Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 25 junio 2022
12:49
h
UN EMOTIVO DISCURSO

Villanueva califica EL CORREO de "insustituible voceiro da sociedade"

Darío Villanueva Prieto, Gallego del Año, dirigió unas breves pero intensas palabras al auditorio reunido en el Salón Real del Hostal de los Reyes Católicos.

Aludió el ex rector justo al tema del verbo como punto de arranque de su discurso, al anunciar que se encuentra en estos momentos preparando un volumen para el Consello Social de la Universidade de Santiago en el que se recogerán sus más destacados mensajes como responsable de Fonseca. Ese punto final a su etapa como principal cabeza de la prestigiosa institución compostelana tuvo una repercusión sobre su actividad oratoria, indicó, ya que desde junio, mes en el que abandonó su sillón rectoral, aquélla había también cesado. Por eso manifestó sentirse desde entonces "feliz por callar", aunque la jornada de ayer, añadió, supuso un reencuentro más profundo con sus raíces de filólogo, "con sentimentos máis xenuinos, como o da gratitude", que dijo experimentar.

Darío Villanueva hizo hincapié en las fechas en las que le fue anunciado su nombramiento como Gallego de 2002 por parte de EL CORREO GALLEGO, momento que coincidió con su retiro del rectorado. Este paralelismo, reiteró, demuestra la "elegancia" del diario de la capital de Galicia, haciendo del hecho de la concesión, dijo, un suerte de excepción por el reconocimiento en el tiempo presente, algo poco habitual.

El título de Gallego del Año llena al catedrático de orgullo "polo que significa: cidadán de Galicia". Esta globalidad autonómica llevó al premiado a contar una anécdota sobre el carácter y retranca de los gallegos, no sin antes precisar que esa identidad con la tierra no es algo que pueda despacharse como un carné. Agradeció lo significativo del reconocimiento otorgado por el jurado "porque me confirma cortesmente no que son".

Objetividad

El ex rector relató después la visión que a lo largo de su etapa se ha forjado de EL CORREO, al que calificó como "insustituible voceiro da sociedade civil. É un espello do que nos pasa, do que nos ven pasando", añadió. En la misma línea, Darío Villanueva recordó como en su etapa de responsable de la Universidad de Santiago encontró en el diario de la capital de Galicia "unha profunda implicación tanto no espírito eloxioso como no da crítica", muy vinculado, agregó, "a nosa alma mater como galegos e que non resulta alleo a Feliciano Barrera", editor de EL CORREO y a quien Villanueva agradeció su labor. Asimismo, tuvo elogiosas palabras tanto para sus compañeros premiados como para el jurado que le concedió "este recoñecemento".

Sixto Seco resaltó sus cualidades profesionales y humanas

El doctor Sixto Secto, en su Laudatio de Darío Villanueva, hizo un recorrido, a través de cinco fechas, para resaltar sus cualidades tanto profesionales como humanas. Para ello se remontó a 1973, cuando llegó a sus manos, a través de Domingo García-Sabell, el ejemplar El Jarama de Sánchez Felosio. Su estructura y significado. Su autor era un joven de apenas 23 años. "Daquela estaba diante do Darío investigador", explicó Sixto Seco.

El Congreso Internacional de Estudios sobre Rosalía de Castro e o seu tempo, le mostró a un "meticuloso organizador", mientras que Quinto Centenario de la Universidad, en 1995, puso al doctor Seco ante el Darío "eficaz y culto rector". Después recordó al ser "entrañable" que en 1998 acogió el agradecimiento "da grea estudiantil á cidade" en la Alameda. Por último, manifestó estar ante el "Darío estoico" al abandonar el rectorado, e indicó como él lo ve: "Revestido con hábitos seglares, leva un facho aceso nunha man e na outra as ferramentas dos zapateiros, como atributos do traballo que non cesa".

04 dic 2020 / 10:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito