Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 abril 2021
11:17
h

Adif investiga la caída de dos vagones al Sil

La Xunta pidió información sobre el hecho y exige que sean retirados lo antes posible del río //Estaban vacíos y no vertieron contaminantes

Dos vagones sin carga del tren mercancías que el martes 28 había descarrilado entre Sobradelo de Valdeorras y Quereño, tramo entre Ponferrada y Monforte, cayeron este lunes por la ladera hacia el río Sil, cuando se realizaban trabajos para despejar la vía.

Conocido el hecho a través de las redes sociales y de los periódicos digitales de la comarca ourensana, se levantó un aluvión de críticas contra el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Al respecto la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, trasladó a la empresa pública su preocupación por la situación generada, pidió información precisa sobre el protocolo de actuaciones que se está llevando a cabo para la retirada de los vagones, y exigió que ello sea cuanto antes.

Adif abrió una investigación para conocer lo sucedido durante las maniobras de encarrilamiento de los once vagones que habían interceptado y causado daños en la línea León-A Coruña. Todos los vagones estaban vacíos, por lo que no hubo ningún riesgo asociado al vertido de carga.

En las labores de encarrilamiento, en las que colaboraba Renfe, era necesario apartar cuatro vagones para reparar la vía, informó el Adif, quien alude a la complicada accesibilidad de la zona, para situar con seguridad una grúa ferroviaria. Durante esas maniobras, se precipitaron dos ladera abajo, cayendo hasta la ribera del río Sil.

El Adif señala que está analizando a fondo las acciones de la retirada del material descarrilado y, una vez se disponga de todos los datos, se depurarán, en su caso, las responsabilidades pertinentes. Pero asegura que su prioridad es retirar los vagones y revertir los daños que se hayan podido producir en el entorno a la mayor brevedad.

DENUNCIA ECOLOGISTA. En un comunicado, la entidad ambiental Amigos da Terra manifiesta que solicitó a la Confederación Hidrográfica y la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta que aplique al responsable de este incidente el conocido principio de “quien contamina, paga”.

Considera la oenegé que los daños habidos en la ladera con el destrozo de árboles y al río “no pueden quedar impunes”, por lo que exige que las administraciones adopten las medidas de las leyes de Responsabilidad Medioambiental y de Aguas. Y recuerda además que las multas a imponer pueden llegar a dos millones de euros.

REACCIONES POLÍTICAS. Los diputados del PP de Ourense, encabezados por Celso Delgado, se mostraron muy críticos con lo sucedido mediante un comunicado.

Asimismo el congresista del BNG, Néstor Rego, solicitó la retirada de los vagones, reparar el daño causado y trasladar este hecho a la Fiscalía de Medio Ambiente.

El PSdeG también exigió al Adif que como prioritario recuperar el vagón caído al río Sil y restaurar los daños provocados en el ecosistema”.

Y además, en otro comunicado, Galicia en Común asegura que contactaron con el Adif y el Ministerio de Transportes y se mantendrán “vigilantes” para que la empresa pública cumpla los “compromisos adquiridos”, que pasan por investigar lo ocurrido.

05 ago 2020 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.