Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 01 octubre 2022
22:02
h

Demandan un manual para entender cómo cruzar el nudo de Concheiros

El estado provisional de la obra de la plaza semipeatonal está creando situaciones de riesgo para los viandantes // Reclaman instrucciones para comprender el funcionamiento de este espacio

Aunque todavía está sin concluir la obra, el estado provisional de la gran plaza semipeatonal de la avenida de Lugo ya está generando problemas para las personas que tienen que cruzar por este punto. El novedoso diseño, muy estético a la vista, choca con la funcionalidad del mismo, por lo que los vecinos ya reclaman un manual de instrucciones para entender cómo atravesar el nudo.

Metidos de lleno en la última fase de los trabajos, con la instalación del mobiliario urbano y la integración paisajista de la zona, los viandantes no llegan a entender por dónde pueden pasar, dónde deben situarse para esperar, cuánto tiempo tienen para cruzar o cómo hacer para esquivar aquellos coches que superan el semáforo al límite. Estas numerosas dudas están convirtiendo en una odisea la misión de realizar el cruce de vía.

“Os veciños temos un conflito bastante importante, porque os traballos son descoñecidos e obrígannos a adaptarnos sobre a marcha. O proxecto nunca se coñeceu e os resultados, polo momento, non son favorables”, detalla Montse Vilar, presidenta de la Asociación Vecinal A Xuntanza, en conversación con este periódico.

En este sentido, el novedoso proyecto de crear un espacio de convivencia entre vehículos y peatones, en una de las calles con más volumen de tráfico de la capital gallega, provoca grandes inconvenientes para los más vulnerables, los peatones.

“A rúa segue aberta e aínda é unha incógnita como vai quedar definitivamente. O que si temos claro é que a execución está sendo bastante desastrosa, porque a información que temos, tanto do cruce como de Concheiros, é nula. Está feito todo ao libre albedrío, con marcas aleatorias e por iso os resultados que estamos vivindo”, critica la portavoz del barrio.

Por su parte, en Raxoi consideran que no pueden hacer ninguna valoración oficial hasta que la obra, impulsada por la Xunta, esté recepcionada, ya que se pueden producir cambios en el proceso. En todo caso, estudian posibles formas para distinguir los diferentes espacios con mayor facilidad.

“Cando empece a funcionar, estudaremos se hai que reforzar a praza cunha maior sinalización. A nivel persoal, neste momento considero que non está claro cando se pode pasar ou non”, explica Gonzalo Muíños, concelleiro de Mobilidade, en declaraciones a EL CORREO.

En base a esta situación, desde el Concello temen lo que pueda pasar durante los meses de mayor afluencia de turistas, especialmente al tratarse de un Año Xacobeo, cuando lleguen oleadas de peregrinos, un colectivo poco propenso a respetar las señales de tráfico, especialmente los grupos grandes.

En todo caso, el edil recalca que la población debe concienciarse con este novedoso punto, tanto los viandantes como, sobre todo, los conductores. “É complicado, polo tránsito que hai, pero teñen que adaptarse, porque non poden pensar que por aquí se pode pasar tan rápido, é unha zona de vinte quilómetros por hora”, comenta.

A modo de ejemplo, remarca que esta zona de pacificación de la circulación, que tiene por objetivo unir los barrios, es un modelo a gran escala, debido a la infinidad de automóviles que transitan por esta vía, del aplicado en Montero Ríos.

DUDAS. A tenor de la coyuntura actual, los viandantes se han quejado a través de las redes sociales de las dificultades que se generan. Así, aseguran no tener claro el funcionamiento de las luces en el suelo, por el lugar central que ocupan dentro del espacio y porque no se ven durante el día. Asimismo, la principal problemática se genera cuando algún coche pasa con el semáforo en naranja o incluso en los últimos segundos de luz verde, ya que se encuentra en el interior de la plataforma cuando los peatones ya pueden cruzar.

De este modo, la velocidad elevada de algunos supone un enorme peligro para los primeros caminantes que toman la plazoleta. A mayores, en el caso de girar la marcha hacia Home Santo, se encuentran de frente con la gente esperando.

En definitiva, por el momento, el diseño estético está resultando un caos funcional, un desconcierto que lleva a los peatones a solicitar un manual de instrucciones para entender el nudo de la avenida de Lugo y Concheiros.

01 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.