CULTURA

Superheroínas y superhéroes de la lectura en Santiago

Tercer coloquio sobre los libros finalistas del premio Novela Europea

Esun galardón convocado por la asociación cultural Casino de Santiago

Arriba, de izquierda a derecha: Lourdes Díaz, María Escáriz, Mercedes Mosteiro, Milvia Varela, Marían Rey, Mónica Varela y Suso. F. Sulleiro. Abajo: Loli Vicente, Maribel Martín, Delia Cores y Marga Vidal.

Arriba, de izquierda a derecha: Lourdes Díaz, María Escáriz, Mercedes Mosteiro, Milvia Varela, Marían Rey, Mónica Varela y Suso. F. Sulleiro. Abajo: Loli Vicente, Maribel Martín, Delia Cores y Marga Vidal. / Jesús Prieto

El premio Novela Europea tiene mil caras. No es un premio cualquiera. Convocado por la asociación cultural Casino de Santiago, con apoyo de la Consellería de Cultura, incluye coloquios sobre las obras finalistas de su XVII edición, como el protagonizado ayer en Compostela.El salón del ámbito cultural de El Corte Inglés reunió a unas cuarenta personas para debatir sobre un libro concreto: Empezamos por el final, de Chris Whitaker (editado por Salamandra). Moderó Marga Vidal, del Club da Libreta, proyecto de animación a la lectura creado en el IES Antonio Fraguas.

Empezamos por el final es un libro que tiene alma de thriller. Es una novela ambientada en Estados Unidos, en una zona costera de California y en Montana. Cuando lo empecé me sorprendió que se trate de un libro de un autor londinense... Es un relato de iniciación porque está protagonizado por una niña de unos 13 o 14 años que ejerce casi como madre de su hermano pequeño, al que tiene que cuidar; hay una serie de crímenes y de situaciones violentas que se van resolviendo al final... Es un libro recomendable para todo el mundo, de lectura ágil, entretenida, con un montón de misterios que se van resolviendo”, señala Vidal en charla con EL CORREO poco antes de moderar ese coloquio de superheroínas y superhéroes de la lectura en la capital gallega.

El XVII premio Novela Europea, certamen que promueve la asociación cultural Casino de Santiago, lleva meses con su campaña de promoción de la lectura de las obras finalistas con el apoyo de comercios compostelanos, centros socioculturales del Concello de Santiago y bibliotecas como la Ánxel Casal. El resto de obras aspirantes más allá de la citada novela de Whitaker, son: La ciudad de los vivos, de Nicola Lagioio (editada por Random House); La postal, de Anne Berest (Ed. Lumen); Obra maestra, de Juan Tallón (Ed. Anagrama), y Os seres queridos, de Berta Dávila (Ed. Xerais). Tanto Dávila como Tallón son colaboradores de Prensa Ibérica, grupo al que pertenece este medio.

Cada uno de esos libros hila un coloquio, idea que ayer encaró su tercera entrega. Se cuenta con el aliento del club de lectura Onas das Letras, del citado Club da Libreta y de otros de la librería San Pablo, a quienes se unen los de centros socioculturales municipales.

La decisión final de este galardón de voto colaborativo tendrá lugar en día revelar de la presente primavera.

“Estos debates ayudan a fomentar la lectura porque se crea un hábito de compartir”, asegura Milvia Varela, que colabora con la asociación organizadora, como lo hace Suso. F. Sulleiro, que añade: “Creo que hay un repunte en Santiago de los clubes de lectura y de sus actividades. Después de tanto hablar de la desaparición de la novela y de la muerte del libro físico, resulta que era mentira”, apunta con humor Sulleiro.

El libro digital ha crecido un 9% en España, según datos de ayer del Informe Anual del Libro Digital realizado por Libranda, principal distribuidora en lengua española. Sin embargo, quienes leen prefieren las librerías como el principal canal de acceso al libro (el 35,2 % de las ventas), seguidas por las cadenas de librerías (18,7 %), según las cifras más recientes de la Federación de Gremios de Editores.

Elvira Almuiña permite la conexión con Alemania

Elvira Almuiña, profesora de Español para extranjeros en Landshut, ciudad alemana a orillas del río Sar, alarga el eco del certamen literario compostelano al ser parte del jurado y facilitar que una librería germana promocione allí las obras finalistas traducidas. “En Alemania hoy día hay menos librerías independientes que en España... Hace años diría que allí se leía más pero la distancia se ha recortado después de la pandemia”, aclara.

El 11 de abril (18 h.), nueva aventura de este club de superheroínas y superhéroes, en el centro sociocultural Maruxa y Coralia, en un coloquio sobre La Postal, libro de Anne Berest.