OTORRINOLARINGOLOGÍA y ONCOLOGÍA

Cánceres de cabeza y cuello: conocer estos síntomas nos puede permitir llegar a tiempo

Cáncer de amígdalas, de boca, de garganta, de lengua, de labio, del paladar, nasofaríngeo, que es el más frecuente... son malignos y con una supervivencia a 5 años por debajo del 40%

Cada año se diagnostican en España 10.000 nuevos casos de algún tipo de cáncer de cabeza y cuello, lo que supone alrededor de un 5% del total de los tumores.

Pero una de las particularidades de estos tipos de cáncer es el gran impacto que tienen, ya que afectan a la parte más visible del cuerpo, con lo que esto supone para la calidad de vida del paciente. 

Y aemás, los datos de desarrollo de la enfermedad son más que preocupantes:

  • La supervivencia global de los cánceres de cabeza y cuello es inferior al 40% a los 5 años
  • Tienen una probabilidad del 50-60% de recurrencias locales a los 2 años
  • Y un 20-30% de metástasis a distancia a los 2 años.

Estos porcentajes motivan que las sociedades científicas pidan un abordaje multidisciplinar para "avanzar en el conocimiento y tratamiento de este tipo de tumores". 

Como explica el doctor Alex Sistiaga, presidente de la comisión de Oncología y Cirugía de Cabeza y Cuello de la SEORL-CCC

  • "El diagnóstico, tratamiento y seguimiento deben ser realizados por un equipo en el que tengan cabida las especialidades de:
  • Otorrinolaringología
  • Oncología médica
  • Oncología radioterápica
  • Radiodiagnóstico
  • Medicina nuclear
  • Anatomía patológica
  • Nutrición
  • Oncopsicología
  • Cuidados paliativos
  • Rehabilitación, etc".

Dentro de estos cánceres de cabeza y cuello se incluyen:

  • Cáncer de amígdalas
  • De boca
  • De garganta
  • De lengua
  • De labio
  • Del paladar
  • El nasofaríngeo.

Este último, el nasofaringeo, es, según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), es el cáncer de cabeza y cuello que tiene mayor incidencia en España: ¡Aproximadamente un caso por cada 100.000 habitantes al año!

Si una afonía, un dolor de garganta duran más de tres semanas hay que acudir a un especialista.

Si una afonía, un dolor de garganta duran más de tres semanas hay que acudir a un especialista. / @stefamerpik FREEPIK

Importancia de conocer los síntomas y signos de alerta

Los expertos en otorrinolaringología ofrecen un dato preocupante:

  • En más de un 60% de los pacientes, el cáncer de cabeza y cuello se diagnostica en estadios avanzados.

Y como en cualquier otro tipo de tumor y muchas otras patologías, cuanto más tarde se detecte más difícil es el tratamiento y más se reducen las probabilidades de recuperación

Por este es el motivo la SEORL-CCC insiste en la importancia de conocer los síntomas o signos de alarma de un cáncer de cabeza y cuello para consultar lo antes posible sobre ello y poder:

  1. Dar con el origen
  2. Instaurar un tratamiento a tiempo
  3. Ofrecer al paciente opciones de reconstrucción facial.

Tal y como comenta el doctor Eduardo Ferrandis, jefe clínico del servicio de Otorrinolaringología del Instituto Valenciano de Oncología y vocal de la comisión de Oncología y Cirugía de Cabeza y Cuello de la SEORL-CCC:

  • "Cualquiera de estos síntomas que persista durante más de tres semanas hace recomendable acudir al otorrinolaringólogo, cirujano de cabeza y cuello, o al dentista, porque pueden ser signos de la presencia de un tumor."

Claro que estos síntomas también los pueden causar otras afecciones menos graves, por lo que no hay que alarmarse, pero sí que es importante consultar con el especialista lo antes posible.

Regiones de la cabeza y el cuello en un gráfico

Regiones de la cabeza y el cuello en un gráfico de Terese Winslow LLC / Fuente: Terese Winslow

Síntomas por zonas y tipos de cáncer

Para tener más datos y poder ayudar a una detección lo más precoz posible, concretamos aun más los síntomas por zonas o tipos de cáncer, tal y como hace el Instituto Nacional del Cáncer:

Cavidad oral

  • Una mancha blanca o roja en la encía, la lengua o la mucosa de la boca
  • Un bulto o inflamación en el maxilar que hace que una prótesis dental no esté bien ajustada o se sienta incómoda
  • Sangrado o dolor poco común en la boca.

Garganta (faringe)

  • Dolor al tragar
  • Dolor en el cuello o la garganta que no desaparece
  • Dolor o zumbido en los oídos
  • Dificultad para oír.

Laringe (órgano fonador)

  • Dificultad para respirar o hablar
  • Dolor al tragar
  • Dolor de oído.

Senos paranasales y cavidad nasal

  • Congestión de los senos paranasales que no se despeja
  • Infección crónica de los senos paranasales (sinusitis) que no reacciona al tratamiento con antibióticos
  • Sangrado por la nariz
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Inflamación u otro problema de ojos
  • Dolor en los dientes superiores
  • Problemas con las prótesis dentales.

Glándulas salivales

  • Hinchazón debajo del mentón o alrededor del maxilar
  • Adormecimiento o parálisis de los músculos en la cara
  • Dolor en la cara, el mentón o el cuello que no desaparece.

Estos cánceres son hasta dos veces más frecuentes en hombres que en mujeres, y también son más habituales en personas mayores de 50 años. 

La cirugía reconstructiva es esencial en los cánceres de cuello y cabeza.

La cirugía reconstructiva es esencial en los cánceres de cuello y cabeza.

Cirugía reconstructiva

Los expertos en otorrinolaringología señalan entre las principales secuelas físicas que sufren los pacientes que han padecido un cáncer de cuello o cabeza, las siguientes: 

  • Boca seca.
  • Disfonía o ronquera.
  • Problemas sensitivos.
  • Molestias en la cavidad oral. 
  • Atrofia de la musculatura del cuello

Además, los pacientes afirman que la enfermedad impacta en su día a día, sobre todo en aquellas personas que han necesitado de tratamiento quirúrgico y presentan complicaciones derivadas del mismo. 

Por eso, “para los otorrinos y cirujanos de cabeza y cuello tiene una especial relevancia el conocimiento de todos los tratamientos y su secuencia, bien sean quirúrgicos no. Y dando especial importancia destacada a la cirugía reconstructiva. El objetivo de la reconstrucción es disminuir las secuelas estéticas y funcionales relacionadas con las resecciones oncológicas “, finaliza este especialista.