Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
14:51
h
MARZO 2002

La restauradora Toñi Vicente, reconocida como 'Gallega de Marzo' por EL CORREO

Toñi Vicente se ha convertido, gracias a su trayectoria impecable en el universo gastronómico, en una de las restauradoras más prestigiosas de España. Becada por el reconocido Michel Guérard, regenta su propio restaurante en Compostela desde hace diez años. La buena mesa de Toñi Vicente no ha pasado desapercibida para las redacciones de EL CORREO GALLEGO y O Correo Galego, que han elegido a la chef como 'Gallega de Marzo'.

"El paladar está en la memoria, por eso los gastrónomos utilizan tanto la palabra memorable. Toñi Vicente hace una cocina que convierte la modernidad en memorable''. Ésta es la huella que ha dejado Vázquez Montalbán en el restaurante compostelano de Toñi Vicente, que conserva la frase del escritor catalán como oro en paño en el encabezamiento de su carta de platos, ilustrada por Laxeiro. En Erec y Enide, novela que el autor presentó hace escasos días, Montalbán inmortaliza a la restauradora como personaje literario.

Y es que la buena mesa de Toñi Vicente posee el encanto de satisfacer a los más exquisitos paladares. El Nobel Camilo José Cela le dedicó la carta de vinos en la que también aparecen los dibujos de Luis Caruncho. De sobra conocida es la llamada que recibió del por aquel entonces presidente del Gobierno Felipe González, que requería los servicios de la chef para organizar una cena oficial con la primera ministra británica Margaret Thacher.

Los esmeros de la cocinera de Tomiño no desisten hasta el instante en el que finaliza la jornada, ya que "todo comensal es importante desde el momento en el que traspasa las puertas de mi restaurante''.

Su esfuerzo por diseñar una "cocina especializada, de autor'', como ella la denomina, le ha llevado a ser ensalzada como una de las mejores cocineras del país, esfuerzo que reconoció la Academia Nacional de Gastronomía en 1997 concediéndole a Toñi Vicente el Premio Nacional. Y es que la base de su cocina no olvida los secretos de la mesa tradicional, que ingeniosamente conjuga día a día con las nuevas recetas elaboradas en su laboratorio del buen paladar.

"Sólo existe buena y mala cocina''

Toñi Vicente nació en Tomiño (Pontevedra). Curtida en la cuna familiar y de formación autodidacta en poco tiempo se convierte en una de las pioneras de la conocida como 'nueva cocina gallega'.

Su buque insignia es el restaurante que desde hace diez años regenta en Compostela. Acompañando la buena mesa que ella misma dispone, sus comensales pueden disfrutar en este establecimiento del arte y de la música, las principales debilidades confesadas por la chef. Cuando perfila su profesión hace hincapié en que "no hay ni nueva ni vieja cocina. Sólo existe buena y mala cocina. La de siempre, si es honesta, es buena. Lo que hay son ciclos y cocinas ahora más personales''.

La cocinera comercializará una de sus recetas, la Tarta del abuelo Delmiro

Los inicios de Toñi Vicente fueron en Casa Delmiro allá por 1960, en el restaurante que tenían sus padres en Tomiño. La comercialización de la Tarta del abuelo Delmiro, que ideó en la cocina de sus progenitores, es uno de los proyectos más inmediatos de la reconocida restauradora, que prevé presentar a finales de este mes el suculento postre.

Su madre Antonia es la responsable de los primeros pasos culinarios de Toñi Vicente. Pronto fue becada para estudiar cocina con el prestigioso maestro Michel Guérard, y mezclando ambas influencias, se vio con ganas y destreza para iniciar una carrera autodidacta.

En 1982 inauguró en Vigo el restaurante Síbaris, que pronto sería merecedor de diversos premios y distinciones a nivel nacional e internacional. El restaurante y Toñi Vicente se convierten entonces en hitos inevitables de la conocida como 'nueva cocina gallega': comienza el reconocimento en revistas y sociedades. La restauradora se convierte en un personaje solicitado a los más altos niveles.

'Viguesa Distinguida' y chef de la revista 'Gaulmillau', impartió clases en el Hotel-Escuela del Patronato de Turismo de Vigo y asumió la dirección y presentación del programa de la Televisión de Galicia 'Artesa'.

En 1992 abre un nuevo negocio en la capital gallega y para él elige su propio nombre. Está ubicado en la planta baja de una vieja casa de piedra. La decoración, por la que Toñi Vicente siente una especial devoción, combina el estilo neoclásico con el cálido ambiente de la arquitectura tradicional.

Posee un salón para 40 comensales y una estancia privada que puede albergar de 12 a 14 personas. Completa el servicio del restaurante una extensa bodega en la que se pueden encontrar todos los vinos de las denominaciones de origen gallegas y de las principales de toda España, Francia, Portugal, California y Chile.

07 dic 2020 / 23:13
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito