Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h
SUSO SOUTO RODRIGUEZ / Periodista / Área de Compostela

La generación del 50.000

Crecí a la sombra de un periódico. El de mi abuelo, lector apasionado de EL CORREO GALLEGO. Le recuerdo sentado al sol, frente a una manzanilla, iniciando aquella especie de ritual: se ajustaba la boina, se ponía las gafas, se remangaba y luego desplegaba el ejemplar del día, mojándose generosamente el pulgar en la lengua, como queriendo saborear el momento.

En nuestros juegos de infancia también había prensa. Cada tarde, Miguel, Chelo, Sita y yo hacíamos un viaje retrospectivo en el tiempo para pasar el rato buceando en las polvorientas estanterías de un histórico bazar del pueblo, La Bulla, que regentaba un matrimonio de nonagenarios que se resistían a cerrarlo. Allí, entre artículos de ferretería, droguería o zapatería, descubrimos un día que, al fondo de los estantes, habían resistido al tiempo cientos (quizá miles) de periódicos de diversas cabeceras.

Un día, don Antonio murió. Y su esposa bajó la reja para siempre. “¿Puedo llevarme unos pocos a casa para jugar?”, le pregunté. Supuse que iba a decirme “llévate los que quieras”, pero me miró llorando y me respondió: “llévate los que puedas”. Entendí el mensaje. Corrí seis o siete veces cargado de periódicos a casa... hasta que mi madre me frenó en seco. Y es que ella no sólo heredó la pasión de mi abuelo, sino que en nuestro ultramarinos también se despachaba prensa.

Mis juegos se convirtieron en afición, y hoy guardo (y expongo) mi valioso tesoro de papel: cientos de ejemplares que recogen en sus portadas los acontecimientos históricos más importantes del siglo pasado.

Un día de 1991, al ver los orgullosos ojos con los que me miró mi madre tras leer mi primera colaboración en EL CORREO, decidí que intentaría ser periodista.

Desde entonces lo intento. Han pasado casi treinta años y, al mirar atrás, reconozco aún al adolescente que un día llamó a la puerta del número 29 en la compostelana calle Preguntoiro dispuesto a pedir una oportunidad... para empezar a aprender.

En ese sendero profesional por el que sigo transitando, casi once mil ediciones después, he ido viviendo con los años los mejores momentos de mi vida. Esos que nos afianzan. Los que nos orientan. En ese sendero conocí por vez primera el significado de la responsabilidad, cuando echaba a andar la delegación de EL CORREO en A Estrada. En él conocí la fuerza de la suma de implicaciones que supone el trabajo en equipo. En él recalculé rutas guiado por quien me recondujo cuando me salía de un camino aún sin surcos de experiencia. Y en él encontré al amor de mi vida, tras haberme trasladado a mi actual puesto como delegado en Barbanza: la noche del 15 de agosto de 2003, mientras preparaba un reportaje sobre las fiestas de verano de Corrubedo. Aquella primera foto en la que aparecemos juntos quedó registrada para siempre en la hemeroteca bajo el titular Corrubedo la nuit.

Las distintas divisiones del Grupo Correo Gallego me permitieron explorar otras capacidades como comunicador, desde los micrófonos de la emisora de la casa, Radio Obradoiro.

Pero también sentí la amargura de perder referentes (maestros-compañeros y compañeros-maestros). También temí que todo acabase en el túnel de la crisis. También.

Ya lo ven: EL CORREO ha estado en mi familia durante generaciones. Yo sigo aquí, orgulloso de pertenecer a la suya. Ésta es mi generación: la generación del 50.000.

Hoy seguimos construyendo juntos el futuro, desde la actualidad. Mirando al pasado de reojo para sonreír un ratito, pero oteando el horizonte para tomarlo al asalto. Con el orgullo de pertenecer a un medio de comunicación en constante crecimiento, que se rejuvenece para fortalecerse y que no mira atrás salvo para tomar nota y recordar a quienes dieron lo mejor de sí para engrandecerlo.

Es probable que el destino nos tenga preparados a todos algunos malos momentos; pero los combatiremos con los buenos. El camino se ensancha. Y cada vez somos más transitándolo juntos. Nos vemos en el 50.001.

16 jun 2020 / 00:48
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito