Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 enero 2021
15:07
h

Operación Imperial: destapada una trama de prostitución en Santiago

Los detenidos ofrecían falso empleo como masajistas a través de internet con el objetivo de captar a mujeres extranjeras // Ejercían en el centro de la ciudad

Bajo la petición de “se requiere masajista”, un matrimonio extranjero pero establecido en Compostela se dedicaba a captar a mujeres para ejercer forzosamente la prostitución. Es la síntesis de cómo funcionaba en la ciudad la trama ahora desarticulada en la operación bautizada como Imperial, y que se salda con dos detenidos hasta el momento. El perfil de las víctimas es el de mujeres extranjeras, mayoritariamente procedentes de países de Sudamérica, como Perú y Colombia, y con necesidades económico-laborales.

Tras ser captadas a través de esas falsas ofertas de empleo vía internet, eran obligadas a ejercer la prostitución en un piso céntrico de la ciudad. Los presuntos cabecillas son una mujer de nacionalidad peruana y un hombre, ambos detenidos. Este último ha ingresado ya en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago. Una vez captadas las víctimas, al tener carencias económicas, los supuestos culpables aprovechaban para traerlas de forma irregular hasta Compostela.

Tal y como han relatado los agentes de la Policía Nacional, las mujeres incluso eran obligadas a consumir drogas con los clientes. De hecho, si se negaban, eran penalizadas por ello. Asimismo, eran los jefes de la trama los que retenían todas las ganancias obtenidas de los servicios demandados por los clientes. Estos eran realizados en su totalidad en el mismo inmueble, propiedad de las dos personas que han sido detenidas.

Ahora, los encausados tendrán que esperar a la celebración del juicio que determinará los cargos y las penas que deberán afrontar. De momento, están acusados de dos delitos: uno de prostitución y agresión sexual, y otro de infracción a la Ley de Extranjería. La investigación se llevó a cabo durante los últimos meses del año 2020, precisamente una época en la que afloraron más pisos dedicados a esta actividad en Compostela, debido a la pandemia. Un hecho que reveló la periodista Ángela Precedo en este periódico.

La intervención policial fue realizada por agentes del Grupo Operativo de Extranjeros de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría compostelana. Este mismo departamento detuvo en 2010 a cuatro personas acusadas también de prostitución y agresión sexual, que habían montado un negocio en la calle Santiago de Chile. Y, recientemente, en 2019, un empresario de la ciudad se vio implicado en una red de tráfico de seres humanos que terminó con la liberación de algunas jóvenes en varias ciudades, entre ellas Santiago. En esa misma operación hubo otros cuatro detenidos.

La reciente Operación Imperial se enmarca en un protocolo especial de vigilancia que se ha puesto en marcha con motivo del recién inaugurado Xacobeo, y que se extenderá hasta que finalice. Así, se han reforzado los mecanismos para controlar y para desarticular redes o grupos organizados que pretendan realizar actividades ilegales en la ciudad.

Alternativa a los clubs: el negocio del sexo en pisos se concentra en Castiñeiriño y el Ensanche
Datos obtenidos del trabajo realizado por EL CORREO GALLEGO en septiembre de 2020

Santiago. El negocio del sexo en clubs ha dado paso progresivamente a la actividad en pisos concentrados en zonas concretas de la ciudad. Así se desprende del trabajo realizado por Ángela Precedo para EL CORREO GALLEGO en septiembre de 2020. El Castiñeiriño y las calles próximas a la estación de tren, como República Argentina o La Rosa, son las que reúnen la mayor cantidad de pisos dedicados a la prostitución. Las necesidades ocasionadas por la pandemia, y las restricciones, han provocado que haya más mujeres obligadas a ejercer la prostitución en pisos.

De hecho, algunas de las mujeres que ejercían en locales dedicados a la prostitución, tuvieron que poner anuncios ofreciendo sus servicios en sus propias viviendas. Los clubs de alterne forman parte del grupo de establecimientos de ocio nocturno, por lo que deben permanecer cerrados. Por lo que, según fuentes policiales locales, se ha producido en los últimos tiempos “un trasvase de clubs de alterne a pisos en el interior de Santiago”.

Una de las mujeres con las que tuvo la oportunidad de hablar Ángela Precedo fue Leslie –nombre ficticio–. Relató su desagrado por tener que utilizar su vivienda particular pero afirmó que no “queda otra”. Ella, de origen cubano, entró en contacto con la prostitución en el local en el que trabajaba como camarera. “Mi intención no era dedicarme a esta profesión, yo comencé trabajando como camarera en un local nocturno, pero cuando las circunstancias lo requirieron me vi obligada a aceptar lo que me ofrecían, porque era eso o perder mi trabajo y mi única fuente de ingresos”, explicó. Otra de las mujeres consultadas evidenció el riesgo de contagio de COVID al que se ven sometidas, así como la disminución de ingresos provocada por la pandemia.

Además, según los datos obtenidos en dicha investigación, son varias las páginas que ofrecen servicios encubiertos como masajes tal y como ocurría en la trama destapada por la Operación Imperial. Un nicho en el que, además de mujeres extranjeras, también hay chicas procedentes de Galicia.

14 ene 2021 / 01:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito