Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 01 octubre 2022
12:42
h

El comercio y la hostelería ven inviable cumplir con el plan de ahorro energético

Lamentan que no se haya consensuado con los sectores por las peculiaridades de cada uno // Temen a multas que van de 60.000 euros en adelante // Creen que no es momento para más gastos

El nuevo decreto de ahorro energético aprobado por el Gobierno ya es un hecho. Desde las 00,00 horas de esta madrugada todos los comercios (tiendas de ropa, grandes almacenes, supermercados, centros comerciales), locales hosteleros (desde bares hasta hoteles), espacios culturales (cines, teatros, auditorios, palacios de congresos) y edificios relacionados con el transporte de viajeros (aeropuertos, estaciones de tren o de autobús) deberán mantener el aire acondicionado a una temperatura de 29 grados, sin poder bajar de ahí, cerrar sus puertas de modo automático tras la entrada de un cliente y apagar escaparates durante la noche, entre otras cosas.

Toda una retaila de imposiciones que están generando descontento, más allá de entre los propios gobiernos autonómicos, entre los propios sectores afectados, que se sienten desplazados sin ni siquiera haber sido consultados. “Esto es un plan que se hizo deprisa y corriendo, así que el comercio no va a salir bien parado, sobre todo teniendo en cuenta que venimos de una pandemia, una etapa en la que apenas levantamos cabeza, teniendo que incurrir en una serie de gastos como los préstamos ICO que estamos empezando a pagar ahora, y ahora nos saltan con un tema de estos, y sin consensuar con nadie”, lamenta desesperado José Antonio Seijas, presidente de la Asociación Comercio Punto Compostela y dueño de las tiendas Calzados Seijas.

Por otro lado, desde la hostelería, César Sánchez-Ballesteros, presidente de la Federación de Hostelería de Pontevedra y dueño, entre otros, del Sercotel Bahía de Vigo, también cuenta a EL CORREO que bares y restaurantes “estamos bastante descontentos con cómo se han hecho las cosas, sin preguntar ni contemplar ninguna norma específica para el sector”. “Si se pretende ahorrar en gas no entendemos por qué la norma habla básicamente de aire acondicionado y de iluminación de escaparates, es un poco absurdo porque tampoco resulta medible”, afirma el empresario.

¿CÓMO CERRAR PUERTAS CUANDO NI SIQUIERA LAS HAY? La ley desde ahora obliga a estos establecimientos a tener un sistema de cerrado de puertas automático tras la entrada de los clientes, algo que en Galicia, en las zonas históricas de las ciudades, es absurdo. Por ejemplo, Seijas incide en el caso de Santiago, capital del turismo por excelencia, donde “la mayor parte de los comercios locales carecen de ese sistema automático, porque, de hecho, se enfocan a una política de puertas abiertas, para que la gente entre y revuelva”. “A la gente le gusta entrar, ver, volver después a comprar, tocar”, explica, e incide en que incluso muchos locales “ni siquiera tienen una puerta como tal, sino que se cierran con una verja o portalón y, una vez abiertos, no tienen forma de cerrarse”. De tal manera que “tendrán que incurrir en gastos cuantiosos deprisa y corriendo”.

SANCIONES DESCABELLADAS. En caso de no acatar la normativa, además, pueden ser duramente sancionados. “Una multa leve puede llegar a los 60.000 euros”, informa Seijas, que añade que “cuando tienes dos multas leves, eso se convierte en una multa grave, y ya pasa de los 60.000 euros”. “Hay comercios que no son capaces de generar ese dinero ni en cuatro, ni en cinco, ni siquiera en seis años”, asegura, subrayando que “con esto igual pretenden que cierren la puerta”. “No creo que sea este el mejor momento, saliendo de una pandemia, de golpe y porrazo, para meternos en estas andainas de gastos o sino estar a expensas de que nos venga una multa tan cuantiosa”, dice.

LA GRAN BENEFICIADA: LA VENTA ONLINE. Así las cosas, el propietario de Calzados Seijas tiene claro que solo hay un gran beneficiado en todo esto: el comercio online. “El cliente quiere comodidad para comprar y si le cierras la puerta y, además, haces que no se encuentre cómodo por no tener una temperatura agradable del aire dentro de la tienda, terminará por caer también en las garras del comercio online”, considera. “A un señor que se llama Amazon le estamos allanando más el camino, como si lo tuviera poco llano, y siempre se va de rositas”.

CALLES ILUMINADAS ÚNICAMENTE POR LA LUZ DE LOS ESCAPARATES. Por otro lado, ante el apagado de luces de los escaparates durante la noche, las quejas no son tan numerosas, pues los comerciantes creen que esto afectará aún más a los viandantes que a ellos mismos. Desde luego los escaparates siempre son un reclamo de venta, pero es que esta norma va un paso más allá. Seijas recuerda que “hay calles de la zona vieja de Santiago, por ejemplo, que están poco iluminadas de por sí, y que la iluminación que tienen es la que viene de los escaparates”. Incluso cree que se convertirán en zonas menos seguras y que habrá gente que trate de buscar otras alternativas, de pasar por otras calles, cambiando sus costumbres, por miedo.

FORMAS MÁS EFICACES DE AHORRAR EN HOSTELERÍA. Sánchez-Ballesteros, desde el sector hostelero, afirma que había otras muchas formas, más eficaces, de reducir el gasto energético en los locales. “Nuestras cocinas funcionan con gas, mayoritariamente, y tenemos muchísimos elementos eléctricos, como hornos de convección, que consumen mucho más que un aire acondicionado, o mesas calientes, donde se calientan los platos antes de ser servidos y pasan todo el día encendidas, o freidoras... Hay mucho material eléctrico dentro del establecimiento, o de gas, así que hablar de aire acondicionado o de iluminación para rebajar el gasto en nuestro sector es absurdo”, plantea.

INCUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA DE PREVENCIÓN EN RIESGOS LABORALES. Asimismo, el hostelero vigués critica que nadie se haya dado cuenta de que esta nueva normativa, tal y como está planteada, incumple varias normas en prevención de riesgos laborales, pues “en hostelería el personal tiene una movilidad alta durante todo el día y debería trabajar a una temperatura del entorno de los 25 grados”.

¿YA NO IMPORTA EL COVID? Finalmente, Sánchez-Ballesteros asegura que el sector no comprende por qué ahora, de repente, ya no es necesaria esa ventilación que tanto les exigían para mantener el covid a raya y evitar contagios dentro de los locales. “Nos obligaron a instalar medidores de CO2 con la recomendación de ventilar y ahora, de repente, nos dicen que cerremos todas las puertas y ventanas”, reflexiona.

Además, considera que no tiene sentido que en Galicia se exija esa ventilación, puesto que por la temperatura, sacando días puntuales, no están activados en muchos locales los sistemas de aire acondicionado, de manera que “no sé qué iluminado pensó que con estas medidas íbamos a ahorrar un 7 % en nuestros establecimientos”.

protagonista
“No queda otra que acatar el real decreto”
Image

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, confirmó este martes que Galicia acatará y que “en principio” no recurrirá el decreto con medidas de ahorro energético que ya está en vigor y tiene carácter obligatorio. Con todo, sí advirtió que no van a ser medidas “útiles”.

A preguntas de los medios al respecto tras visitar unas obras en una senda peatonal en Vilanova de Arousa (Pontevedra), el mandatario gallego aseguró que todavía están los servicios jurídicos de la Xunta “analizando” el decreto, pero que “en principio” no es su “idea” recurrir, como sí avanzó que hará la Comunidad de Madrid, que irá al Tribunal Constitucional.

Con todo, Rueda se quejó se que “hasta ayer”, con la Conferencia Sectorial de Energía celebrada el pasado lunes, el Gobierno central no había abordado las medidas con las comunidades autónomas, algo que afirmó que había sido así y que “después reconoció que no”.

Además, el presidente de la Xunta criticó que se hablase “de que iba a haber un consenso” en el texto de las medidas, cuando finalmente esa reunión “no era para consensuar absolutamente nada” con nadie.

“(La Conferencia Sectorial) era para decir que tiraban hacia adelante, para constatar que no existía ningún diálogo y por tanto entra en vigor el decreto tal y como lo redactó el Gobierno sin hablar con ninguna comunidad autónoma y, a la vista de las reacciones, sin hablarlo con ninguno de los sectores afectados”, lamentó, tras asegurar que ahora “no queda otra que acatar”, pues la Administración gallega cumplirá con la norma.

09 ago 2022 / 22:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito