto, estamos al 100% y en invierno el nivel de ocupación baja bastante”, nos cuenta Mar Carrillo.

Este complejo, a diferencia de otros, no nos ofrece directamente actividades complementarias a la estancia en las cabañas, pero los gerentes mantienen un acuerdo con empresas de la zona que llevan a cabo actividades de turismo activo, Surf, paddle surf y alquiler de bicicletas son algunas de las opciones que se nos proponen.

LAS IMPRESIONANTES PUESTAS DE SOL EN MERA. Desde las cabañas se puede observar cada anochecer la puesta de sol reflejada en el mar. Muchos no pierden el tiempo y deciden fotografiar el momento, siendo una de las cosas más valoradas por los clientes. Así, la responsable define las puestas de sol en la población de Mera como “impresionantes”.

UN referente en el turismo. No hay duda de que en Galicia está habiendo mucho interés por las cabañas, cada cual con un estilo particular. Esto no deja de ser interesante ya que nos permite buscar modelos distintos dentro del mismo concepto de estructura.

“Se está haciendo sin darnos cuenta una seña de identidad con el turismo”, considera.

Dos años desde su creación, es tiempo suficiente para ver que las Cabañas de Canide, como otras muchas, son un referente del turismo en Galicia. La gente prueba y repite.

Un entorno con rutas de senderismo, bosques y playas sumado a las vistas al mar, la Torre de Hércules y a la propia ciudad de A Coruña son algunos de los elementos clave para decidirnos por las cabañas de Canide y aventurarnos a pasar una estancia inolvidable.

17 ago 2020 / 10:42
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito