Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 23 octubre 2020
09:47
h
ENTREVISTA
Luisa López Gutiérrez. Periodista y escritora

“Recibimos a Miguel con la mayor dignidad que tuvimos porque no se merecía menos”

Hoy es el Día Internacional del Duelo Perinatal, una fecha que Luisa y su familia tienen grabada en su mente y en su corazón para siempre. Su primer hijo, Miguel, falleció con 8 meses de gestación. Por eso hoy ve la luz ‘Mi bebé estrella’ (Hércules de Ediciones), en el que ha querido hacer una reflexión desde su propia experiencia sobre la superación personal y el poder transformador del duelo para dar voz a las familias que han pasado por lo mismo.

Luisa, creo que has sido muy valiente escribiendo este libro. No sé de dónde has sacado fuerzas.

Ha sido parte del proceso natural del duelo, escribir ha sido revelador desde que murió nuestro niño. Cuando Hércules de Ediciones nos hizo el regalo de publicar la historia de nuestro bebé nos pareció una ocasión fantástica para compartir nuestra experiencia, dar voz a la muerte perinatal y compartir con las familias que pasan por algo así, que además es bastante habitual. En España uno de cada cuatro partos termina con un final infeliz.

¿Cómo vivís este tiempo de duelo tú y tu familia?

Muy resguardados en nuestro propio proceso, que se muera tu bebé es algo tan dramático que necesitas tiempo para asimilarlo e integrar el dolor de la pérdida en tu vida. En un duelo no hay que tener prisa, el tiempo es necesario para poder enfrentarte de nuevo a la vida normal, que, por otra parte, nunca volverá a ser la misma...

‘Mi bebé estrella’ habla de superación personal en tiempos de duelo. ¿Cómo te transformaste, siendo víctima, en alguien que puede ayudar a otras personas que hayan pasado por lo mismo?

Creo que el acompañar a otras mujeres que han pasado por lo mismo ha sido parte de mi terapia. Soy una persona a la que no le gusta ver la vida y los problemas pasar y me gusta remangarme y ayudar en todo lo que pueda... Creo que, en parte, cuando acompaño a otras mamás en duelo en sus primeros momentos, me evado y olvido que yo pasé por lo mismo. Escribir me daba distancia con mi propio proceso y esa fue la clave de que pudiera volver a respirar.

Leyendo sobre la muerte perinatal, vi que los expertos coinciden en que es aconsejable ver al bebé y estar con él un rato, incluso hacerse una fotografía de familia. En vuestro caso, qué decisión adoptasteis, si se puede saber.

Tuve la suerte de tener a mi lado a unas maravillosas matronas que me ayudaron en esos primeros momentos en los que tienes que decidir muchas cosas. Desde que nos pasó lo de Miguelito, admiro mucho su trabajo... Es importante escuchar y dejarte aconsejar. Nosotros recibimos a Miguel con la mayor dignidad que tuvimos porque no se merecía menos. Lo recibimos, lo acunamos y nos hicimos unas fotografías con él que son el mejor recuerdo de nuestro primer hijo. De hecho, la portada del libro que hizo la ilustradora coruñesa Lucía Corral está basada en la foto de nuestro hijo, ella lo ha dibujado ya varias veces. Nos dejamos llevar por el personal sanitario y fue lo mejor que pudimos hacer. Tuvimos mucha suerte.

¿Qué espacio ocupa en vuestra familia Miguel?

Miguel es nuestro primer hijo y ocupa un papel primordial en nuestra vida, como cualquier hijo cambia tu vida y tus valores y él ha sido una revolución en nuestra familia. Nos ha asentado más a las cosas que de verdad importan.

Y ahora con Inés, la hermanita de Miguel, ¿cómo es la vida? ¿Contradictoria? Porque no es cierto eso de que un hijo sustituye a otro, ¿verdad?

No voy a negar que los primeros días me sentí rara, estaba inmensamente feliz con Inés en mis brazos, pero me acordaba tanto de mi bebé Miguel que sentí mucha contradicción. Con la llegada de Inés entendí eso que siempre me ha dicho mi madre de que se quiere a todos los hijos por igual.

Dices en tu blog: “Nuestra hija se parece tanto a su hermano que a veces mirarla duele. Pero Inés como bebé arcoíris que es también es un recuerdo perenne de lo que pudimos ser y lo que somos ahora”. ¿Qué significa eso de bebé arcoíris?

Se llaman bebés arcoíris a los niños que llegan a la vida de una familia después de una pérdida porque llenan de luz y de amor el vacío que dejó el hijo fallecido.

Y este segundo embarazo coincidió con el confinamiento. No puedo imaginarme cómo te sentiste.

Fue muy complicado, porque no podíamos evitar ir con miedo a las ecografías, tenía la sensación de que me podrían dar una mala noticia y, además, mi marido –Miguel– no podía entrar conmigo. Él se quedaba en el parking del hospital pendiente del móvil esperando a que le mandase un mensaje de que estaba todo bien para él transmitírselo a nuestras familias, que estaban en casa con el corazón en un puño. Creo que en parte perdimos todos la inocencia en este segundo embarazo.

Galicia ahora ya dispone de su ‘Guía de atención en el proceso de muerte y duelo gestacional y perinatal’, gracias a la ourensana Beatriz Rodríguez, que pasó por lo mismo que tú hace tres años y que dice: “El fallecimiento de mi hija no ha sido en vano”.

Beatriz ha propiciado que se hable en la esfera pública de nuestros bebés, su iniciativa ha cambiado las cosas y ha puesto sobre la mesa la muerte perinatal que estaba en el fondo de los cajones... creo que ha sido muy valiente y le estoy muy agradecida.

Hay un aspecto que me parece importantísimo. Se habla del sufrimiento de las madres, pero los padres también sufren, y mucho. ¿A veces son los grandes olvidados?

La pareja es la gran olvidada y su papel es difícil... yo pasé físicamente todo el proceso, pero mi marido tenía que imaginarse lo que yo necesitaba en cada momento. Él es un papá que ha perdido también a su bebé y a veces nos olvidamos de que ellos también están atravesando una gran pérdida. De hecho, Miguel ha escrito un capítulo de Mi bebé estrella con un cuento. Me parecía muy importante que él también participase en este proyecto.

Vertiente solidaria

Es un canto a la vida, narrado a través de los ojos de Luisa. Este libro proporciona un halo de esperanza, pero también alude al poder transformador del duelo. La autora combina su historia personal con consejos sobre esa maternidad tan peculiar que le ha tocado vivir, y que sin duda ayudarán a otras madres en la misma situación, abordando cuestiones como el protocolo en la muerte perinatal, el papel de la pareja, el apoyo psicológico, cómo afrontar la nueva vida, etc.

Hoy, a las 19.00 horas. La presentación tendrá lugar en la FNAC A Coruña, a las 19.00 horas. La autora estará acompañada de Álex Ávila, pediatra en la Unidad de Neonatología del Chuac, que ha prologado el libro, y José Luis Fernández Trisac, pediatra y coordinador de la Unidad de Neonatología del Chuac.

La publicación tiene una vertiente solidaria, ya que los beneficios de la autora se destinarán al programa Viaje hacia la Vida, de la oenegé Tierra de Hombres.

15 oct 2020 / 09:08
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.