Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h
ULLO

La igualdad de género: un valor imprescindible en la recuperación postcovid

Concepción Campos Acuña / Doctora en Derecho y Presidenta de la Asociación de Mujeres en el Sector Público

Recuperación. Sin duda, esta palabra representa todas las esperanzas que el conjunto de la sociedad ha depositado para alcanzar la salida de la crisis en la que la declaración de la pandemia por el Covid-19 ha sumido a todo el mundo, crisis que ha afectado de un modo muy especial a la posición de las mujeres, y, en especial, a las posibilidades de seguir avanzando para acabar con la brecha de género. Tal y como recoge el Informe de la ONU sobre las repercusiones de la Covid-19 en las mujeres y las niñas los datos son desalentadores y exigen una rápida reacción, reacción que debemos encajar en el Mecanismo de Recuperación aprobado por la Unión Europea y que en España se ejecutará a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Porque la igualdad de género supone un factor fundamental de crecimiento, no sólo como un elemento de justicia y equilibrio social sino como un factor de productividad y PIB potencial, para aprovechar al máximo las capacidades del 50% de la población y las sinergias derivadas de la diversidad en la toma de decisiones económicas, por eso la igualdad de género constituye uno de los pilares en el marco del Mecanismo Europeo de Recuperación y así se ha identificado también en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por el Gobierno de España.

En ese sentido, se distinguen tres tipos de medidas, con diferente impacto:

-Un primer grupo se refiere a aquellas que provocan un impacto directo en la reducción de la brecha de género, En total este grupo representa un 27% de las inversiones del Plan de Recuperación.

-Un segundo grupo incluye las medidas que, al estar orientadas a transformar los sectores productivos, logran reducir la brecha de género con esa transformación. Este segundo grupo suma un 54% del total de las inversiones del Plan.

-En el último grupo se incluyen las medidas que de una forma indirecta contribuyen a reducir la brecha de género, tales como las medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, la mejora en la eficacia del gasto público o los planes de conectividad digital. Este tercer grupo representa el 19% del total de las inversiones del Plan de Recuperación.

Porque tal y como recuerda el Pacto Europeo para la Igualdad de género (2011-2020) sólo consiguiendo “reducir las desigualdades en cuanto a empleo y protección social”, “promover un mejor equilibrio entre vida laboral y vida privada”, “impulsar el espíritu emprendedor de las mujeres” así como “promover modalidades de trabajo flexibles”, obtendremos un desarrollo social igualitario y sostenible. En este sentido, el McKinsey Global Institute, revela que “si hubiera paridad de sexos en el ámbito laboral, el PIB mundial se incrementaría en un 26% en los próximos 10 años”. En el ámbito específico de las TIC, la Comisión Europea nos recordaba en 2013 que las pérdidas por la no inclusión de la mujer en el sector TIC se estimaban en torno a 9.000 millones de euros.

Sólo una administración pública que sea igualitaria puede convertirse una administración pública inclusiva y capaz de rendir cuentas, pues cuando las mujeres asumen funciones de liderazgo en la administración pública, los Gobiernos demuestran mayor receptividad y rendición de cuentas y la calidad de los servicios públicos mejora notablemente, según la investigación descrita en el informe. Por ejemplo, los datos muestran que cuando las mujeres están en el poder, aquellas políticas más soslayadas (como las orientadas a poner fin a la violencia contra las mujeres, o los servicios de cuidado infantil y de atención médica) cobran mayor atención, e igualmente puede observarse a menudo que hay menos corrupción en el Gobierno y los partidos políticos son más proclives a trabajar de forma mancomunada.

Por eso debemos recurrir a los Objetivos del Desarrollo Sostenible, en particular, al ODS 5 “Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niños”, y en particular a una meta en concreto, asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública. Se ha avanzado mucho, pero no es suficiente. El último informe Igualdad de Género en la Administración Pública (GEPA, por su sigla en inglés), realizado por PNUD en colaboración con la Universidad de Pittsburgh (2021) lo expresa de un modo rotundo: las brechas de género persisten y las mujeres siguen encontrándose con techos y muros de cristal que frenan su promoción a los más altos puestos de poder e influencia. El Plan de Recuperación debe actuar como contrapeso a dichos frenos, debe ser también el Plan de la Igualdad.

24 jul 2021 / 19:41
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito