Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 02 diciembre 2022
00:07
h
XXVII EDICIÓN

El escultor compostelano Cándido Pazos, en el selecto club de los Gallegos del Año

Su interminable currículum revela la extraordinaria dimensión de un artista multidisciplinar que define su vida como “un continuo renacer” // Combina con brillantez diferentes facetas

El escultor Cándido Pazos (Santiago, 1943) ha sido distinguido con el premio Gallego del Año, un galardón que conceden las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Tierras de Santiago, Correo TV y Radio Obradoiro. Diseñador, paisajista, premio Nacional de Dibujo, escultor, artista, investigador, viajero, apasionado de la jardinería, atleta, piloto de automovilismo, embajador con letras mayúsculas del Camino... Su interminable currículum revela la extraordinaria dimensión de una persona que define su vida como “un continuo renacer”. “Mi historia es muy rica en temas sueltos; me siento cómodo haciendo lo que me gusta”, admite mientras pasea por el jardín de su casa en la parroquia de Trobe (Vedra), donde cuida con mimo sus 2.000 bonsáis de camelia, donde disfruta de la tranquilidad del entorno y desde donde pone en funcionamiento toda su maquinaria artística.
Es autor, entre otras obras, de 60 esculturas en gran tamaño relacionadas con las rutas del Camino repartidas por toda Europa. La Porta Itineris Sancti Iacobi o Puerta de Europa, situada en la entrada de Santiago por el Camino Francés; las esferas armilares del Parlamento Europeo y el Pabellón de Galicia, la mano de Baco o la Fonte da Peregrina del Monte do Gozo son algunas de las obras que llevan su firma. Sus trabajos, al igual que su brutal currículum, son de tamaño monumental. Le atrae, comenta, “el reto y la dificultad de esculpir conjuntos de grandes dimensiones”.
Otra de los campos que cultiva con esmero es su pasión por la jardinería. Obtuvo el Primer Premio de Jardinería de Paradores, por un patio del Hostal dos Reis Católicos, y recibió el premio a la flor más original en Bruselas por su camelia Xacobea. Además, el diseño de numerosas áreas verdes de la capital gallega llevan su firma, y en los últimos meses ultima los detalles de una ambiciosa exposición que incluirá una selección de 1.000 bonsáis de camelia del jardín de su casa-museo.
La sorprendente capacidad de Cándido Pazos para combinar diferentes facetas es tal que en su historial también brillan el salto de 6,17 metros que logró con solo 13 años en la modalidad de longitud y una medalla de oro en el campeonato de España de 400 metros vallas. El automovilismo, la pesca submarina y la aeronáutica completan el apartado deportivo.
Mención destacada merece también su idilio con el Camino. Excepcional embajador de la Ruta Xacobea, acaba de presentar El Camino Francés en el Códice Calixtino, finalista a los premios Inkspiration Awards de HP que se fallan en Tel Aviv el 7 de abril.
Para concluir le preguntamos dónde está el secreto de una carrera tan prolífica. “En la disciplina”, apunta. “Me levanto a las cinco y media de la mañana...”. Y suscribe una frase de Picasso: “que la inspiración me pille trabajando”.

EL CAMINO

Códice Calixtino. Escultor, ilustrador, diseñador, escritor, investigador, paisajista..., Cándido Pazos es un enamorado de Compostela, y por eso, admite, toda su obra gira en torno a esta ciudad. El pasado 31 de marzo presentó en el Hostal dos Reis Católicos el libro El Camino Francés en el Códice Calixtino. La obra, manuscrita e ilustrada por él, con textos de Francisco Singul, y publicada por Andavira Editora, es una adaptación contemporánea del libro V del Códice Calixtino. “Este libro mejora los anteriores, es mi gran obra”, afirma.

07 dic 2020 / 07:25
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito