Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
14:21
h
crónica ‘foodie’

Showcooking ‘Michelin’ con Rafa Centeno y cervezas

No falla, es otear agosto en el horizonte más cercano y empezar a coger kilos. Y sí, este verano será muy atípico y todo lo que uno quiera, pero hay cosas que no cambian, y engordar, salir de fiesta y dormir poco son algunas de ellas.

Así que después de una quincena de encuentros foodies contínuos, ayer me sumé a uno de los más apetecibles, el celebrado en el Oca Puerta del Camino con el que el hotel compostelano abrió la temporada de actividades veraniegas, y que a mí personalmente me encantó, no solo porque tiene ya de por sí una cocina estupenda, sino porque contaron con el chef Rafa Centeno como invitado en un dinámico showcooking que hizo las delicias de los estómagos más exigentes y, ya de paso, motivó unas cuantas risas.

El Estrella Michelin cambió por una noche los fogones de su afamado Maruja Limón, en Vigo, por los de la cadena hotelera gallega para preparar un refrescante tomate marinado con queso de O Cebreiro y maíz tostado, y una ostra con ceviche de calabacín, que para ser sincera, estuve a punto de no probar por un capítulo oscuro en mi pasado con dicho molusco bivalvo, pero visto que era una especie de trampantojo vegetal y que tenía una pintaza estupenda decidí meterle la cuchara.

Ambos platos explicados al detalle por el chef del Grupo Nove y maridados con cervezas de Alhambra Reserva 1925, cuyo sumiller fue explicando al detalle las características de cada una y el por qué de su elección. Y vale que al final, lo del comer y el beber siempre es una cuestión de sensibilidad y de gustos. Vaya, que no hace falta haber pasado por la Basque Culinary, ganarte un Masterchef o hacerte un curso rápido con Xoán Cannas, pero hay que reconocer que resulta de lo más quedón largarte un discurso sobre aromas primarios, amargor, retrogusto, maltas y lúpulos, sin contar con lo que cambia el sabor dependiendo de con qué plato se combine en boca.

Y vale que los platos de Centeno estaban de quitar el hipo, pero voy a poner por escrito para que quede constancia y no haya dudas, que los del equipo de cocina del hotel, encabezado por Miguel Sande y Pablo Vila, no se quedaban atrás.

Un desfile de excelencias culinarias a base de empanadas de millo y de trigo; arroces en paella, baos de Galo Celta, encurtidos caseros y una mayo de Sriracha, que completaron una mesa de quesos, varios panes y una tapa dulce a base de chocolate y mirabeles difícil de olvidar.

Y mientras los más de setenta comensales disfrutábamos de las delicatessen y de la música en vivo de Dani Barreiro & Friends en los jardines del hotel, su director, Lalo Crespo, ejercía de anfitrión junto al director general de la cadena, Ramón Braña, encantados de poder celebrar el reinicio de actividades sociales, “con más energía que nunca”, tal y como confirmó Crespo, quien aprovechó para recordar que el Oca Puerta del Camino cuenta para esta nueva etapa con “novedosos y exclusivos servicios para los huéspedes, clientes y compostelanos”.

Y por supuesto, con la frase estrella de la temporada, la consabida del “control exhaustivo de la seguridad para garantizar estancias y actividades seguras en nuestras instalaciones”, en este caso, además, “siguiendo los protocolos instaurados por la cadena Oca Hotels”, ya que cuenta con uno específico diseñado exprofeso para sus establecimientos y un sello de régimen interno.

En definitiva, una velada estival de lo más entretenida, pero eso sí, más que confirmado, lo de tratar de mantener la línea en el verano acaba siendo una de esas misiones imposibles que harían temblar al mismísimo Tom Cruise.

30 jul 2020 / 23:51
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito