Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 02 julio 2022
02:00
h

Las viviendas turísticas de Galicia vuelven a llenarse de huéspedes

La costa, con las Rías Baixas a la cabeza, lidera esta demanda //Aviturga: las reservas están al 45 % en julio y 70 % en agosto

“En Galicia las viviendas de uso turístico son de alta calidad y con precios para todos los bolsillos. Nadie se queda sin vacaciones aquí por una cuestión económica”. Nos lo certifica a EL CORREO GALLEGO Dulcinea Aguín, la presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), a quien acudimos para conseguir su balance y previsiones sobre la próxima campaña de verano. ¿Cómo evoluciona la oferta y la demanda, dónde ya no quedan inmuebles, a dónde se puede aún ir?

“Desde finales del año 2020 se empezaron a mover las reservas de cara a la temporada vacacional y continúan a muy buen ritmo, teniendo en cuenta la fecha en la que estamos. A día de hoy las viviendas con piscina y jardín están prácticamente reservadas. Detectamos este año mucho interés y necesidad de disfrutar de unos días de vacaciones”, alega esta profesional del turismo.

Los porcentajes de reservas a día de hoy por períodos “están próximos al 70 % en el mes de agosto; y en julio al 45 %. Son datos muy buenos a día de hoy, no podemos olvidar que ahora todavía hay mucha gente pendiente de vacaciones o del calendario de vacunación”.

Como asociación, defiende Dulcinea Aguín la “alta calidad de todas las viviendas” que pertenecen a su colectivo. Indica que “quizá destinos como Sanxenxo concentren la mayor variedad de alojamientos, desde villas hasta viviendas con piscina y espectaculares jardines; pisos con terrazas y vistas sobre la ría, pero eso obedece a que es el destino con mayor número de viviendas de uso turístico (VUTS)”.

Apunta que “en las zonas interiores tenemos viviendas rurales estilo palaciego reconvertidas en alojamiento que son una maravilla. Galicia ofrece variedad, calidad y, sobre todo, mucha seguridad”.

Sobre las tendencias que están influyendo en la contratación señala al teletrabajo como un factor importante que está generando una combinación de trabajo y descanso y “lleva a muchas personas a buscar un alojamiento cómodo en el que hacer ambas cosas”. Otro cambio que perciben tiene que ver con las estancias, “que este año son más largas”. La tendencia, que en los últimos ejercicios era de pasar pocos días en cada destino y recorrer varios, “vuelve a cambiar una vez más y muchas familias optan por un mes de vacaciones en el mismo lugar”.

“Galicia es un destino con todos los ingredientes necesarios para unas buenas vacaciones: costa, rural, montaña, ciudad, gastronomía, enología, naútica, Xacobeo... Confiamos en que éste sea un buen año turístico”, sostiene Aguín. El tirón turístico del extendido hasta 2022 Año Santo para nuestra autonomía “es innegable”, indica, resaltando que ya el año pasado la comunidad se identificó como destino seguro “y las previsiones para este verano confirman la tendencia”.

El caso es que aquí hay de todo y tanto la oferta como la demanda es muy dispersa. “Las Rías Baixas siempre concentran la mayor demanda porque también tiene el mayor número de viviendas; las Rías Altas, A Mariña lucense, zonas del interior de Galicia, de Ourense, Lugo, Pontevedra... siguen siendo zonas muy atractivas para lo huéspedes”.

Aunque al principio de la pandemia se hablaba de que la imposibilidad de contratar en alquiler vacacional llevaría a que muchas viviendas turísticas se pasasen al tradicional no sólo parece que no fue así, sino que ocurrió lo contrario. ¿Cómo han evolucionado las viviendas inscritas, y dónde han crecido más?

“En la actualidad hay aproximadamente 12.300 VUT en Galicia. En el año 2020, en plena pandemia se han incrementado el 20 %. Por otra parte tenemos que decir que en esa época Aviturga firmó un acuerdo de colaboración con la Axencia Galega de Turismo y se puso en marcha la plataforma Legaliciate.gal. Es la única colaboración entre una asociación de propietarios de viviendas turísticas y la administración autonómica, que tiene como finalidad regular las viviendas de uso turístico, y el resultado es palpable”.

Dulcinea Aguín recuerda que “tuvimos una segunda colaboración para formar a propietarios sobre el protocolo de higiene y desinfección en los alojamientos de obligatorio cumplimiento tras el COVID, unos cursos que hicieron la mayor parte de los propietarios y que este verán supondrán un plus de tranquilidad para nuestros huéspedes”.

Al ritmo actual del proceso de vacunación, con una población inmunizada creciente tanto en Galicia, como en el resto de España y los grandes países emisores de turistas, el ya próximo verano parece pintar cada vez un poquito mejor.

“Nosotros creemos, y estamos convencidos, con toda la prudencia que nos pide la situación actual, que este año va a ser un buen año turístico. La vacunación, la necesidad de vacaciones, el teletrabajo o el destino son factores importantes que van a favorecer el flujo turístico”, dice Aguín, aunque “desde Aviturga insistimos en la necesidad de una desescalada turística, se puede disfrutar de vacaciones fuera de los meses tradicionales de julio y agosto, y lo notamos en las reservas a día de hoy desde junio a septiembre”.

las cifras
1.050

euros a los que se puede alquilar todavía a día de hoy la primera quincena de agosto un ático en Sada, a 200 metros de la playa y rodeado de naturaleza, a través de portales como Airbnb. Es para un máximo de cuatro personas distribuidos en dos dormitorios. Al precio diario, con descuento por uso por semanas, se le suman 15 euros de limpieza y 153 del servicio del portal.

7.800

euros a los que cotiza alojarse para una familia con cuatro o cinco miembros entre el día 1 y el 15 de agosto en Nigrán. Es una villa con tres dormitorios en Gondomar y vistas al mar, con piscina, aparcamiento privado y WiFi. Aunque a ocho kilómetros de la playa. Pero en Tui, con siete habitaciones –para mucha más gente– hallamos una plusmarca: una casa por 10.980 €.

84 %

de los apartamentos y viviendas turísticas registradas en Sanxenxo en Booking ya no estarían disponibles para la primera quincena de agosto, una de las más demandadas. Desde Aviturga explican que “siempre se reserva primero agosto, y sobre todo la primera quincena”, que a su vez es la más difícil de llenar en julio, mes algo más flojo.

Revitalizar el rural: ejemplo en Castro Caldelas
Image

Dinamismo. Una curiosidad que se destaca es que en la actualidad pocos son los lugares de Galicia donde no se pueda encontrar alguna vivienda de uso turístico (VUT). Las hay en todos los destinos, y algunas juegan un importante papel dinamizador. Es el caso de un asociado de Aviturga que hace tiempo compró una casita en Castro Caldelas para restaurar, en plena Ribeira Sacra. Lo hizo en un pueblo o lugar con apenas una decena de habitantes, todos ellos de avanzada edad, muy mayores. En la actualidad tiene cuatro VUT allí, que están ocupadas prácticamente todo el año. A raíz de esas viviendas, en el pueblo abrió un bar, una tienda y más servicios, por lo que el valor que le aportaron al lugar las VUT “es incalculable”, según Aviturga, con el turismo extranjero dinamizando la aldea: “El rural tiene gran potencial turístico y esta modalidad alojativa es una excelente alternativa”.

24 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.