Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 01 julio 2022
09:11
h

A la venta a 15 euros 250.000 billetes para el AVE Madrid-Galicia

Se podrán adquirir para viajar entre el 21 de diciembre de 2021 y el 12 de septiembre de 2022 // La campaña arranca este martes y se prolongará durante dos semanas // Finaliza en Ourense el primer viaje en pruebas

Renfe pone a la venta a partir de este martes, 23 de noviembre, los billetes para los nuevos trenes que operarán por la línea de alta velocidad Madrid-Galicia a partir del próximo día 21 de diciembre. Lo hará con una promoción en la que pondrá a la venta 250.000 billetes en esta línea a un precio de 15 euros, independientemente del origen y el destino y en trenes AVE y Alvia. La campaña arrancará el 23 de noviembre y se prolongará durante dos semanas. Estos billetes se podrán adquirir para viajar entre el 21 de diciembre de 2021 y el 12 de septiembre de 2022. Este lunes, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, realizó el primer viaje en pruebas del AVE a Galicia, que conectó Madrid con Ourense en poco más de 2 horas y quince minutos.

El primer tren que realiza el viaje en pruebas por la vía de alta velocidad entre Madrid y Ourense llegó a la estación de la ciudad de As Burgas en la hora prevista, las 11.08. El viaje duró poco más de dos horaws y veinte minutos. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, realizó este primer viaje de pruebas desde la estación de Chamartín, en la capital de España, acompañada por la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera; por la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez; y por el presidente de Renfe, Isaías Táboas, entre otras autoridades. Desde Madrid viajaron asimismo la vicepresidenta segunda del Congreso y ex ministra de Fomento, Ana Pastor, y el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome.

En torno a las 9.49 horas estaba prevista la llegada del tren AVE a Zamora, mientras que a las 10.20 llegó a la estación de Sanabria, donde se incorporó al viaje el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira Ethel Vázquez, entre otras autoridades. El tren viaja a casi 300 kilómetros por hora.

En torno al 21 de diciembre es la fecha prevista para la puesta en marcha del AVE entre la Comunidad gallega y Madrid. Los billetes ya están a la venta desde este mismo lunes. Y, tal y como destacaron desde la Consellería de Infraestruturas, ahora la principal demanda de la ciudadanía es tener más conexiones que les permitan llegan a la estación de Ourense para poder tomar ese tren de alta velocidad hasta Madrid. De momento, con mucho por mejorar, según apuntaron los presidentes de Castilla y León y Galicia, a Ourense llegará estas Navidades "un AVE incompleto" que aún no tendrá conexión con las ciudades de A Coruña, Santiago o Vigo, pues para que la alta velocidad esté a pleno rendimiento en la comunidad es necesario que lleguen los trenes Avril de ancho variable.

El interior del territorio gallego tendrá así que seguir esperando, al menos, otro medio año más, hasta que en verano de 2022 lleguen los prometidos trenes de la serie 106 de Talgo, conocidos como Avril. Estos trenes, de ancho variable, fueron adjudicados en noviembre de 2016 por Renfe y permiten velocidades comerciales máximas de 330 kilómetros por hora. En el trayecto de este lunes desde Sanabria hasta Ourense, realizado por redactores de El Correo, la velocidad máxima alcanzada fue de 299 kilómetros por hora. No podía superar los 300 todavía y, desde Taboadela hasta la capital provincial, la velocidad no superó los cien kilómetros horas por tratarse de zona urbana en la que las vías se encuentran muy cerca de las casas.

Las líneas interiores de Galicia se construyeron en ancho ibérico, mayor que el internacional que opera entre Ourense y Madrid, para no perjudicar el transporte de mercancías que se hacía con convoyes que funcionan con las medidas que históricamente se aplicaron en España. En todo caso, las líneas del eje atlántico tienen traviesas polivalentes que permitirían, si fuese necesario, cambiar el ancho de vía.

“HITO HISTÓRICO”. A su llegada a la estación de Ourense, el presidente de Castilla y León, la ministra de Transportes y el presidente de Galicia ofrecieron declaraciones a los medios sobre lo que consideraron como un “hito histórico”. “Hoy sería difícil disimular la satisfacción que siento como gallego, como ciudadano nacido en esta provincia y como presidente de la Xunta de Galicia”, aseguraba Núñez Feijóo, que se mostraba orgulloso de que, “después de décadas de espera, a pesar de nuestra insistencia con los diferentes gobiernos”, por fin “haya llegado este hito histórico para Galicia, la ciudad de Ourense y España”, al que calificó como “la mejor noticia ferroviaria de las últimas décadas” para la comunidad.

El AVE, como objetivo prioritario desde hacía años, es “un logro conseguido por todo el pueblo gallego”, afirmaba el titular de la Xunta. Recordaba todos los “obstáculos” que debieron superarse por el camino. “Nuestra voz, en ocasiones, fue incómoda por insistente, solicitando a Gobiernos (de todos los colores) la alta velocidad para Galicia”. Y es que, según apuntó, todas las comunidades tenían ya alta velocidad desde hacía décadas, por eso “fuimos reivindicativos con esta postura”. Y, después de mucho “esfuerzo y trabajo”, por fin “esta obra colosal une Madrid y Ourense”.

SORTEANDO OBSTÁCULOS DURANTE 119 KILÓMETROS. “Esta es una de las obras ferroviarias más complejas de la Península”, aseguró Feijóo. La propia ministra de Transportes, Raquel Sánchez, aseguraba que para realizar esta conexión, en su último tramo, fue necesario superar la “complicada orografía” de las montañas que separan Galicia de León, a través de “una treintena de túneles y puentes”, a lo largo de 119 kilómetros. Así se consigue un viaje en tiempo récord de dos horas y quince minutos, “el mismo que me llevaba a mí cuando estudiaba Derecho en Santiago llegar a la capital, y eso si todo iba bien”, señaló el presidente del Ejecutivo gallego. Y es que, a más de 300 kilómetros por hora cuando lleguen los trenes Avril, “el tren podrá competir con el avión”. Esto todavía no sucederá este año, pero sí en verano del que viene, algo que Feijóo consideró “muy importante para satisfacer la demanda de los viajeros durante el Ano Santo 21/22”.

Después de tantos años de obras, Feijóo quiso agradecer el trabajo realizado por todos los Gobiernos que estuvieron detrás de estas obras, nombrando a seis ministros: Álvarez Cascos, Raquel Sánchez, José Blanco, Ana Pastor, Íñigo de la Serna y Ábalos. “Todos escucharon y comprendieron lo que sigue significando el AVE para Galicia, el acercar el noroeste español al centro”. Tampoco se olvidó de los presidentes de cada Ejecutivo estatal: Aznar, Zapatero, Rajoy y Sánchez. “Seis ministros y cuatro presidentes acreditaron que la alta velocidad no era un capricho de los gallegos, sino una necesidad”.

PRÓXIMAS MEJORAS EN MOVILIDAD: MÁS CONEXIONES Y BUS INTERCONECTADO. Asimismo, otras infraestructuras para mejorar la movilidad de los gallegos siguen en marcha. El presidente gallego se encargó de recordar cuáles serán los siguientes pasos a dar. La habilitación de 3.200 líneas de bus que conecten 30.000 grupos de población, un 30 % de los grupos de población de España. En este sentido, Feijóo indicó que “una vez finalice la habilitación del AVE hacia Ourense habrá que sentarse (en referencia a la ministra de Transportes) a hablar sobre estas líneas directas de bus para que todos los gallegos puedan acceder a las infraestructuras ferroviarias”, de una forma “ágil, rápida y barata”.

En la misma línea, también puso sobre la mesa el inicio de las obras para acercar las estaciones de bus a las de tren, para situar todo en un mismo espacio. La primera en finalizarse fue precisamente la de Ourense, donde se logró que “en 30 segundos, solo cambiando de anden, se comuniquen los pasajeros que bajan del autobus con los del tren”, destacó el presidente autonómico. Además, aseguró que en Santiago “también se está cumpliendo con este compromiso de desarrollar el transporte intermodal”, pues la estación “está entregada desde hace meses”. Las próximas actuaciones en este sentido se acometerán sobre las estaciones de Vigo y Pontevedra y, ya más adelante, Lugo y A Coruña.

“El AVE no es el fin, solo es el medio, el soporte para acercar Madrid y el noroeste de España”, reivindicó Feijóo, quién aseguró que esta es una inquietud compartida con Castilla y León, pues ambas comunidades suelen buscar “soluciones comunes a problemas comunes”.

INCREMENTO DE LA OFERTA. El tren de alta velocidad “permitirá a todos los usuarios contemplar los singulares y bellos paisajes gallegos”. La ministra de Transportes destacó así a Ourense como “centro clave de la distribución de la alta velocidad en Galicia”, y adelantó los “grandes ahorros de tiempo” que se producirán gracias a este medio de transporte, pues dependiendo de la ciudad los tiempos de recorte oscilarán entre los 54 minutos y la hora y 28 minutos. Esta última cifra es, precisamente, la que se corresponde con la ruta Ourense-Madrid.

Asimismo, la ministra también adelantó la puesta en marcha de nuevos servicios a Galicia, pues se incrementará el número de líneas de transporte de servicio diario. Así, las estaciones de Ourense, Santiago y A Coruña verán incrementada su oferta de seis a diez líneas. Vigo la duplica de cuatro a ocho. Pontevedra pasa de cinco a siete. Y Lugo gana una más, pasando de tres a cuatro.

22 nov 2021 / 10:13
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.