Consejos para viajar barato por y desde Galicia: vacaciones sin arruinarse

Un destino lleno de atractivos y con un coste asequible siguiendo unas cuantas pautas

Vacaciones sin despilfarrar

Vacaciones sin despilfarrar / PEXELS

R. S.

En 2023, Galicia es ya uno de los destinos preferidos de los españoles para sus viajes turísticos. La comunidad registra cada año más y más visitantes, sobre todo tras las restricciones de una pandemia mundial que puso todavía más en valor el turismo nacional.

La forma turística es casi incomparable: hay preciosas playas y un montón de espacios naturales que vale la pena visitar, y no hablemos de la gastronomía gallega. Además, es un destino de esos que no asusta al bolsillo, especialmente aplicando algunos pequeños trucos.

Con motivo de la cercanía de la temporada estival, aquí van algunos trucos para viajar barato por Galicia y que también puedes aplicar si viajas desde ella.

Mochila y tienda

Abrir la mente a nuevas formas de viajar puede ser la clave para conocer más puntos de Galicia con el menor gasto. Y una de las opciones que tienes para descubrir la comunidad es tirar de su amplia red de campings.

¿Piensas que no va ser cómodo? Eso es porque no lo has probado. Existen campings de características muy diferentes que se adaptan a las necesidades de cada viajero.

Comida casera y establecimientos tradicionales

Restaurante O Dezaseis. Pulpo con cachelos

Restaurante O Dezaseis. Pulpo con cachelos

No solo ahorrarás, sino que conocerás una cara más de las muchas que esconde Galicia. Desde luego que existen locales de moda y una buena lista de restaurantes con estrella Michelin.

Pero si optas por tascas tradicionales y restaurantes caseros, disfrutarás la gastronomía más típica gallega al mejor precio, además de interactuar con los vecinos de cada lugar y formar parte de su tradición.

Comercio local

Y lo mismo que se aplica a la hostelería puede aplicarse a la hora de comprar recuerdos, regalos o cualquier artículo que necesites durante tu viaje.

El primer impulso es recurrir a grandes superficies, pero muchas veces perderse entre las tiendas del comercio local oculta sorpresas para el bolsillo y para los sentidos. Así que quien busque reducir gastos en su viaje por Galicia no puede desatender el comercio local.

Galicia y sus planes gratis y low cost

Museos con entrada gratuita, templos de entrada libre, salas de conciertos con actuaciones a bajos precios... Galicia ofrece un buen repertorio de planes gratuitos o low cost que a veces pueden pasar inadvertidos pero que esconden la clave para disfrutar de un viaje por la comunidad sin tener que rascarse demasiado el bolsillo.

Aplicar esta recomendación si se viaja desde Galicia a cualquier otro punto también permitirá ahorrar en las vacaciones.

Antelación

Consejo habitual, pero imprescindible y aplicable tanto para viajar en Galicia como desde Galicia: reservar con antelación. Consejo habitual pero imprescindible y aplicable en cualquier destino: reservar con antelación.

Estas ofertas se vuelven una buena oportunidad de viajar más barato para aquellos que no tiene una preferencia clara del destino de vacaciones, pero “reservar con antelación es la garantía para encontrar lo que se quiere al mejor precio”.

Traza bien la ruta y disponte a gastar zapatillas

La geografía gallega tiene unas peculiaridades bien concretar que afectan a las comunicaciones internas. Así que, si tienes pensada una ruta por diferentes localidades, es importante que traces detalladamente el recorrido y no dejarlo en manos de la improvisación.

No está por demás, dependiendo de cuántos formen el grupo, valorar la opción de alquilar un coche con el que ganar en autonomía y, repartiendo los gastos, también viajar de manera más económica.

Galicia es también un destino para gastar zapatilla. Caminar es una de las mejores maneras de conocer cada uno de los destinos. Además, ahorrarás. No dudes en sumarte a las visitas gratuitas que pueda haber en cada una de las ciudades o villas que visitas.

Una maleta con algunos “por si acaso”

Una pasajera en el aeropuerto junto a sus maletas.

Una pasajera en el aeropuerto junto a sus maletas. / JUAN CARLOS CASTRO

No, en Galicia no siempre llueve. En pleno verano puedes encontrarte hasta máximas que superen los 40 grados y un cielo completamente despejado. Pero sí es cierto que las tormentas sorprenden frecuentemente y que las noches pueden refrescar.

Si no quieres tener que comprar ropa extra ante los imprevistos y alterar así tu presupuesto, incluye algunos “por si acaso” en tu equipaje: una chaqueta de reserva, calzado cerrado y nunca está por demás un pequeño paraguas.

Pero lo más importante es dejarse conquistar por los destinos mágicos que ofrece Galicia y que lucen mejor que nunca durante el verano.